Entre el 14 y 17 de agosto alrededor de novecientos pedagogos, investigadores y profesores universitarios y de otros niveles del sistema educativo, de Argentina y de otros 15 países iberoamericano, estaremos exponiendo y debatiendo en el VIII Congreso Iberoamericano de Pedagogía. En dicho evento se presentarán alrededor de 1200 ponencias, en 170 sesiones de trabajo, con 6 paneles plenarios y otros 36 paneles en los 48 simposios organizados por importantes redes académicas internacionales y nacionales. Esto se completará con la presentación de 55 libros y revistas académicas de toda la región presentados en otras 20 sesiones de trabajo.

Este congreso, desarrollado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, apunta a promover estudios, trabajos académicos e investigaciones, de manera coordinada en toda Iberoamérica, sobre las bases de una nueva pedagogía, que brinde nuevos lineamientos teóricos y metodológicos, para una educación, en todos sus niveles, que apunte a la innovación permanente en sistemas, como los nuestros, que actualmente son rígidos, desactualizados, poco innovadores y diseñados, en la mayoría de los países y los niveles, en el siglo pasado. Incluso, como ocurre en algunos niveles y modalidades en Argentina, diseñados en el siglo XIX.

Los estudiantes actuales de la educación básica, primaria y media, y de la superior serán relativamente jóvenes dentro de 20, 30 años.

En los años 2040-2050 se vivirá en un mundo que desconocemos totalmente y que nos resulta ahora difícil de imaginar, excepto a través de expresiones propias de la imaginación cercanas a la ciencia ficción. Los desarrollos exponenciales previsibles para la ciencia y la tecnología, la informática, las comunicaciones, la nanotecnología y la biotecnológica, entre otras áreas científico-tecnológicas, son por ahora inimaginables. Cada día nos asombramos de los avances en las diversas áreas científico-tecnológicas ¿Cuál deberá ser la formación necesaria en nuestras escuelas y universidades para que los estudiantes actuales puedan hacer frente a requerimientos sociales, laborales y científico tecnológicos que ahora desconocemos?

Este es el desafío y el dilema que entre los que trabajamos en educación deberemos atender y por el que tenemos que preocuparnos, estudiando, investigando, debatiendo y pensando entre todos en Argentina, en Iberoamérica y en el mundo.

Ojalá en este VIII Congreso Iberoamericano de Pedagogía, que se desarrolla con el lema "La innovación y el futuro de la educación para un mundo plural", podamos contribuir con nuestro trabajos y nuestros debates a este objetivo fundamental para nuestras sociedades. Esto es urgente y prioritario para la educación, el futuro es hoy.

El autor es director de Posgrados, Untref.