La planta medicinal peruana que combate las enfermedades respiratorias y ayuda a la digestión desde la época prehispánica

Además, el árbol de la quina, que forma parte del escudo nacional del Perú, es conocido a nivel mundial por su poderoso efecto contra una enfermedad epidémica como la malaria

Guardar

Nuevo

El árbol de la quina ganó fama mundial debido a sus propiedades medicinales, especialmente en su corteza, que ayudaron a salvar vidas durante epidemias como la malaria (Rumbos del Perú)
El árbol de la quina ganó fama mundial debido a sus propiedades medicinales, especialmente en su corteza, que ayudaron a salvar vidas durante epidemias como la malaria (Rumbos del Perú)

A mediados de 2021, el Gobierno Regional del Cusco anunció el repoblamiento del árbol de la quina en áreas naturales protegidas de la antigua capital incaica. El interés por esta planta medicinal peruana se debía a las diversas y extraordinarias propiedades curativas que posee.

La quina es conocida a nivel mundial por su poderoso efecto contra una enfermedad epidémica como la malaria, que se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado y cuyos síntomas pueden incluir fiebre, vómitos y/o dolor de cabeza.

Sin embargo, el árbol de la quina, que forma parte del escudo nacional del Perú, también combate las enfermedades respiratorias y ayuda a la digestión.

La corteza de quina

Cinchona calisaya es una especie de árbol originaria de América del Sur, presente en la selva lluviosa de la Amazonía peruana. Su corteza, conocida como quina, tiene extensas propiedades medicinales.

La corteza de la quina tiene propiedades antipiréticas, antipalúdicas y analgésicas (Mi Cosmética Casera)
La corteza de la quina tiene propiedades antipiréticas, antipalúdicas y analgésicas (Mi Cosmética Casera)

El árbol de la quina ganó fama mundial debido a sus propiedades farmacológicas y medicinales, especialmente en su corteza, que ayudaron a salvar vidas durante epidemias como la malaria, también conocida como paludismo.

El componente principal de la quina es la quinina, un alcaloide empleado durante siglos para tratar la malaria. La quinina interfiere en la capacidad del parásito del paludismo, Plasmodium, para descomponer y utilizar la hemoglobina humana, crucial para su supervivencia y reproducción. Como resultado, la quinina puede eliminar al parásito y aliviar los síntomas de la malaria.

La corteza de quina contiene varios alcaloides naturales, y en el caso de la quinina, esta posee las siguientes propiedades:

  • Antipiréticas: reduce la fiebre
  • Antipalúdicas: previene y combate la malaria o paludismo
  • Analgésicas: combate el dolor

Por ello, la corteza del árbol de quina, que se emplea en preparados medicinales bajo la forma de extractos líquidos, tintura y en polvo, se ha utilizado desde tiempos prehispánicos para tratar eficazmente diversas enfermedades.

La corteza de quina y las enfermedades respiratorias

La corteza del árbol de quina se emplea en preparados medicinales bajo la forma de extractos líquidos, tintura y en polvo (Andina: Agencia Peruana de Noticias)
La corteza del árbol de quina se emplea en preparados medicinales bajo la forma de extractos líquidos, tintura y en polvo (Andina: Agencia Peruana de Noticias)

La corteza de quina se emplea como expectorante y para ayudar a mejorar los problemas respiratorios.

La quinina tiene efectos astringentes y antiinflamatorios, debido a su alta concentración de taninos. Estos últimos son moléculas útiles para la salud humana que combaten las infecciones virales respiratorias.

Cabe señalar que los taninos también tienen propiedades antioxidantes, es decir, que protegen los tejidos del cuerpo ante la acción de los radicales libres, moléculas que cuando se acumulan en las células dañan otras moléculas y eso puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer.

Debido a su efecto expectorante, en 2020 un grupo de científicos bolivianos de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno presentaron un extracto de quinina como propuesta de tratamiento médico para reducir los efectos del covid-19, que, entre sus síntomas, provoca un aumento de la flema y mucosidad.

Las sustancias amargas de la quina estimulan todas las glándulas digestivas para liberar más jugos, mejorando así la digestión (LinkedIn)
Las sustancias amargas de la quina estimulan todas las glándulas digestivas para liberar más jugos, mejorando así la digestión (LinkedIn)

Por lo tanto, el consumo de corteza de quina puede ser de gran utilidad a lo largo del año, pero especialmente durante la temporada de frío porque ayuda a combatir enfermedades respiratorias como resfriados, gripes y alergias en otoño e invierno.

La corteza de quina y la digestión

La corteza de quina favorece la digestión. Esto se debe a que las sustancias amargas estimulan todas las glándulas digestivas para liberar más jugos, mejorando así la digestión. Como resultado, los alimentos se digieren más rápidamente y los intestinos se alivian.

Además, esta planta medicinal estimula y favorece la recuperación del apetito porque actúa como tónico digestivo natural con excelentes resultados en personas inapetentes, tanto si se trata de niños como de adultos.

Por último, la corteza de quina es antiespasmódica. Antiguamente, se bebía en infusión para aliviar los cólicos gastrointestinales, ya que relaja los músculos evitando así los calambres en el estómago.

Guardar

Nuevo