Así puedes preparar el licuado de amaranto y avena, rico en colágeno, que disminuye los niveles de colesterol en la sangre

La fibra soluble se une al colesterol en el sistema digestivo y lo elimina del cuerpo, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Guardar

Nuevo

Estos nutrientes ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la digestión y mantener niveles óptimos de energía durante el día. / Foto: IStock
Estos nutrientes ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la digestión y mantener niveles óptimos de energía durante el día. / Foto: IStock

Incorporar licuados en la vida cotidiana ofrece una serie de beneficios para la salud y el bienestar general. Estos beneficios radican principalmente en la capacidad de los licuados para concentrar una gran cantidad de nutrientes esenciales en una forma fácil y rápida de consumir.

Al preparar un licuado, se pueden combinar frutas, verduras, cereales, semillas y otros ingredientes nutritivos, lo que facilita la ingesta diaria de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Uno de los mayores beneficios de consumir licuados es la mejora en la digestión. Los licuados, al estar compuestos por ingredientes naturales y frescos, son ricos en fibra. La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, previene el estreñimiento y promueve una flora intestinal saludable.

Además, los licuados permiten una mejor absorción de nutrientes, ya que parte del trabajo de masticar y descomponer los alimentos se realiza en la licuadora, facilitando así el trabajo del sistema digestivo.

Incorporar licuados en la vida cotidiana es una manera efectiva de mejorar la ingesta de nutrientes, apoyar la digestión, aumentar los niveles de energía e hidratación.  - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Incorporar licuados en la vida cotidiana es una manera efectiva de mejorar la ingesta de nutrientes, apoyar la digestión, aumentar los niveles de energía e hidratación. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Otro importante beneficio es el aporte de energía. Los licuados, especialmente aquellos que contienen una combinación de frutas y avena, pueden proporcionar una fuente sostenida de energía durante el día. Esto es especialmente útil para personas con estilos de vida activos o aquellos que necesitan una opción rápida y saludable para el desayuno o como merienda.

Los carbohidratos presentes en las frutas proporcionan energía inmediata, mientras que la avena y las semillas aportan energía de liberación lenta, manteniendo el nivel de glucosa en sangre estable.

Espesos pero hidratantes para ti

Además, los licuados pueden contribuir a una mejor hidratación. Muchas frutas y verduras tienen un alto contenido de agua, lo que puede ayudar a mantener el cuerpo hidratado. La hidratación adecuada es fundamental para diversas funciones corporales, incluyendo la regulación de la temperatura, la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas.

Debido a esto, incorporar licuados en la vida cotidiana es una manera efectiva de mejorar la ingesta de nutrientes, apoyar la digestión, aumentar los niveles de energía e hidratación. Estas bebidas son versátiles y pueden adaptarse a diferentes necesidades y gustos, haciendo que el camino hacia una vida saludable sea más accesible y agradable.

El secreto esta en los ingredientes

Consumir un licuado de amaranto y avena tiene múltiples beneficios para la salud. Ambos ingredientes son excelentes fuentes de fibra soluble, lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

La fibra soluble se une al colesterol en el sistema digestivo y lo elimina del cuerpo, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Este beneficio es especialmente importante para personas que buscan mantener un corazón sano y prevenir problemas relacionados con el colesterol alto.

La avena aporta vitaminas del grupo B y hierro, que son cruciales para el correcto funcionamiento del organismo. / Foto: Shutterstock.
La avena aporta vitaminas del grupo B y hierro, que son cruciales para el correcto funcionamiento del organismo. / Foto: Shutterstock.

El amaranto y la avena también son ricos en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y antioxidantes. El amaranto contiene aminoácidos esenciales y es una fuente de proteínas de alta calidad, lo que lo convierte en un complemento ideal en dietas vegetarianas o veganas.

Por su parte, la avena aporta vitaminas del grupo B y hierro, que son cruciales para el correcto funcionamiento del organismo. Estos nutrientes ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la digestión y mantener niveles óptimos de energía durante el día.

¿Cómo puedo prepararlo fácilmente?

Para preparar un licuado de amaranto y avena, rico en colágeno y beneficioso para disminuir los niveles de colesterol en la sangre, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de amaranto
  • 2 cucharadas de avena
  • 1 taza de leche de almendra (puedes sustituirla por leche desnatada o agua si prefieres)
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
El plátano es conocido por su alto contenido de potasio, que es esencial para la salud muscular y la regulación de la presión arterial. / Archivo Infobae
El plátano es conocido por su alto contenido de potasio, que es esencial para la salud muscular y la regulación de la presión arterial. / Archivo Infobae

Instrucciones

  • Enjuaga el amaranto y la avena brevemente con agua fría.
  • Coloca el amaranto y la avena en una licuadora.
  • Agrega la leche de almendra.
  • Pela y añade el plátano a la licuadora.
  • Añade las semillas de chía y la miel si la usas.
  • Licúa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Sirve inmediatamente y disfruta.

Por todo esto, la inclusión de ingredientes como el plátano y las semillas de chía en el licuado aporta un extra de beneficios. El plátano es conocido por su alto contenido de potasio, que es esencial para la salud muscular y la regulación de la presión arterial.

Un licuado de avena con manzana, una bebida vegana alta en fibra, perfecta para un desayuno nutritivo. - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Un licuado de avena con manzana, una bebida vegana alta en fibra, perfecta para un desayuno nutritivo. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Las semillas de chía son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias y promueven la salud cerebral. Juntos, estos ingredientes hacen que el licuado de amaranto y avena sea una bebida nutritiva y equilibrada, ideal para el consumo diario.

Guardar

Nuevo