En lo que va de 2022, el BCRA compró solo el 15% de los dólares que había acumulado en el mismo período del año pasado

El Banco Central finalizó su intervención de hoy en el mercado con un saldo a favor de unos USD 10 millones. Desde que empezó el año suma compras netas por USD 902 millones, contra los USD 5.837 millones del año anterior

El BCRA acumula compras en el mercado por unos USD 900 millones en 2022.
El BCRA acumula compras en el mercado por unos USD 900 millones en 2022.

En una sesión con negocios por USD 314,8 millones en el segmento de contado (spot), el Banco Central concluyó con un modesto saldo a favor por su participación cambiaria, a pesar de los sostenidos ingresos por liquidaciones del agro en el período de más alto superávit comercial.

“El BCRA terminó la jornada de hoy con compras por unos USD 10 millones, llevando el resultado del mes a unos USD 5 millones de compras netas en el mercado”, afirmó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

En el transcurso del 2022, el Banco Central acumula compras netas por unos USD 902 millones, un monto que representa el 15,4% del saldo neto a favor obtenido en el mismo lapso del año pasado, que acumulaba unos USD 5.837 millones al 4 de junio de 20221.

“El Banco Central compra poco, devalúa al 4% mensual y mantiene la brecha estable. Mientras tanto, la devaluación mensual sigue corriendo cerca del 4%: subiendo 4,1% en los últimos 30 días, mientras que mayo cerró con 3,9%. Con respecto a las tasas, no descartamos mayores subas, sobre todo después del anuncio de la inflación de mayo programa para el 14 de junio”, comentó Paula Gándara, CIO de Adcap Asset Management.

“En los próximos 60 días la principal preocupación, después de la liquidación récord de divisas de mayo, que fue de USD 4.250 millones, es que el Banco Central no tiene capacidad de acumular reservas. Se le van los dólares como agua entre los dedos, entre importaciones, pago de deuda corporativa y servicios”, declaró a Infobae el ex presidente del BCRA, Martín Redrado. “Argentina tiene una brecha cambiaria que no estimula un normal funcionamiento de la economía”, afirmó.

Un informe de IDESA (Instituto para el Desarrollo Social Argentino) señaló que “comparando el primer cuatrimestre del año en curso con igual periodo del año anterior, las exportaciones aumentaron USD 4.300 millones, pero las importaciones registraron un incremento del orden de los USD 5.400 millones, de los cuales menos de la mitad se atribuyen a la guerra porque se originan en mayores importaciones energéticas. A esto se suma el incremento en el saldo negativo en los servicios del orden de los USD 2.300 millones, explicado principalmente por la mayor demanda de turismo en el exterior. La principal consecuencia es que el Banco Central no sumó ningún dólar neto a sus reservas y tuvo que apelar a consumir parte del desembolso que recibió del FMI”.

Un informe de Ecolatina puntualizó que “habiendo utilizado ya un 54% de la asistencia monetaria pautada en el acuerdo para todo el año, el Tesoro optó a fin de mayo por utilizar parte de los DEG depositados en su cuenta en el BCRA para de relajar la meta monetaria. Concretamente, el Tesoro le vendió al Central casi USD 2.700 millones en DEGs por poco más de $322.000 millones, monto que utilizó para reducir el stock de Adelantos Transitorios”.

“Dado que el límite a la asistencia monetaria en el acuerdo está ligado en la práctica al stock de Adelantos Transitorios a diciembre de 2022 -la métrica evalúa los cambios en su monto con relación al nivel en diciembre de 2021-, al reducirlo con este movimiento se amplían las posibilidades de emisión. Cabe mencionar que esta opción estaba contemplada dentro del Acuerdo -ya que alrededor de USD 4.400 millones de los desembolsos pueden utilizarse como ‘apoyo presupuestario’- aunque no necesariamente debía utilizarse”, precisó Ecolatina.

SEGUIR LEYENDO: