Congreso aprueba dictamen que en la práctica desaparece a los movimientos regionales

El pleno del Poder Legislativo decidió apoyar una nueva Ley de Organizaciones Políticas que además de excluir a los movimientos regionales, por colocar una valla muy alta de inscripción, también destruye las elecciones primarias y exonera las multas pendientes de partidos políticos infractores.

Guardar

Nuevo

Congreso de la República aprueba dictamen que anula movimientos regionales. (Composición Infobae)
Congreso de la República aprueba dictamen que anula movimientos regionales. (Composición Infobae)

El pleno del Congreso de la República aprobó hoy una nueva Ley de Organizaciones Políticas que, en la práctica, excluye de forma efectiva a los movimientos regionales de participar en la competencia electoral. La polémica legislación establece que para que los movimientos regionales puedan inscribirse en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) necesitarán presentar una relación de adherentes que no sea menor del 5%, es decir, más de 700 mil firmas aproximadamente.

Los críticos argumentan que este porcentaje representa un umbral demasiado alto que resultará en la desaparición efectiva de dichos movimientos. Según expertos políticos, esto podría concentrar el poder electoral en las manos de unos pocos partidos nacionales y cuestionar la equidad del sistema político del país.

La politóloga Paula Távara criticó las decisiones del Congreso, pues además de subir la valla para nuevos partidos y movimientos regionales, también han eliminado las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), y permite que los partidos políticos sigan eligiendo a sus candidatos presidenciales sin la participación ciudadana, es decir solo a través de militantes o sus delegados (’cúpulas de poder’).

Además, también han aprobado la eliminación de las multas pendientes que tienen los partidos políticos. “Se quieren quedar con todo y lo quieren para siempre. Autoritarismo “competitivo” se llama”, señaló Távara en sus redes sociales.

Reacciones de congresistas ante aprobación del pleno del Congreso a nueva Ley de Organizaciones Políticas. (Captura X)
Reacciones de congresistas ante aprobación del pleno del Congreso a nueva Ley de Organizaciones Políticas. (Captura X)

“La mayoría de congresistas prefieren que los partidos políticos respondan a cúpulas de poder y seguir con la vieja política”, manifestó la congresista Flor Pablo Medina, quien rechaza las contrarreformas aprobadas en el pleno de este jueves 14 de diciembre. Junto a ella, otras congresistas que han reaccionado ante las decisiones de un Congreso con tan solo 6% de aprobación nacional son Sigrid Bazán y Ruth Luque: “Nuevamente, Fuerza Popular, Perú Libre, Bloque magisterial, Alianza para el Progreso, Avanza País, Renovación Popular y Acción Popular son parte de este grave retroceso”.

Movimientos regionales han ganado las últimas elecciones

La dominación de movimientos regionales en las últimas elecciones de Perú constata un cambio político significativo frente a la presencia reducida de los partidos políticos nacionales en los ámbitos regionales, provinciales y distritales.

Fernando Tuesta, experto en cuestiones electorales, señaló, en entrevista con El Búho, que estos partidos no han conseguido abarcar las candidaturas en las 25 regiones, 196 provincias y aproximadamente 1636 distritos del país. Esta tendencia refleja una consolidación de fuerzas locales en detrimento de estructuras políticas nacionales.

Movimientos regionales serían anulados por el Congreso de la República. (El Peruano)
Movimientos regionales serían anulados por el Congreso de la República. (El Peruano)

En este contexto, Tuesta advierte la posibilidad de que diversas provincias y distritos, especialmente en zonas rurales y remotas, podrían quedarse sin candidaturas. La situación plantea un escenario en el que la falta de postulantes podría ser una realidad en numerosas localidades. El desafío radica en la incapacidad de las agrupaciones nacionales de postular candidatos en todas las jurisdicciones, lo que refleja una limitación estructural y de recursos humanos dentro de los partidos.

Ante este problema estructural, obligar a los partidos a presentar candidatos en cada circunscripción no parece viable, según Tuesta. El especialista subraya que las propias organizaciones rechazarían tal imposición al carecer de la capacidad operativa y del número de militantes necesarios para soportar más de 12,000 candidaturas a lo largo y ancho de Perú. Estas declaraciones proyectan un obstáculo significativo para la diversidad política en las elecciones y un reflejo de la crisis partidista que atraviesa la nación.

En definitiva, las reflexiones de Fernando Tuesta sobre el actual panorama electoral peruano sugieren un profundo replanteamiento del sistema de partidos políticos en el país, enfocándose en cómo revertir dicha tendencia que limita la representatividad política y retomar la competitividad en el espectro electoral frente al auge de movimientos regionales.