El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, entregó este jueves a Mauricio Macri una amplia partida de documentos desclasificados relacionados con los abusos en materia de derechos humanos en la Argentina durante la última dictadura militar, que había solicitado el jefe de Estado argentino. El material incluye unas 3.300 páginas de documentos de inteligencia y del Departamento de Estado de ese país, que completan una primera partida, de 1.081 fojas, que había sido dada a conocer en agosto del año pasado.

"A pedido del presidente Macri, el presidente Trump entregó una amplia partida de documentos desclasificados relacionados con los abusos en materia de derechos humanos en la Argentina durante la dictadura militar", informaron Macri y Trump en la declaración conjunta que divulgaron esta mañana.

La desclasificación de documentos fue anunciada por el entonces presidente Barack Obama, cuando en marzo de 2016 visitó el país. En agosto, finalmente, la canciller Susana Malcorra recibió una primera parte de los documentos, que ayer fueron publicados en su totalidad.

En un comunicado, el Departamento de Estado señaló que la publicación de los documentos es "otra demostración de la importancia que tienen para Estados Unidos sus relaciones bilaterales con Argentina".

"Esta publicación se realiza en dos tramos: el primero constituye una revisión de 813 documentos que contienen información retenida en forma total o parcial en relación con el Proyecto de Desclasificación Argentina llevado a cabo por el Departamento de Estado en 2002; mientras que el segundo tramo comprende 119 documentos seleccionados para su inclusión en los capítulos sobre Argentina y América Latina del tomo sobre América del Sur 1977-1980 de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos (Foreign Relations of the United States volume on South America, 1977–80), que será publicado este año con anotaciones de la Oficina del Historiador del Departamento de Estado", detalló la nota de prensa.

"El Departamento de Estado llevó a cabo una nueva revisión de documentos previamente denegados y redactados para determinar si existía información adicional que pudiera ser difundida. Con el correr del tiempo, y gracias a la coordinación y a la ayuda interinstitucional, el Departamento de Estado determinó que la mayoría de los documentos redactados podían darse a conocer en forma completa o abreviada", agregó.

La búsqueda de documentos está liderada por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional con el apoyo de la Casa Blanca, e involucra la participación de más de 14 departamentos y agencias.