Análisis de “Crown Trick”: una alternativa diferente en un mar de roguelikes

Un nuevo exponente del género llega en una época cargada de títulos similares, pero logra distanciarse con una jugabilidad más reflexiva

Crown Trick (Foto: Team17)
Crown Trick (Foto: Team17)

La empresa NExT Studios lanzó una importante variedad de títulos en estos últimos años, cada uno con elementos particulares y géneros muy diferentes. Esta semana sacó al mercado su más reciente creación, Crown Trick, que llegó a PC y Nintendo Switch para alimentar las filas del género roguelike a la vez que busca implementar un sistema de combate diferente.

La historia de Crown Trick pone a los jugadores en la piel de Elle, una muchacha que deberá recorrer el mundo de los sueños y derrotar a diferentes pesadillas para cumplir un objetivo que no tiene demasiado claro. Elle no recuerda mucho de su vida antes de llegar a este particular reino, por lo que irá descubriendo la razón de su estadía y su verdadera misión al mismo tiempo que los jugadores del título.

Como se mencionó recién, la nueva creación de NExT Studios es un roguelike. Esto quiere decir que la protagonista paseará por mapas compuestos por habitaciones generadas de manera aleatoria. Se cruzará con diferentes enemigos, tesoros y desafíos hasta llegar al jefe del piso. Al derrotarlo, podrá avanzar al siguiente nivel, con una temática diferente. Al morir volverá a un área neutral donde podrá hacer uso de diferentes recursos que recoleta en su aventura para obtener mejoras permanentes y estar más preparada para su próximo intento – conocido en el género como run-.

Crown Trick (Foto: Team17)
Crown Trick (Foto: Team17)

Esta es la descripción común a muchísimos juegos. Tan sólo en las últimas semanas, en Infobae Gaming se analizaron otros dos recientes exponentes del género, Going Under y Hades, y si se busca un poco más atrás, también hay primeras impresiones de Rogue Legacy 2. Por suerte, Crown Trick tiene elementos que logran diferenciar la experiencia del resto y por eso el título de este artículo anticipa que es una alternativa diferente a la marea de juegos similares de estos últimos meses.

Primero y principal, Crown Trick no busca un combate frenético y acelerado, sino que funciona por turnos. Cada vez que la protagonista se mueve un casillero o ataca con un arma o una habilidad, pasa un turno. Esto hace que los enemigos y otros elementos del entorno sólo se muevan cuando Elle se mueve. Aunque es una mecánica generalmente asociada con el juego SUPERHOT, hay otro muy genial roguelike que ya implementó este tipo de jugabilidad y además sumó elementos rítmicos: Crypt of the Necrodancer.

Este tipo de estrategia por turnos permite pensar mucho mejor cómo encarar cada nueva habitación para sacar el mejor provecho posible. Así, planeando con antelación y pensando cada movimiento, se puede eliminar la mayor cantidad de enemigos arriesgando lo menos posible. Al principio, con enemigos fáciles y habitaciones similares, parecerá algo opcional, pero Crown Trick presenta una dificultad que obliga a frenar un poco la acción y meditar cada turno, en especial al enfrentarse a jefes.

Crown Trick (Foto: Team17)
Crown Trick (Foto: Team17)

El juego también hace foco en poderes elementales. Cada arma y cada habilidad tienen asociado un elemento. Los enemigos, por su lado, presentan resistencia y vulnerabilidad a ciertos elementos o combinaciones de los mismos, lo que pone en un lugar central esta mecánica. Además, existen diferentes tipos de combinaciones entre todas las posibilidades, lo que puede producir efectos muy poderosos que eliminen a algunos enemigos en un solo turno.

Aparte de los poderes elementales y la estrategia por turnos, Crown Trick tiene un tercer elemento decisivo llamado Salto. Con esta habilidad especial, Elle puede teletransportarse lejos del peligro sin gastar un turno. Los usos de esta habilidad son limitados, pero se pueden regenerar bajo ciertas condiciones de combate.

Esos son los elementos que hacen que Crown Trick valga la pena ser experimentado a pesar de venir de jugar dos o tres roguelikes diferentes en este último mes. Junto con un apartado artístico muy atractivo, completan un combo más que interesante, pero lo cierto es que el juego presenta algunos problemas.

Crown Trick (Foto: Team17)
Crown Trick (Foto: Team17)

Jugar bien a Crown Trick significa tomarse el tiempo de pensar cada acción, ver hacia dónde se dirigen los enemigos y tener en cuenta factores del entorno. Lamentablemente, el campo de visión no permite tener todas las posibilidades a mano como si fuera un tablero de un juego de mesa. Esto se ve principalmente en las habitaciones con subjefes, donde suele haber un mecanismo especial para atacar a varios enemigos a la vez. Más de una vez me ha pasado de no saber que eso existía hasta después de derrotar a todos los enemigos por la disposición de la habitación y el nulo control de la cámara en el juego.

Tomarse el tiempo con cada acción significa también que cada run puede durar bastante, pero al terminar con un jefe principal o morir para empezar de nuevo, la cantidad de recursos obtenida no parece servir para mucho. Las distintas mejoras permanentes que se pueden desbloquear afectan ítems, habilidades, armas y demás, pero los atributos de la protagonista se mantienen siempre fijos. Así, el resultado de un run no depende tanto de la habilidad del jugador, sino de las armas y habilidades que tocan al principio, que son totalmente aleatorias. Lo máximo que se puede hacer en este caso es desbloquear más posibilidades recolectando planos y derrotando subjefes que otorgan habilidades, pero la suerte queda en manos del propio juego.

Crown Trick cuenta con una gran variedad de armas diferentes, desde rifles a hachas, pasando por lanzas, pistolas, espadas, guanteletes y más. La variedad está y también hay diferentes niveles de rareza que agregar atributos extra, pero lo cierto es que no hay un balance demasiado elaborado y, siempre que tuve oportunidad, terminé optando por un hacha.

Crown Trick (Foto: Team17)
Crown Trick (Foto: Team17)

Como todo roguelike, Crown Trick se vuelve adictivo muy rápido y cuando queremos ver el reloj, ya pasaron varias horas desde que empezamos a jugar. Sin embargo, la emoción de los primeros runs empieza a desdibujarse cuando nada parece cambiar demasiado con el tiempo. Algunos intentos parecen muy fructíferos y otros terminan muy rápido, pero poco de eso está determinado por el propio jugador. La experiencia tiene todo para ser una gran aventura, pero necesita algunos ajustes en las áreas antes mencionadas.

Por otro lado, es importante destacar que el amor por los roguelikes no es el único requisito para disfrutar Crown Trick. De hecho, puede ser contraproducente. Después de probar experiencias como Hades, Going Under u otros exponentes puede hacer que se quiera encarar el juego de NExT Studios de la misma manera, lo que va a resultar en derrotas constantes y un mal aprovechamiento de los recursos. Crown Trick requiere paciencia y planificación casi en cada movimiento, por lo que no es para cualquiera.

Seguí Leyendo:

Análisis de “Hades”: un manjar pensado para los dioses, pero accesible para los mortales

Análisis de “FIFA 21”: el último partido del campeón invicto

Análisis de "Crash Bandicoot 4″: El inesperado regreso con gloria de un ícono

MAS NOTICIAS