Con la toma del préstamo, las reservas del Central crecieron en USD 1.818 millones. (Adrián Escandar)
Con la toma del préstamo, las reservas del Central crecieron en USD 1.818 millones. (Adrián Escandar)

En las últimas horas de la rueda del miércoles, el Banco Central anunció una medida que le permitió engordar marginalmente sus reservas. La entidad monetaria tomó un préstamo de USD 2.000 millones con el Banco de Pagos Internacionales (BPI).

El BPI, también conocido como el Banco de Basilea, funciona como una especie de "Banco Central de los Bancos Centrales" de todo el mundo y sus miembros pueden pedirle líneas de crédito siempre que se acoplen a los reglamentos generales que se acuerden en el mismo. El monto otorgado hizo subir las reservas en USD 1.800 millones tras varios días de caídas.

El préstamo es de renovación automática y paga una tasa menor que la del mercado pero que no fue informada. Su incorporación a las reservas internacionales del Central, subieron a 57.014 millones de dólares.

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central. (Adrián Escándar)
Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central. (Adrián Escándar)

El préstamo es una línea disponible para todos los bancos centrales miembros del BPI y si bien aún no trascendió la tasa específica, los préstamos de la entidad normalmente pagan una tasa menor que la del mercado.

El anuncio por parte del Central fue uno de los factores que influyeron en el repunte del dólar sobre el final de la rueda del miércoles, en el que la agenda estuvo dominada por las reuniones con el FMI y la expectativa de los resultados de las mismas.

Seguí leyendo: