Volvieron los allanamientos a la sede del club Independiente de Avellaneda. (Télam)
Volvieron los allanamientos a la sede del club Independiente de Avellaneda. (Télam)

El juez federal de Quilmes, Luis Armella, secuestró ayer documentación y los comprobantes de pago de cheques millonarios que involucran a los dirigentes de Camioneros, Hugo y Pablo Moyano, en una trama de lavado de dinero en el club Independiente.

Tras una serie de allanamientos en la entidad deportiva de Avellaneda, Luis Armella halló registros en los que constan más de 50 cheques firmados por el sindicato. El supuesto fin de estos pagos, que oscilan entre los 500 mil y 1 millón de pesos, era financiar viajes de corta y mediana distancia de la barra brava de Independiente.

Además, se encontró un contrato firmado por Hugo Moyano y la empresa Loma Negra, que consistía en el pago de 3 millones de pesos en hormigón por parte de esta última a cambio de un palco en la cancha de Independiente.

Según la investigación, hasta ahora el juzgado no encontró que esta abultada suma se ajuste al precio de los palcos. De hecho, el valor de la grada de la que es propietaria la esposa de Moyano cuesta 400 mil pesos, informó hoy el diario Clarín.

El juez busca verificar la hipótesis del barra brava Pablo "Bebote" Álvarez, quien acusó a los dirigentes de Camioneros de que este tipo de pagos se obtenían a partir de extorsiones. Fue a raíz de sus dichos que se inició la investigación judicial de Armella.

Otro dato que detectó el magistrado fue la transferencia de fondos del club a Aconra Construcciones. La firma es presidida por Valeria Salerno (hija de Liliana Zulet, cónyuge de Moyano), que tuvo a su cargo la obra del centro médico del barrio de Caballito que solo abrió sus puertas el día de su inauguración.

Hugo Moyano está siendo investigado en una trama de lavado de dinero en el club Independiente, el cual preside. (Adrián Escandar)
Hugo Moyano está siendo investigado en una trama de lavado de dinero en el club Independiente, el cual preside. (Adrián Escandar)

En el caso de Independiente, el club pagó a la constructora de Salerno una gran cantidad de facturas por un monto superior a los 5 millones de pesos.

Pero Aconra también recibió fondos desde Camioneros. La Unidad de Información Financiera (UIF) detectó que, en el último año, el sindicato giró a la firma unos $94,7 millones según extractos bancarios analizados. Esa suma representa el 75% de la empresa familiar.

Con respecto a los viajes financiados de la barra, Bebote Álvarez había contado ante la Justicia que él llevaba los cheques emitidos por el sindicato.

Hugo Moyano cuenta en la actualidad con siete causas judiciales, la principal acusación es el uso de fondos de los afiliados del gremio de Camioneros, de la obra social y del Club deportivo, a favor de las sociedades privadas de su familia. El expediente de Armella busca reconstruir la "confusa cuestión patrimonial" de este entramado.

La semana pasada, el juez Armella ordenó el secuestro de documentación que corroboraría la transferencia de fondos desde el club hacia la constructora, entre los que se incluye pagos como la edificación de piletas, partes del Instituto y "diferentes cuestiones edilicias por fuera del estadio".

Está también bajo investigación el mecanismo para la compra de jugadores para el club. La semana pasada, en un allanamiento a la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados, se secuestró información sobre el Fideicomiso Arístides, que realizó pagos a Aconra por 6,5 millones de pesos. Se sospecha que a partir de este fideicomiso se les pagaba a los jugadores.

Seguí leyendo: