En 2004, en el festejo de su primer año, junto a sus padres y a su abuela, la entonces reina Beatriz.
En 2004, en el festejo de su primer año, junto a sus padres y a su abuela, la entonces reina Beatriz.

"Es genial!", aseguró Máxima sobre los 15 de su primogénita al salir de una inauguración en Amsterdam. "El festejo será en familia, definitivamente. Y con un par de amigas. Algo tranquilo. Amalia tiene exámenes en los próximos días", anticipó la reina el pasado jueves 6, un día antes del cumpleaños.

Y para que su hija festeje sus quince con la misma sobriedad que ella, que por entonces ni siquiera soñaba con convertirse en Su Alteza Real de los Países Bajos.

Porque pasaron 32 años de aquel 17 de mayo de 1986, en el que la alumna promedio del colegio Northlands invitaba a doce amigas a comer pizza en el living de su departamento de Recoleta, para después ir a bailar a la matiné de La City. Sin fiesta ni vestido. Al igual que su hija.

En marzo en el Palacio Real de Amsterdam, Amalia en la conmemoración por los cinco años de reinado de sus padres.
En marzo en el Palacio Real de Amsterdam, Amalia en la conmemoración por los cinco años de reinado de sus padres.

CUANDO LE LLEGUE LA HORA. Catalina Amalia Beatriz Carmen Victoria nació el 7 de diciembre de 2003 en el hospital Bronovo de La Haya. Fue bautizada el 12 de junio de 2004 en la iglesia de San Jacobo de la capital holandesa. Creció en la casa de campo Villa Eikenhorst en Wassenaar, a pocos kilómetros de La Haya, con Alexia (13) y Ariane (11), sus dos hermanas menores, además de su mamá y su papá, el rey Guillermo Alejandro (51). La mudanza al Palacio Huis Ten Bosch de La Haya ya está anunciada para los próximos meses.

Otra postal de la princesa trilingüe, bautizada cristiana protestante y dueña de una voz privilegiada.
Otra postal de la princesa trilingüe, bautizada cristiana protestante y dueña de una voz privilegiada.

Amalia se formó en el colegio público Bloemcampschool y actualmente está terminando el cuarto año de bachillerato en el Instituto Cristiano Sorghvliet. Se trata de uno de los centros más prestigiosos del país, que data de 1908, es protestante y queda a sólo diez kilómetros de su casa.

Princesa desde que sus padres fueron entronizados, en abril de 2013, Amalia habla español e inglés, además de holandés. Juega al hockey. Practica judo y equitación. Toca el violín y toma clases de canto.

Durante los festejos por el Día del Rey, el último abril, en una de las pocas ocasiones en que la heredera participa de las actividades oficiales.
Durante los festejos por el Día del Rey, el último abril, en una de las pocas ocasiones en que la heredera participa de las actividades oficiales.

Destinada a suceder a su padre en el trono –será la cuarta soberana en la historia de su país–, la hija mayor de Máxima padeció más de una crítica despiadada, que le adjudicaba sobrepeso. Todo mientras sus padres intentan preservarla y sólo participa de contadas fotos oficiales y muchos menos actos públicos.

Este invierno en Lech (Austria), con su mamá y sus hermanas menores, Alexia y Ariane.
Este invierno en Lech (Austria), con su mamá y sus hermanas menores, Alexia y Ariane.

Así será hasta 2021, cuando cumpla los 18 y se convierta en miembro del Consejo de Estado. Entonces empezarán los festejos, cortes de cinta y obligaciones reales. Mientras tanto, Holanda celebró su cumpleaños con entradas gratis al Museo Hermitage para todas aquellas mujeres que en su documento acrediten llamarse Amalia, Catalina, Katja, Kate, Amelia, Amelie, o similares… durante todo el viernes 7. ¡A conformarse!

Por Ana Van Gelderen. Fotos: Archivo Atlántida y Casa Real Holandesa.

SEGUÍ LEYENDO: