Análisis de UFC 4: el juego pone el foco en brindar una experiencia muy personal

El título oficial de la organización más importante de artes marciales mixtas mejora algunos aspectos de sus ediciones pasadas.

UFC 4 - Trailer oficial

Los que practican y miran artes marciales mixtas dicen que aquellos que alguna vez deciden sentarse frente al televisor y ver una pelea de UFC, nunca más verán un combate de boxeo ya que las MMA son mucho más dinámicas, divertidas y sangrientas.

Dentro del mundo de los videojuegos, esa lucha parece definida hace mucho ya que no existen títulos de boxeo que valgan la pena desde aquel Fight Night editado por EA Sports en 2011. Los UFC 2 y 3 habían sido títulos extremadamente superiores y ahora, con UFC 4, Electronic Arts ha dejado la vara muy alta.

Lo primero que hay que marcar es que este nuevo título se concentra más que nunca en el modo Carrera y también en la Creación. La idea es que ese personaje que el jugador arma a su manera, luego comience a rodar en el mundo online. Es por ello que ha desaparecido ese engendro llamado Ultimate Team que aparecía en el UFC 3, demasiado similar al FIFA porque, claro está, UFC no es un deporte de equipo y eso lo han resuelto para esta nueva edición.

Es importante entonces que sepan que cuando se dispongan a jugar por primera vez este nuevo título, tendrán que dedicarle un buen rato a la creación de su personaje. Y en este caso las opciones para asignarle color de piel, corte de pelo, vello facial o estilo corporal son variadísimas y, sobre todo, para todos los gustos. Hay, desde estilos de barba que resultan imposibles de ver en un peleador hasta cortes de pelo inimaginables aunque también hay opciones más clásicas para quienes quieren tener una experiencia más cercana a la realidad.

infobae-image

Otro aspecto en el que se ha mejorado muchísimo en cuanto a opciones es el de los tatuajes que se le pueden aplicar al luchador creado. Tanto en el pecho o la espalda, como en ambos brazos y piernas, hay hasta 6 capas de tattoos que uno puede disponer para personalizar más que nunca al atleta. También se suman diferentes cambios de ropa, algo novedoso en un deporte en el que sólo se utiliza un short y un par de guantes dentro del octágono.

En esta ocasión se han sumado, además de los diferentes tipos de shorts oficiales de la UFC con sus respectivos colores, pantalones largos y algunas opciones mucho más locas . Es importante destacar que todos estos aspectos son estéticos y no tienen injerencia en que el luchador se mueva mejor o peor dentro del octágono.

Pero lo más interesante y destacable de UFC 4 sin duda está en el modo Carrera. Apenas arranca el juego aparece Mike, el entrenador que acompañará a quien lo juegue desde las primeras peleas callejeras. Luego, en cada entrenamiento se pueden mejorar diferentes aspectos, de acuerdo a la disciplina que se quiera aplicar: Boxeo, Muay Thai, Jiu Jitsu o Lucha. De hecho, luego de cada una de las primeras peleas, la IA del juego va a proponer un entrenamiento de cada una de estas disciplinas.

La llegada de Dana White, el dueño real de la franquicia más importante de MMA, al modo carrera coincidirá con que el jugador pase de combates en improvisados rings callejeros dentro de un estacionamiento, a formar parte de las divisiones menores de la UFC, de ahí a las ya famosos “Contender Series”, donde White busca firmar a los próximos talentos de la franquicia para luego sí, convertirse en profesional.

infobae-image

Comparado con ediciones anteriores, todo este recorrido es mucho más ameno en este título y para ello es muy importante la presencia del entrenador. Él va hablando, contando cuáles son los aspectos a mejorar pero siempre con un tono de confianza en la aptitud del jugador. En UFC 4 la innovación muy interesante a la hora de entrenar es que se puede invitar a un luchador real de la compañía para “robarle” su movimiento especial. Así, si queremos incorporar el “Superman Punch” de Anthony Pettis, podemos convocarlo (siempre que esté disponible) y en el entrenamiento aplicarle de su propia medicina.

Las relaciones entre los peleadores, ya sea para generar rivalidad o amistades también son muy importantes. Llevarse bien con un luchador puede afectar positivamente a que entrene con nosotros e incluso que la popularidad del jugador crezca aún más. Pero también generar rivalidades es fundamental para que cuando llegue el momento de enfrentar a ese rival, los fans se vuelvan locos por ver ese combate. Lo que radica en popularidad y en recibir más dinero que se puede invertir en diferentes aspectos.

Entre ellos, ahora se puede promocionar mucho más que en títulos anteriores cada una de las peleas. Se puede firmar con diferentes compañías que harán que crezca la popularidad, que ingrese más dinero y así se llegue más rápido a enfrentar a los peleadores más populares de la UFC. Un modo que se hace realmente adictivo por la cantidad de aditamentos que se le han colocado para esta edición.

infobae-image

Pero hasta aquí no hablamos de los aspectos más interesantes respecto a la jugabilidad. Y es que comparado con el título anterior (que ya era muy bueno respecto a los movimientos “reales” que se pueden ver en la UFC) la gente de EA Sports ha mejorado todavía más, especialmente en el tema del “Clinch. Esos agarres ahora dan muchísimas más opciones de acuerdo a la habilidad del jugador. Desde empujar al rival hasta la jaula, provocar un derribo o incluso golpear con puños o rodillas tal cual ocurre en la realidad.

También se ha mejorado en dos aspectos que destacan en las MMA: Derribos y Ground and Pound. En el primero de los casos son muchísimas más las opciones, siempre de acuerdo al luchador que se esté manejando o luego de aprender movimientos en los entrenamientos. Movimientos de Judo, suplex, tropezar desde el clinch o incluso elevar y azotar al rival son aspectos que aparecen dentro del juego. Claro está que no es nada fácil incorporar la cantidad de combinaciones de botones para sacarle jugo a cada movimiento. Se necesitan muchas horas de peleas y entrenamientos para sacarle jugo a todas las posibilidades que brinda el UFC 4.

Por último, el aspecto de las “Sumisiones” también mejoró. Ese pequeño minijuego que se abre cuando están aplicando una llave al jugador ahora tiene elementos diferentes, tanto a la hora de atacar como de defender en el cual se involucran tanto el control izquierdo del joystick como los botones inferiores, llevando a un terreno un poco más simple este, que era uno de los puntos más débiles del UFC 3.

infobae-image

Cabe destacar que no pudimos probar con detalle el modo multijugador online, ya que el juego aún no tiene suficientes jugadores en sus servidores, pero la descripción del mismo suena apasionante. Las “Batallas Relámpago” proponen enfrentar a otros combatientes online en un torneo rápido, a un round. Por lo tanto con sólo ganar seis asaltos, se puede ganar el título. Propone además una rotación constante de reglas que seguramente harán de este, uno de los modos más divertidos del juego.

También se incorporó la posibilidad de “Invitar” en la cual se puede pelear con un amigo en concreto, “Pelea Rápida” busca una especie de amistoso contra un rival al azar sin necesidad de avanzar en un torneo y finalmente estará disponible el “Campeonatos Mundiales On Line” donde, de acuerdo al peso del luchador creado (se puede tener hasta 5 peleadores) se pueda habilitar el camino rumbo al cinturón contra otros jugadores de todo el mundo.

En síntesis, UFC 4 ofrece los mismos condimentos de títulos anteriores con una galería destacada de luchadores del mundo real (tanto actuales como leyendas), pero además propone muchas horas de entretenimiento para aprender cada uno de los movimientos y aplicarlos en cada uno de los modos disponibles.


MAS NOTICIAS