El BCRA acapara los dólares del mercado y acumuló compras por casi 1.000 millones desde el endurecimiento de los controles

La entidad monetaria compró USD 583 millones en el día, el monto más grande desde 2016, y se quedó con el 85% de la oferta. Los bonos en dólares rebotaron un 3,2% en su segundo día de alza. El dólar libre cerró sin variantes en su récord de $239

El BCRA pasó a contar saldo a favor por su participación cambiaria de junio.
El BCRA pasó a contar saldo a favor por su participación cambiaria de junio.

Las nuevas restricciones para acceder a divisas en el mercado de cambios dejaron al Banco Central como el único comprador. La entidad absorbió este miércoles casi USD 600 millones, el mayor saldo a favor por la intervención cambiaria en cinco años y medio.

El Central terminó el día con compras por USD 583 millones en el mercado de cambios, posición que le permitió revertir el saldo negativo de junio, ahora con un acumulado neto a favor de unos 410 millones de dólares.

De esta forma, la autoridad monetaria absorbió el 85% de las divisas ofertadas en la plaza de contado (spot) con un elevado volumen de 685,7 millones de dólares. Se trató de la compra oficial de divisas más abultada desde el 20 de diciembre de 2016, cuando sumó USD 700 millones por su intervención.

Entonces, por efecto del fuerte ingreso de divisas por la adhesión al Régimen de Sinceramiento Fiscal, el “blanqueo” lanzado por el gobierno de Mauricio Macri, la entidad monetaria había efectuado una compra diaria récord.

En tres ruedas desde el ajuste del “cepo” importador, el BCRA sumó compras por casi USD 1.000 millones -compró unos USD 250 millones el lunes y otros USD 150 millones el martes-, mientras que quedó con un saldo positivo de unos USD 410 millones en junio por sus intervenciones en el mercado de cambios.

El dólar libre revirtió la baja de un peso que exhibió hasta el mediodía y finalizó negociado otra vez a en un máximo histórico nominal de 239 pesos. En el transcurso de junio el billete gana 32 pesos en el mercado paralelo, un 15,5% que está muy por encima de cualquier estimación de inflación mensual.

De todos modos, el billete “blue” avanza 14,9% en 2022, desde los $208 del cierre del año pasado, menos que la inflación del período, por encima del 30 por ciento.

Más demandados estuvieron los dólares bursátiles, con un “contado con liquidación” que subió a $251,03 con el Global 30 (GD30C) y un dólar MEP a $247,29 con el Bonar 30 (AL30D).

El dólar mayorista subió 17 centavos, a 125,04 pesos. El tipo de cambio oficial gana un 21,7% en lo que va del 2022. La brecha con el dólar “blue” alcanza el 91,2 por ciento.

Fuerte rebote de los bonos en dólares

La plaza bursátil tuvo un comportamiento errático, ante reforzados síntomas de desconfianza entre inversores escépticos sobre el futuro de la economía local y los indicios de una recesión global dada la escalada inflacionaria.

No obstante, la deuda soberana exhibió importantes alzas en algunas paridades en dólares, desde niveles de precios mínimos. Los bonos Globales, en dólares con ley extranjera, rebotaron por segundo día seguido, en un 3,2% en promedio.

La compra diaria del BCRA se convirtió en las más abultada desde el blanqueo de capitales del gobierno de Macri

Los títulos de deuda en pesos también estuvieron operados con leves cifras positivas, tras la licitación de bonos del Tesoro efectuada el martes por el Ministerio de Economía. El TX26 subió 2,2% y el TX24, un 0,2 por ciento.

“Es momento de cubrirse en títulos atados al CER, o directamente tomar refugio en el contado con liquidación o dolarizarse, porque está todo muy barato para lo que viene por delante”, dijo un agente financiero de la banca extranjera a Reuters.

De todos modos, un reporte de Tavelli y Compañía refirió que aún existe una notoria “aversión al riesgo argentino que derivó en paridades históricamente bajas”. Al complejo panorama económico con una inflación proyectada de al menos un 70% anual se suman las peleas internas en la coalición del Gobierno que también juegan en contra del escenario financiero.

Los bonos negociados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) perdieron un 0,7% en su promedio en pesos, con una operatoria netamente oferente para renovar paridades mínimas. Así, la deuda acumula una profunda merma superior al 10% en las últimas ocho sesiones hábiles.

El riesgo país elaborado por el banco JP Morgan alcanzaba a las 17:45 horas los 2.459 puntos básicos para la Argentina, después de haber anotado el martes los 2.508 puntos, un máximo intradiario desde el 3 de julio de 2020, en un claro escenario de temores de incumplimiento de deuda.

“Hay que parar la maquinita” de imprimir billetes desde el Banco Central, afirmó Daniel Artana, economista Jefe de FIEL, al explicar que los entes oficiales son los únicos compradores de la deuda pública para recortar las pérdidas entre inversores privados. Agregó que a la economía argentina “no le faltan dólares, sino sobran los pesos”, en momentos que el BCRA puso más reparos a las importaciones para frenar una preocupante sangría de reservas.

El índice accionario S&P Merval porteño quedó con una pérdida marginal del 0,1%, a 88.130 unidades y ante evidentes tomas de utilidades luego de ganar un 6,7% en las anteriores dos ruedas.

Fuente: Rava Bursátil-Precios en dólares.
Fuente: Rava Bursátil-Precios en dólares.

En Wall Street, la mayoría de ADR y acciones argentinos finalizaron en baja. Tenaris, Transportadora Gas del Sur e YPF lideraron las pérdidas, en torno al 3 por ciento.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajará la semana próxima a Francia para mantener negociaciones con el Club de París, con el que el país mantiene una deuda cercana a USD 2.400 millones que pretende reestructurar.

SEGUIR LEYENDO: