El streching o estiramiento vuelve a cobrar fuerza una mezcla de ejercicios que han surgido a partir de la gimnasia tradicional y tiene múltiples beneficios
El streching o estiramiento vuelve a cobrar fuerza una mezcla de ejercicios que han surgido a partir de la gimnasia tradicional y tiene múltiples beneficios

Con la aparición del funcional, cross fit y spinning, hablar de stretching puede parecer antiguo. Pero pensar esto es un gran error: este método de estiramiento muscular –una mezcla de ejercicios que han surgido a partir de la gimnasia tradicional, la danza clásica y el yoga– hoy vuelve a cobrar fuerza y a sumar adeptos, cansados de las rutinas excesivamente aeróbicas.

"Esta disciplina, destinada a estirar todos los músculos del cuerpo, también sirve para mejorar el equilibrio, corregir la postura y el tono muscular y algo muy importante: disminuir los dolores articulares a través de ejercicios suaves que, progresivamente, van mejorando la flexibilidad", explica Alejandro Gallego, entrenador personal y profesor de baile en la escuela de Adabel Guerrero.

La realidad indica que luego de una larga jornada de trabajo viene bien una clase de stretching para relajar los músculos agarrotados y tensionados. Es ideal también para tratar los dolores de cabeza provocados por estrés. "La clase suele durar una hora aproximadamente y puede ser grupal o individual. En general se comienza con una entrada en calor para poner el cuerpo a tono, especialmente la columna, que es nuestra base, eje y sostén", explica Flavia Manteiga, bailarina.

ALTA COMPATIBILIDAD. "Muchas mujeres me preguntan si pueden hacer una hora de stretching luego de un entrenamiento fuerte como puede ser una clase de cross fit, y yo no sólo las autorizo, ¡se los recomiendo! La elongación de los músculos es clave para evitar lesiones y el stretching tiene la ventaja de combinar perfecto con cualquier otra actividad", explica Gallego con entusiasmo.

Y tira un dato interesante: "Al no ser ejercicios aeróbicos las mujeres tienden a pensar que no bajarán de peso practicándolos, pero están equivocadas. Mi experiencia indica que, realizando la rutina con disciplina y perseverancia, el cuerpo corrige su postura natural y se estiliza inevitablemente".

El stretching busca la relajación y el fortalecimiento de los músculos a través de ejercicios suaves y conscientes que pueden ser practicados por cualquiera, sin importar la edad o el estado físico. Pero ¿qué pasa con aquellas personas que suelen sentir a diario y sin ningún motivo dolores en el cuerpo?

"Es muy común sentir molestias en la espalda y las piernas que no tienen una explicación médica, pero aparecen por el simple hecho de no movernos. Lo veo muy a menudo y en gente joven. ¡Me preocupa el nivel de sedentarismo en el que se vive en la actualidad!  Elongar es una buena manera de ponernos en movimiento de una forma amigable", asegura Flavia.

 EL VALOR DE LOS ELEMENTOS. A pesar de su aparente sencillez, los ejercicios de stretching son relativamente complejos y su ejecución exige mucha concentración y rigor. Realizar una correcta respiración –calma y relajada– es importante porque una buena oxigenación atenúa nuestro estado de tensión. "

Yo pido que vengan a la clase con ropa muy cómoda, elijo música tranquila  y suelo proponerles a mis alumnos usar bandas elásticas y pelotas de tenis, además de la clásica colchoneta. La combinación de elementos es buenísima porque dificulta el ejercicio y se logra un trabajo mucho más intenso", asegura Maneiga.

Y Alejandro Gallego cierra con una frase para reflexionar: "Muchos deportistas de alto rendimiento o bailarines profesionales minimizan la importancia del estiramiento porque lo ven como la parte fácil de su entrenamiento y en realidad no es así: elongar es clave y deberíamos hacerlo todos después de cualquier actividad, incluso luego de una caminata aeróbica".

DÓNDE. xEscuela de Adabel Guerrero (ahí da clases Alejandro Gallego): $ 900 por mes. Estrada 13, Cap., Tel. 2089-2354. xFlavia Manteiga da clases particulares a domicilio o en su casa, y el valor de la clase es de $ 250 / $ 300. En el caso de las clases grupales el valor es de $ 900 por mes (1 clase por semana) y $ 1.100 (2 veces por semana). Tel. 115 528-6282. xFull dance: 2 veces por semana y el abono es de $ 570 por mes. Paraguay 1589, Cap.Tel. 5258-3325. xInstituto Domus: el abono mensual de 1 clase por semana es de $ 800. Tacuarí 477, Cap. Tel. 114 334-6379.

Texto: Juliana Ferrini. Producción: Sofía Pérez y Santía. Foto: Maia Croizet.

Maquilló: Micaela Roza para Frumboli Estudio con productos Lancôme. Peinó: Eddie Rodríguez para Cerini con productos L'Oréal Professionnel. Agradecemos a: Las Pepas.