El tránsito de la ciudad de Buenos Aires, la tercera ciudad más grande de Latinoamérica, tiene muchos puntos de congestión, especialmente durante los 'rush hours', en donde millones de vehículos circulan a la vez hacia los distintos puntos de salida.

Uno de los cuellos de botella más tristemente célebres es el que se genera diariamente en la intersección de la avenida Juan B. Justo y Córdoba, en el barrio de Palermo, donde las barreras del ferrocarril San Martín ocasionan largas esperas entre las columnas de autos que circulan por esa avenida.

Así se verá la obra una vez terminada.
Así se verá la obra una vez terminada.

Pero un nuevo viaducto, a completarse en el segundo semestre de 2019, promete cambiar este panorama y hacer de la ida al trabajo y la vuelta a casa una experiencia más amena.

En diálogo con Infobae, el presidente de AUSA, Carlos María Frugoni destaca que "se trata de una obra muy importante, de 6km de recorrido, que sumará espacios verdes y levantará las barreras entre los barrios".

Los beneficios

La lista de beneficios una vez que las obras estén terminadas (que además se complementan con el Paseo del Bajo y el viaducto del tren Mitre a Tigre.) "Sirve para darle más fuerza al transporte público. Va a haber menos polución por las esperas en las barreras, mayor seguridad vial y una recuperación urbanística", asegura Frugoni, que es arquitecto especializado en esa rama.

Para completar con el plazo de finalización, el trabajo en la obra se lleva a cabo las 24 hs. durante los 7 días de la semana

Los tiempos de la ciudad también van a cambiar. Las demoras en los cruces, que hoy pueden incluso superar los 20 minutos por barrera en distintos momentos, se van a eliminar totalmente ya que al elevarse la vía el tránsito fluirá sin demoras en lo que antes eran once cruces lentos.

Además del mencionado cruce entre Córdoba y Juan B. Justo, el paso a nivel de la Avenida Corrientes también va a desaparecer para dar lugar a las vías elevadas del tren, solucionando otro punto clásico de congestión en esa zona de la ciudad.

Paneles verdes y acústicos ayudarán a reducir la polución sonora del paso del tren.
Paneles verdes y acústicos ayudarán a reducir la polución sonora del paso del tren.

Tren renovado

La mejora en las vías también impacta de manera directa en la calidad y eficiencia de los trenes. Gracias a las nuevas vías –que además contarán con un moderno sistema de paneles y "alfombras"insonorizantes- las formaciones podrán alcanzar mayores velocidades sin necesidad de detenerse en los viejos cruces.

"El objetivo es lograr una ciudad más vivible, darle a la ciudad nuevos espacios verdes y recuperar zonas deterioradas, es un gran entusiasmo trabajar en esto porque es puro beneficio para los vecinos", concluye Frugoni.