Otros tiempos. Macri y Moyano juntos en un acto. (Foto de archivo)
Otros tiempos. Macri y Moyano juntos en un acto. (Foto de archivo)

Visiblemente enojado, con un tono de voz que no es habitual, el presidente Mauricio Macri le respondió este lunes a Hugo Mouano. El líder camionero había dicho en una entrevista que si terminaba preso por las investigaciones en su contra, quería una celda al lado de la del padre del jefe de Estado, Franco Macri.

El mandatario recogió el guante y en una entrevista con Jorge Lanata en radio Mitre contestó: "Él no tiene que ponerse nervioso y mucho menos meterse con una persona de 87 años que está en su casa, retirado".

A modo de ejemplo, el mandatario recordó cuando fue denunciado por los Panamá Papers. Dijo que en aquel entonces se presentó ante la Justicia con los "papeles" y el caso "se esclareció".

"Él dice que es un perseguido político", interpelaron al Presidente. Y contestó: "Eso es falso, lo que hay hoy en la Argentina es una Justicia que despierta a actuar con independencia, empieza a respetar la ley en la Argentina y por eso aparecen estos casos escandalosos de abusos".

En medio del avance de la Justicia contra diversos sindicalistas, hay una megadenuncia contra el secretario general de Camioneros por lavado de dinero y evasión.  También arrecian las denuncias vinculadas a los manejos del gremialista en Independiente, club del cual es Presidente. En el entorno del "Negro", consideran que detrás de estas causas se encuentra la mano del Poder Ejecutivo Nacional.

"Moyano tiene que presentarse ante la Justicia y no echarle la culpa al Gobierno ni a nadie. Él tiene que colaborar con esta Argentina que quiere ser más productiva", completó Macri al referirse a la situación procesal del sindicalista.