De vender en un triciclo a dueño de una de las empresas de transporte de carga más grandes del Perú: la historia de Shalom

¿Pueden los sueños hacerse realidad? La respuesta es un rotundo sí y prueba de ello es la historia de esta gran empresa que logró llegar a la cima del éxito a pesar de sus humildes orígenes

Guardar

Nuevo

Conoce la historia de éxito de esta empresa de transporte de carga. (Facebook Shalom / Macronorte.pe)
Conoce la historia de éxito de esta empresa de transporte de carga. (Facebook Shalom / Macronorte.pe)

Emprender siempre es un camino complicado que requiere, en primer lugar, un sueño por el cual trabajar, pero también una visión, temple y dejar de lado el miedo al fracaso. En Perú sobran historias sobre compatriotas que cumplieron cada uno de estos requisitos, añadiendo a lo ya mencionado una dosis de esfuerzo y trabajo duro.

Para muestra solo vale mencionar a diversos negocios que alcanzaron el éxito pese a sus humildes orígenes, como es el caso de Shalom, que hoy se posiciona en el mercado como una de las empresas de envíos más importantes y reconocidas, pero que no siempre fue una promesa de éxito seguro.

Una historia de éxito

Cuando se habla de negocios relacionados al sector transporte, es fácil pensar que las personas detrás de estos conocieron desde siempre dicho rubro, sin embargo, nada más lejos de la realidad. Luciano Mamani, el fundador de esta empresa, solía dedicarse en sus inicios a vender café en las calles de Huancayo, lugar que recorría con su triciclo sin imaginar lo que el futuro le deparaba. Por su parte, Carmen Maldonado se desempeñaba como profesora.

Eventualmente, ambos se conocieron y se casaron, formando una familia que empezó a soñar muy pronto con un futuro diferente. De ese modo empezaron con la venta de frutas y verduras usando como movilidad nuevamente un triciclo, recorriendo los mercados y buscando la forma de crecer económicamente.

Con eso en mente, la pareja de esposos adquirió con esfuerzo una combi, iniciándose en el rubro del transporte de pasajeros. La ruta iniciaba en Huancayo y terminaba en Concepción, pero fue suficiente para que más adelante compraran dos unidades adicionales y continuaran sacando adelante el pequeño negocio.

Huancayo es una de las principales ciudades de la sierra central y fue también el lugar que vio nacer a los fundadores de Shalom. (Andina)
Huancayo es una de las principales ciudades de la sierra central y fue también el lugar que vio nacer a los fundadores de Shalom. (Andina)

Desafortunadamente, quiso el destino que un accidente de gran escala afectara una de las combis dejando un saldo de varios heridos, algunos bastante graves. Un duro revés para los emprendedores que se vieron envueltos en problemas legales y procesos que mermaron gran parte de sus ingresos.

Este hecho ocurrió en 1992 y un tiempo después la familia abandonó Huancayo con miras a empezar nuevamente en la capital. Para continuar generando ingresos, los esposos optaron por incursionar en el rubro de las ventas abriendo una pequeña bodega, pero siempre tuvieron en la mira volver a dedicarse al transporte pese a la dura situación que habían afrontado. Y así lo hicieron.

Nace Shalom

Con solo dos buses y un largo camino por recorrer, en 1997 la familia Mamani Maldonado funda Shalom Express, que eventualmente cambiaría de nombre a Shalom Bus. Sus principales servicios eran el transporte regular vía terrestre, a través del cual conectaban principalmente las ciudades del centro del país, pero también implementaron el traslado de encomiendas que iban en los buses de pasajeros.

Sin embargo, la mirada de los emprendedores se caracteriza por siempre ir un paso más allá y tener una intuición única para medir el mercado y sus necesidades. En tal sentido, los fundadores de la empresa notaron la alta demanda que había para el transporte de carga y cómo este era un nicho con gran potencial de cara al futuro, razón por la que se dedicaron a realizar las encomiendas independientemente del negocio de transporte de personas.

