Un living del Ph canchero y ecléctico.
Un living del Ph canchero y ecléctico.

La ambientación de este PH canchero y funcional, a cargo de las interioristas de Huaycos (@huaycos.dyd) muestra notas eclécticas, con mucha madera y materiales nobles.

Sobre el sofá con fundas de Panamá (@generosdeorigen) y un menú de almohadones en yute, hilo y algodón junto a mantas tejidas (todo de Huaycos) se armó una composición con fotos de Mónica Cibils prolíjamente enmarcadas.

El ambiente se completa con un sillón francés comprado en un remate, dos pufs marroquíes y un par de sillones modelo Erica, retapizados en terciopelo, todos en torno a una mesa baja en lenga y hierro (todo de Huaycos).

Sobre el piso de porcelanato Portobello en símil madera patinada (www.barugelazulay.com) se extiende una alfombra de coco y otra de lana de oveja.

Toda la simpleza en este comedor de madera patinada.
Toda la simpleza en este comedor de madera patinada.

El comedor tiene una mesa de pino Oregon con pátina artesanal (Huaycos) y sillas de madera también patinada en blanco tiza. Como centros de mesa, maceteros con palmitos y suculenta. El punto focal del espacio lo da un antiguo tapado Uzbeko que cuelga prolijamente de la pared. En un segundo plano al fondo, el living suma una lámpara de pie con base de madera (@melazzamobili), una cómoda antigua de madera con tapa de mármol y cortinas de seda natural beige sobre el ventanal.

Vajilla a la vista.
Vajilla a la vista.

Una estantería abierta muy rústica, con parantes de hierro y estantes de madera, completa la cocina y le suma un original espacio para lucir la vajilla y los frascos con condimentos. Bowls, teteras, tazas y jarras de losa artesanal dan la nota de color.

Cocina abierta y reciclada.
Cocina abierta y reciclada.

En la cocina integrada al living comedor se reciclaron los muebles preexistentes y se sumó una isla central, todos enchapados en madera de paraíso y con mesadas de granito gris Mara: dos recursos que lograron un fuerte cambio de look.

La alzada es de azulejos de 6 x 6 cm en blanco brillante. A uno y otro lado de la campana, dos estantes de pino Oregon de 2,5 pulgadas acumulan frascos con sales y especies, batería de cocina y bateas.

El cielorraso inclinado revestido en maderas transversales y las vigas pintadas de blanco acentúan la luminosidad que llega desde el jardín.

Artesanías en la recepción: fibras naturales y madera primer plano.
Artesanías en la recepción: fibras naturales y madera primer plano.

En la pared que acompaña el hall de entrada, un banquito de lenga (Huaycos) con un cactus y otro de paraíso, carteras y escoba de paja de Marruecos y sombreros ecuatorianos, crean una composición para la foto.

Gris, blanco y madera para este cuarto canchero y joven.
Gris, blanco y madera para este cuarto canchero y joven.

El dormitorio principal tiene las paredes pintadas de un gris intenso y fresco que resalta contra las persianas patinadas que se usaron como puertas del ropero. Respaldo y mesas de luz son de madera (Huaycos) bien rústicos.

La cama lleva un cubre edrerón de lino (www.ramosgenerales.com) y almohadones batik y bicolores en blancos y azules (Huaycos) junto a una manta y un almohadón tejidos en lana gris. Una lámpara de cobre y otra clásica con pantalla (www.lumishop.com.ar) se ocupan de la luz de noche.

La cómoda campagnard patinada hace de vanitory.
La cómoda campagnard patinada hace de vanitory.

Una persiana de madera patinada separa el cuarto del dormitorio. La cómoda campagnard patinada hace de vanitory con una bacha cuadrada de apoyo, grifería antique en acabado peltre (Barugel Azulay) y un espejo redondo con marco de hierro (Huaycos). Un surtido de diferentes tiradores de cerámica dan una sutil nota de color.

Producción: Andrea Sanguinetti

Fotos: Facundo Basavilbaso

 

SEGUÍ LEYENDO: