La última marcha por el 24 de marzo en Plaza de Mayo (NA)
La última marcha por el 24 de marzo en Plaza de Mayo (NA)

La decisión del gobierno de cambiar el esquema de feriados, que entre otras modificaciones dispuso que serán movibles los del 24 de marzo por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de abril, Día de la Soberanía sobre las Islas Malvinas, provocó la reacción de diferentes sectores y mandatarios provinciales y municipales.

Los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Chubut, Mario Das Neves; y de Río Negro, Carlos Verna, criticaron la decisión de Mauricio Macri. Al respecto, el mandatario cordobés destacó que el 24 de marzo debería ser uno de los cuatro feriados inamovibles, junto al 25 de mayo, el 20 de junio, y el 9 de julio. "Estos cuatro feriados no pueden ser cambiados de fecha, son fundacionales en el país", señalo Schiaretti en declaraciones al diario La Voz.

Por su parte, Das Neves sostuvo que "respetará" las fechas de los feriados del 24 de marzo y 2 de abril próximos, y afirmó: "Hay que ser serios, porque no puede ser que corran fechas tan significativas que hacen a la historia de nuestro país, son heridas que no van a cerrar", expresó el mandatario en una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno provincial.

En la misma línea se manifestó Verna, quien ya firmó el Decreto 51/17 que declaró "día no laborable" al 24 de marzo y al 2 de abril.

Carlos Verna (Télam)
Carlos Verna (Télam)

LEA MÁS

También se sumaron al repudio los intendentes de distintas facciones del peronismo como el de Escobar, Ariel Sujarchuk; de San Martín, Gabriel Katopodis; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Bolivar, Eduardo Bucca; de San Antonio de Areco, Fracisco Durañona; de Peuhajó, Pablo Zurro; de Resistencia, Jorge Capitanich; de Ushuaia, Walter Vouto; y de Río Grande, Gustavo Melella.

Por su parte, desde la provincia de Buenos Aires gobernada por María Eugenia Vidal también surgieron algunas críticas, ya que el secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, consideró que el 24 de marzo y el 2 de abril "son dos fechas significativas y muy caras para la historia de los argentinos".

"El decreto del presidente Macri, que pasa estas fechas como móviles, nos parece y resulta rechazable, porque entendemos que le quita significación, minimiza, banaliza", agregó Cantón. El funcionario destacó que "todo lo que se refiera a cuestiones que son esenciales para los organismos (de DDHH) debe ser trabajado y consensuado con ellos previamente. Si ellos consideran que el feriado es inamovible, creo que se debería haber tenido en cuenta esa posición".

Santiago Cantón
Santiago Cantón

LEA MÁS

En esa línea habló el presidente del PJ bonaerense y ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, quien difundió un comunicado que dice que "el 24 de marzo es el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, ese día todos los argentinos recordamos la tragedia de la dictadura, recordamos a todas las víctimas de la violencia de Estado; no se puede decretar que sea un día más, que se pueda conmemorar en otra fecha".

También criticó la decisión de Macri la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien contó: "Cuando empezó a comentarse este tema, fuimos aseguradas por parte del Estado que esta fecha no iba a ser movible, pero parece que el Presidente, solapadamente, mandó este decreto de necesidad y urgencia, sin ninguna necesidad y ninguna urgencia y con el Congreso cerrado".

"Como todo esto provoca algunas situaciones irritativas en algunos sectores más que en otros, nos daría mucha preocupación que a nuestra marcha asistan personas que se irritan fuera de lugar y haya alguna acción que no nos gustaría en una fecha así, de dolor y de recogimiento, en el lugar sagrado que fue la Plaza de Mayo, y se enturbie todo", dijo Carlotto.

LEA MÁS