El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró este jueves por la tarde que las detenciones de Carlos Zannini y Luis D'Elía y el pedido de desafuero y detención de Cristina Kirchner es "un tema estrictamente judicial".

"Consideramos que es un tema estrictamente judicial que corresponde a la Justicia poder proseguir con el trámite normal de una investigación de este tipo", sostuvo el ministro coordinador.

En declaraciones a periodistas acreditados en la Casa Rosada, el funcionario nacional reconoció que "obviamente es una situación que reviste una particularidad por el tipo de denuncia, por las acusaciones que se han hecho".

"Es un tema que requiere de una investigación muy bien hecha y también un debido proceso de defensa para los acusados. Esperamos que se pueda desarrollar en la normalidad que requiere este tema institucional", añadió el referente del PRO.

Peña además dijo que "las autoridades del interbloque Cambiemos en el Senado han expresado que se desarrollará todo el trámite correspondiente con la prudencia y la institucionalidad necesaria, no pensando en términos partidarios, sino en términos institucionales".

En ese sentido, explicó que "no vamos a especular antes de hacer todo el proceso correspondiente en el Senado", y aclaró que "no es posible para el Gobierno definir si se trata el pedido de desafuero en el Senado", ya que eso lo tienen que resolver los legisladores.

Por último, Peña instó a "que no haya impunidad para nadie ni sensación de injusticia para nadie, que podamos curar esa desconfianza, cuando se siente que la justicia llega para uno y no para todos".

Hasta la palabra de Peña, el Gobierno había evitado pronunciarse respecto del pedido de desafuero y detención contra Cristina Kirchner. Tras las detenciones del ex secretario general de la Presidencia Carlos Zannini y del líder de Miles, Luis D'Elía, además del procesamiento de la actual senadora nacional, a primera hora de la mañana, el líder del PRO encabezó el acto de inauguración del "Paseo de la República", un espacio verde y abierto al público sobre un sector de la Residencia Presidencial.

"Esto tiene que ver simbólicamente con el cambio cultural que emprendimos hace dos años en Argentina, que tiene que ver con estar cerca de la gente, que se basa en la transparencia, en la verdad y en el trabajo en equipo", sostuvo el mandatario durante el acto.

Luego, Macri trasladó la reunión de coordinación de Gobierno a la Casa Rosada, ya que estaba previsto que se hiciera en Olivos, aunque no trascendieron los detalles de los temas que se abordaron en ese encuentro con la "mesa chica".

Algunas horas más tarde, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibió a autoridades parlamentarias para relevar los temas que incluirá el Poder Ejecutivo en el llamado a sesiones extraordinarias del Congreso.

Finalmente, el jefe de Estado encabezó una reunión de seguimiento de gestión con el canciller, Jorge Faurie; y cerró la actividad oficial con la entrega del Premio Científico del Año a Gabriel Rabinovich, en el Museo Casa Rosada.

LEA MÁS