El tiempo les dio la razón y la demanda empezó a ser más alta, permitiendo que la empresa añadiera más camiones a su flota, llegando a ampliar sus rutas y expandiéndose hacia el norte y el sur del país en el 2006. Para ese año también fundaron Shalom empresarial, orientada a ofrecer únicamente transporte de carga por carretera y mensajería, un nuevo hito en su crecimiento.

Ya en 2017, tras consolidarse como una empresa de importancia y bajo el eslogan ‘Especialistas en envíos urgentes’, se inauguró un local en el distrito limeño de La Victoria. En 2020, ingresaron al mundo digital con el lanzamiento de su sitio web oficial, en el cual brindan información a los clientes mediante un asistente virtual, y se ofrecen diversos productos y servicios bajo el lema ‘Llevamos alegría, esperanza y bienestar a todo el Perú'.

Carmen Maldonado, una de las fundadoras de Shalom, siendo entrevistada por un medio digital. (Un tiempo de CaFe / Shalom - agencias)
Carmen Maldonado, una de las fundadoras de Shalom, siendo entrevistada por un medio digital. (Un tiempo de CaFe / Shalom - agencias)

La llegada de la pandemia por la COVID-19 también marcó un hito para esta empresa, que cerró sus oficinas en primera instancia, para luego retomar sus operaciones mediante servicios como el de ‘Camión completo’, que transportaban artículos de primera necesidad de hasta 4 toneladas, un servicio muy necesario en épocas donde casi todo el mundo estaba confinado.

Esta organización, al igual que muchas empresas del rubro, logró generar importantes ganancias durante la emergencia, ya que el transporte de carga se incrementó notablemente. Desafortunadamente, Luciano Mamani, el fundador del negocio, falleció a causa del coronavirus, dejando un importante legado cuando de esfuerzo y sueños se trata.

Hoy en día la compañía con Daniel Mamani Maldonado a la cabeza, hijo de los fundadores, forma parte de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (Capece), y según la página Infomercado, realiza más de 22 mil envíos diariamente. Además, pasó de ser un pequeño negocio con dos buses a tener más de 200 agencias a nivel nacional y más de 250 unidades de diversos tamaños, generando más de 1.200 puestos de trabajo a nivel nacional.

Empresa de carga Shalom (Web oficial)
Empresa de carga Shalom (Web oficial)

¿Qué le espera a esta empresa con más de 26 años en el mercado? Realmente nadie lo sabe, pero no hay sueño que sea demasiado grande cuando se trata de emprender, y una de las metas para la compañía es llegar a competir con gigantes como la empresa de logística internacional alemana DHL. Sin duda, esta historia evidencia de qué madera están hechos aquellos que se atreven, con fe y esfuerzo, a enfrentar el fracaso y salir adelante en medio de las adversidades. La historia de los Mamani Maldonado es un ejemplo de lo que los peruanos son capaces de hacer cuando quieren salir adelante, por eso no es casualidad que el logo de Shalom lleve los colores de la bandera nacional.

¿Qué servicios brinda Shalom?

El paso del tiempo le ha permitido a esta importante marca diversificarse y crecer, por esa razón en la actualidad cuentan con una variedad de servicios muy bien diferenciados.

  • Shalom Bus: La flota de la empresa cubre rutas desde Lima hasta Huancayo, Concepción, Tarapoto, Jauja, Piura, Chimbote y Chiclayo.
  • Shalom Personas: Ofrece la posibilidad de enviar paquetes a todo el Perú.
  • Shalom Empresas: Este servicio está diseñado para emprendedores, pequeñas y grandes empresas. Además, proporciona acceso a la plataforma digital Shalom Pro.
  • Shalom Aéreo: Es uno de los servicios más recientes, con tarifas que varían según el peso y tipo de envío. Cubre 11 destinos aéreos entre los que se incluyen Piura, Iquitos, Tarapoto, Cusco, Arequipa y Tacna.
  • Shalom Store: Aquí se ofrecen materiales y servicios de embalaje para cualquier tipo de envío.
Guardar

Nuevo