Problemas binomiales: cómo hallar un paciente sin síntomas con la matemática