Sigue la intervención del Banco Central en el mercado: en julio ya vendió USD 558 millones de sus reservas

En las primeras cuatro jornadas de julio, la entidad monetaria debió salir a ofrecer divisas para enfrentar la fuerte demanda. Hoy entregó otros USD 90 millones

El BCRA vendió este miércoles unos USD 90 millones en el mercado mayorista, para compensar una firme demanda para cubrir pagos por importación de energía que superaron los USD 100 millones en el día.

El monto operado en el segmento de contado (spot) fue otra vez importante, por unos USD 500,5 millones, cifra que revela que se están cursando más divisas para importaciones, que habían estado restringidas en la última semana de junio. Ayer, el volumen operado en el mercado oficial había sido superior a USD 1.000 millones.


El BCRA lleva vendidos unos USD 558 millones en julio por su participación cambiaria. La autoridad monetaria acumula en lo que va de 2022 compras netas por unos USD 1.284 millones, un monto que representa el 18,9% del saldo neto a favor obtenido en el mismo lapso del año pasado, que acumulaba unos USD 6.791 millones al 6 de julio de 2021.

La posición neta del Banco Central en el mercado de cambios volvió a dar un giro de 180°, pero esta vez el cambio de dinámica está lejos de ser alentador”, advirtieron desde Portfolio Personal Inversiones.

¿La razón? “Se habrían empezado a reanudar lentamente los pagos de importaciones tras una semana en la cual el acceso de las mismas al MULC fue consistentemente restringido. Adicionalmente, la demanda de ‘dólar ahorro’ habría sido más elevada de lo habitual debido al efecto de principio de mes, aguinaldo y el ruido político generado tras la salida de Guzmán del Ministerio de Economía”, agregaron desde Portfolio Personal.

“Debido a la compleja situación de la economía local, el BCRA no pudo aprovechar las ventas récords del complejo agroindustrial para su objetivo de acumular reservas internacionales. En suma, la estacionalidad de liquidación de la cosecha gruesa y el crecimiento de las compras de energía con perspectivas de continuidad en la demanda, al menos durante el invierno, proyectarían una merma en la oferta de divisas por el principal canal que cuenta hoy la Argentina, el comercial. Así, el segundo semestre demandaría un cambio en la dinámica si se desea alcanzar las adecuadas metas del acuerdo con el FMI”, describió un informe d ela asociación civil CREA.

CREA advirtió sobre “el impacto por falta de dólares en una economía endeble” y refirió que “se disiparon rápidamente las expectativas que el acuerdo con el Fondo Monetario pudiera reacomodar la endeble macroeconomía argentina y, por el contrario, se continúan ampliando los desequilibrios macroeconómicos: crece el déficit fiscal y se agudizan los problemas cambiarios. Eventualmente, cuando aparecen los síntomas derivados de esos desequilibrios, el Gobierno opta por mayores restricciones para contener los problemas cambiarios. A mediano plazo, sin embargo, los incentivos distorsionados que ofrece la economía argentina generan la reaparición de los problemas cambiarios y un círculo vicioso donde se implementan nuevas restricciones”.

Fuente: CREA, en base de Alphacast y FMI.
Fuente: CREA, en base de Alphacast y FMI.

Las reservas internacionales brutas del BCRA disminuyeron USD 284 millones el martes y finalizaron en USD 42.317 millones de dólares.

“La crisis de confianza saltó en junio”, sostuvo VaTnet Financial Research en un reporte. “El Gobierno se ha negado a acelerar la devaluación del dólar oficial (...) lo que luce difícil sostener cuando la inflación minorista del semestre se estima en el 35% y se desplomó la demanda de pesos mientras crece la oferta por la emisión”, acotó.


SEGUIR LEYENDO: