El economista había justificado las intervenciones del Central como razonables ya que el mercado no tenía la percepción adecuada de la política monetaria (Adrián Escandar)
El economista había justificado las intervenciones del Central como razonables ya que el mercado no tenía la percepción adecuada de la política monetaria (Adrián Escandar)

Superando su propio récord alcanzado en marzo, durante abril el Banco Central (BCRA) siguió con sus intervenciones en el mercado cambiario. Frente a una escalada del dólar que de punta a punta en el mes representó un aumento de 44 centavos, la entidad presidida por Federico Sturzenegger hizo uso de USD 4.732 millones para tratar de contener ese salto.

Pese a ello, el dólar minorista cerró abril con un valor de $20,88, habiendo superado los $21 en momentos claves durante el viernes. Mientras tanto, el dólar en plaza mayorista registró un aumento durante el mes de 39 centavos, cerrando abril por un valor de 20,55 pesos.

Las intervenciones más fuertes del organismo monetario se dieron en las últimas ruedas de la semana pasada. Tomando en cuenta el cambio de tasas americanas y el desarme de Lebacs que hubo en el mercado, el miércoles (USD 1.471 millones) y viernes (USD 1.382 millones) marcaron el 65% del total vertido en el mercado por el Central.

La rueda cambiaria del miércoles marcó el mayor monto de una intervención por parte del Central desde el 2005, cuando la entidad monetaria tuvo un saldo neto vendedor de USD 630 millones, un 57% menos que el monto utilizado por el Central.

El saldo neto vendedor del BCRA pulverizó el anterior récord para una sola rueda cambiaria, de USD 630 millones el 4 de agosto de 2005, cuando Martín Redrado se desempeñaba como presidente de la autoridad monetaria.

El 1° de octubre de 2015 el Banco Central, entonces presidido por Alejandro Vanoli, finalizó con un saldo neto vendedor de USD 645 millones. No obstante, en aquella rueda  las ventas en el mercado de contado (spot) fueron solamente de USD 120 millones, pues el grueso se destinó a cancelar un vencimiento de deuda de la provincia de Buenos Aires.

El aumento de tasas de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, el bono del Tesoro de los EEUU a 10 años, a 3,02% anual por primera vez desde el 31 de diciembre de 2013, junto con la reglamentación del pago del Impuesto a las Ganancias para inversiones financieras que entró en efecto el miercoles, creó un marco para que los inversores extranjeros y jugadores locales se transfirieran al dólar.

El dato de abril es el doble de la intervención del mes previo por parte del Central, cuando se utilizaron un total de USD 2.040 millones de las reservas para mantener estable el tipo de cambio.

Durante el viernes, además de la intervención de USD 1.382 millones, el Central también tomo otra medida para descomprimir la presión alcista hacia el dólar, con un aumento de la tasa de referencia de política monetaria. La suba, de 27,25% a 30,25%, fue comunicada en el medio de la rueda del viernes, calmando los nervios del mercado luego de roces con un valor de venta de 21 pesos.

Entre marzo y abril, la autoridad monetaria ya sacrificó un 13% de sus reservas, al registrar intervenciones por 6.771 millones de dólares. En marzo, frente a las preguntas que creaban las intervenciones recurrentes del Central, Sturzenegger había explicado que nacían de la lectura errónea por parte del mercado sobre la decisión del BCRA de mantener las tasas de interés quietas.

Seguí leyendo: