Cualquier argentino que viaja al exterior a visitar familiares o amigos sabe que hay dos productos para agasajar a sus anfitriones que suelen no fallar: yerba mate y dulce de leche. Es que si bien el mundo está globalizado y hay de todo en todas partes, no siempre es fácil tener a mano estos productos autóctonos fuera del país.

Además, el Gobierno se ilusiona con el mercado sin explotar para todos los productos de industria nacional que en un futuro aliviaría las valijas que salen de Ezeiza. Tan es así que el propio presidente Macri festejó algo tan sorpresivo como un frasco de dulce de leche esté disponible a la venta en Japón. "Muy bueno! Dulce de leche en las góndolas de un supermercado japonés. Los productos argentinos están saliendo al mundo para pasar de un mercado de 44 millones a otro de más de 7 mil millones", expresó el mandatario a través de redes sociales.

Se definen como una pyme de 120 empleados que ‘con mucho esfuerzo’ logró posicionarse como uno de los principales exportadores del rubro

"Repítame que me emociono", le dijo a Infobae por teléfono, Alejandro Bertin, gerente general y accionista de San Ignacio, la marca en cuestión, cuando se enteró que el Presidente había felicitado la presencia de uno de sus frascos en góndolas niponas.

Dulce de leche presidencial 

San Ignacio es una empresa santafesina que se dedica a la producción de dulce de leche, queso y otros productos lecheros. Fue creada en 1939 –está próxima a cumplir 80 años– y se definen como una pyme de 120 empleados que "con mucho esfuerzo" logró posicionarse como uno de los principales exportadores del rubro.

Bertin estima que la segunda exportación a Japón por 1.800 kilos este año (la primera fue en julio del año pasado) no es un volumen significativo en sí mismo, pero lo festeja por lo que representa. El mercado japonés, explicó, fue uno en los que la empresa enfrentó más desafíos para lograr ingresar.

La planta productora de San Ignacio en Sauce Viejo
La planta productora de San Ignacio en Sauce Viejo

El grupo de 22 países a los que San Ignacio ya exporta dulce de leche y queso azul incluye a Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Rusia, Filipinas, Israel, y varios de la Unión Europea, desde el primer envío a territorio europeo en 1978 a Alemania. El ejecutivo calcula que la exportación de dulce de leche representa un 15% del total producido en sus plantas santafesinas de Sauce Viejo e Hipatía.

En conjunto, su producción de dulce de leche y queso azul en 2018 generó una facturación de $600 millones, que a pesar de las buenas intenciones tampoco logró escapar del todo de los vaivenes económicos de los últimos años.

Dulce de leche argentino a la venta en Japón
Dulce de leche argentino a la venta en Japón

"Han sido años difíciles, sin duda, pero no mucho más complicados que los que se hayan vivido antes. La devaluación, el ida y vuelta de retenciones, son factores que hacen un poco más difícil las cosas", comenta Bertin. En ese sentido, la posibilidad de balancear demanda interna con externa ayuda en momentos de inflexión en la coyuntura económica.

Sin embargo, agrega, "cómo emprendedores no hay otra que poner el pecho y seguir para adelante. Lo que si se rescata es la buena predisposición del Gobierno en general los últimos años, donde piden que nos animemos a exportar, hecho que no pasaba antes".

Seguí leyendo: