Amado Boudou se presentó esta mañana en Comodoro Py donde reiteró su inocencia en la causa en la que fue imputado por la supuesta falsificación de documentos en la transferencia de un auto.

"Soy inocente. Nunca quise ocultar ni esconder", se defendió el ex presidente frente al Tribunal Oral Federal 1 de la Capital Federal, que dará a conocer el veredicto a las 15.

Amado Boudou junto a sus abogados (Adrián Escandar)
Amado Boudou junto a sus abogados (Adrián Escandar)

El ex funcionario, que había sido citado a las 9:30, llegó a Tribunales pasadas las 10, acompañado por sus abogados y el cantante de La Mancha de Rolando, Manuel Quieto.

Además de Boudou, son juzgados los gestores Andrés Alberto Soto y Rodolfo Basimiani; la titular del Registro Automotor 2 de la ciudad de Buenos Aires María Graciela Taboada de Piñero y la ex pareja del ex vicepresidente, Agustina Seguín, a quien el ex presidente también defendió esta mañana.

El Tribunal Oral Federal 1 de la Capital Federal dará a conocer el veredicto a las 15 (Adrián Escandar)
El Tribunal Oral Federal 1 de la Capital Federal dará a conocer el veredicto a las 15 (Adrián Escandar)

Para la fiscal Stella Maris Scandura, Boudou y el resto de los imputados entran en la figura de "falsedad ideológica", por lo cual pidió tres años de prisión en suspenso para todos ellos, aunque la decisión final la adoptarán los jueces en su veredicto.

Boudou está acusado de ese delito por la presunta adulteración de documentos en la transferencia, en 2003, de su auto marca Honda CRX, el cual compró en 1993 en Mar del Plata, antes de ser funcionario.

La fiscal Stella Maris Scandura pidió tres años de prisión para los acusados (Adrián Escandar)
La fiscal Stella Maris Scandura pidió tres años de prisión para los acusados (Adrián Escandar)

Para la Fiscalía, el también ex ministro de Economía falsificó el formulario 04, donde registró una dirección falsa, el 08 con las firmas originales y el 012, pues no anotó allí el cambio de motor que hizo entre 1994 y 1995.

Según la denuncia, Boudou buscaba ocultar el vehículo durante su proceso de divorcio de su primera y única esposa, Daniela Andriuolo, radicada hace varios años en Italia.