Las altas tasas de interés excluyen a la Argentina de los mercados de deuda.
Las altas tasas de interés excluyen a la Argentina de los mercados de deuda.

El riesgo país argentino, que había rozado los 800 puntos un mes atrás, mientras escalaba el precio del dólar, empezó a ceder la semana pasada. Incluso, el jueves 27 había finalizado debajo de los 600 puntos básicos, a 593 enteros.

En el último mes el indicador se redujo casi 150 puntos o 18%, desde el nivel más alto del año, alcanzado el 4 de septiembre, en 783 puntos básicos.

Pero en las últimas ruedas el riesgo país de la banca JP Morgan volvió a crecer para la Argentina.

Desde Research for Traders destacaron que "con la nueva estrategia de política monetaria, el BCRA logró frenar la demanda de divisas", dinámica que se reflejó en dos ruedas de baja para el precio del dólar, ahora debajo de los 40 pesos.

Esto se dio después que la entidad monetaria implementara una banda de flotación entre 34 y 44 pesos, en los que no habrá intervención de contado.

Pero en simultáneo esta semana retiró casi $124.000 millones del sistema financiero para que haya una menor liquidez, a través de una licitación de LELIQ (Letras de Liquidez), exclusivas para bancos, a tasas más elevadas, próximas al 70% anual.

Este martes, el Banco Central efectuó una subasta Letras de Liquidez (LELIQ) a 7 días de plazo. El monto adjudicado fue de $52.815 millones, con una tasa promedio de corte de 69,465% y una tasa máxima adjudicada de 73 por ciento.

El lunes, el Banco Central había colocado LELIQ a 7 días por $71.060 millones, a una tasa promedio de corte de 67,175% anual, aunque llegó a pagarse un retorno máximo de 72%, con una demanda que superó ampliamente la oferta.

"El efecto tasa generó una caída de precios en los principales títulos públicos en dólares que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires", resumieron desde Research for Traders.

El reporte acotó que "en el exterior también los soberanos en moneda extranjera terminaron en baja, pero en un marco en el que persisten dudas acerca de si Argentina podrá cumplir con las metas fiscales impuestas por el FMI, más allá de la extensión por USD 7.100 millones del préstamo original de USD 50.000 millones".