La ministra de Desarrollo Social de la Nación Carolina Stanley (NA)
La ministra de Desarrollo Social de la Nación Carolina Stanley (NA)

Puede parecer una frase hecha, pero no por eso es menos cierta: el primer amor nunca se olvida. El primer noviazgo, las primeras salidas, las primeras experiencias con una pareja pueden incluso marcar el rumbo de todas las relaciones de nuestras vidas. Pero, para muchas jóvenes, esas primeras experiencias se transforman, también, en un encuentro inesperado con una realidad que duele y que nos obliga a actuar: la violencia de género.

Las estadísticas que surgen de la Línea 144 muestran que el 50% de las situaciones de violencia en parejas adultas se iniciaron durante el noviazgo. Más del 17% de las llamadas recibidas en 2018 tuvo que ver con situaciones de violencia de género entre jóvenes. Y el 99% de esos llamados fueron hechos por mujeres. Además, en 6 de cada 10 casos, fueron las mismas jóvenes en situación de violencia las que llamaron a esta línea, que es gratuita, nacional y confidencial, está disponible las 24 horas y brinda información, contención y asesoramiento ante situaciones de violencia.

Es por esto que, desde el Gobierno, estamos poniendo el foco en la prevención, a través del diseño de políticas que tienen una mirada transversal para fortalecer los mecanismos de difusión de información, de acompañamiento y de disponibilidad de recursos.

Adoptamos esa mirada porque no hay manera de generar relaciones sin violencia si no se ponen todos los dispositivos del Estado en la tarea de prevención y erradicación de la violencia de género; una violencia muy particular, porque tiene su raíz no en una conducta individual, sino en las desigualdades estructurales entre mujeres y varones, naturalizadas y reproducidas por nuestra cultura.

Somos conscientes de que, ante una problemática tan compleja y extendida, es necesario avanzar sin pausa si queremos de verdad transformar la sociedad.

Con este objetivo, integramos políticas y programas de distintas áreas que consideramos complementarias. Por ejemplo, el Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos, presentado en diciembre por el presidente Mauricio Macri, desarrolla un conjunto de políticas públicas coordinadas entre todos los Ministerios y en el marco de un proceso de diálogo con la sociedad civil y con el sector privado para –de una vez por todas- lograr la igualdad.

También impulsamos el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (Plan ENIA), una acción intersectorial coordinada entre Ministerios que incluye al Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) y pone el foco en el empoderamiento de las mujeres jóvenes, para que puedan decidir su proyecto de vida en forma libre e informada.

En ese sentido, la apuesta que estamos haciendo a partir de la campaña "Viví tu relaciones sin violencia" forma parte de una estrategia integral con la que buscamos generar conciencia y contribuir al cambio cultural para profundizar el compromiso con el derecho de todas las personas de vivir una vida libre de violencia.

Porque la adolescencia es una etapa clave de la vida, trabajamos para que todas las jóvenes puedan vivir relaciones basadas en el cuidado, y para que su recuerdo de aquel primer amor – y de todos los que le sigan– sea uno que valga la pena; que tenga que ver con el cariño, con la confianza y sobre todo con el respeto.