Análisis de “Cloudpunk”: relatos y crítica social desde un futuro distópico

Una ciudad como ninguna, tecnologías futuristas y grandes historias son los protagonistas de este título

Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)
Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)

Cloudpunk es un videojuego que viene llamando la atención desde hace tiempo. Aunque se encuentra disponible en PC hace algunos meses, esta semana llegó a consolas para contar su particular historia. La temática futurista o cyberpunk está muy presente este año y Cloudpunk es un exponente que se destaca por su costado narrativo.

El título desarrollado por el estudio alemán Ion Lands pone a los jugadores en la piel de Rania, una conductora que trabaja para, justamente, Cloudpunk, una empresa de delivery que se encarga de hacer envíos para gente que quiere evitar la ley. La ciudad Nivalis es el gran escenario en la historia que dura toda una noche y parece estar altamente inspirada en la Los Ángeles que se ve en la franquicia “Blade Runner”, con edificios por encima de las nubes, autos voladores y publicidades gigantescas de neón.

Cloudpunk propone dos tipos de jugabilidad. Por un lado, se debe conducir a diferentes partes de la ciudad, que está dividida en distintos distritos con sus particularidades. Las misiones suelen involucrar recoger un paquete en el punto A y llevarlo al punto B. Los controles de manejo son simples e intuitivos para cualquiera que haya manejado un vehículo en cualquier otro videojuego. Aunque al principio pueden parecer un poco toscos, están hechos para justificar la incorporación de mejoras que se pueden desbloquear más adelante.

Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)
Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)

Por otro lado, Rania deberá bajar de su vehículo para interactuar con los distintos personajes que pasean por Nivalis y ahí está el fuerte del juego. La ciudad está viva y llena de historias por contar, ya sean parte de la trama principal o no. Interactuar con los distintos personajes implica tener ricos diálogos que dan una idea de cómo es el futuro que plantea Cloudpunk y qué tan similar a nuestra actualidad puede ser.

Algunas misiones incluyen críticas al capitalismo, otras son simplemente extrañas, algunas tienen que ver con los negocios oscuros que lleva adelante Cloudpunk, mientras que otras tienen un impacto emocional inesperado. Al mismo tiempo, en el camino se puede interactuar con personajes que ofrecen objetivos secundarios o que permiten conocer un poco más de cómo se maneja la ciudad. Mientras tanto, parece haber algo malo con Nivalis y el funcionamiento de sus sistemas automatizados que luego empieza a verse en las diferentes locaciones que se visitan.

El corazón de Cloudpunk está en estas historias, muchas de las cuales están contadas en varias instancias a lo largo de toda la experiencia, para que no se vuelvan engorrosas o monótonas. Por suerte, las actuaciones del elenco de voces logran que cada pequeño relato llame la atención y resulte interesante. En ciertas situaciones, resulta un poco incómodo escuchar una conversación mientras se maneja por la ciudad sin rumbo definido, pero también permite apreciar detalles de la ciudad que no se pueden ver durante las misiones.

Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)
Cloudpunk se lanzó en consolas el 15 de octubre de 2020 (Foto: ION Lands)

Cloudpunk presenta un apartado gráfico similar al de Minecraft, donde los escenarios y los personajes están compuestos por formas cúbicas y tienen muy poca definición. Por suerte, no hacen falta grandes visuales para apreciar la ciudad y la inmersión que propone. Fanáticos de la estética retrofuturista que propone el juego estarán más que encantados con simplemente manejar entre rascacielos y escuchar los sonidos mecánicos de la enorme ciudad ficticia poblada por androides y humanos con mejoras cibernéticas.

Lamentablemente, Cloudpunk presenta varios problemas de funcionamiento, al menos en su versión de PlayStation 4. Más de una vez, hablar con un personaje ya conocido vuelve a disparar una misión que fue completada. Esto no sólo crea un objetivo imposible de conseguir, que va a perseguir al jugador hasta el final de la partida, sino que da lugar a la conversación inicial con el personaje, que no se puede saltear. Con el juego lanzado para PC en la primera mitad del año, este tipo de problemas ya debería estar solucionado, pero ocurrieron más de una vez durante la partida de quien escribe.

En conclusión, Cloudpunk es una interesante experiencia narrativa que ofrece una gran variedad de historias en un contexto que resulta ameno, a pesar de que los crímenes y la violencia son moneda corriente en la ciudad ficticia de Nivalis. Cloudpunk cumple en términos de jugabilidad y sobresale a la hora de transmitir relatos con los recursos que tiene a su disposición. Algunos de los errores técnicos del juego pueden llegar a arruinar parte de la experiencia y su inmersión, pero en términos generales es un título que invita a reflexionar tanto sobre el futuro que se espera como el presente que se tiene.

Seguí Leyendo:

Estas son las últimas novedades de “Cyberpunk 2077”, uno de los grandes lanzamientos de noviembre

Análisis de “Crown Trick”: una alternativa diferente en un mar de roguelikes

Análisis de “Hades”: un manjar pensado para los dioses, pero accesible para los mortales