El consejo financiero del presidente del Banco Central: “Si quiere protegerse de la inflación, invierta en un plazo fijo UVA”

El titular de la autoridad monetaria se refirió al proceso inflacionario y dijo que espera una desaceleración gradual del índice de precios. También dijo que busca una tasa real positiva, pero no recomendó un depósito tradicional

Miguel Pesce, presidente del Banco Central
Miguel Pesce, presidente del Banco Central

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, dijo que si bien la entidad persigue la fijación de una tasa de interés real positiva, es decir que le gane al ritmo de avance del nivel de precios, quien quiera protegerse de la inflación no debería recurrir a depósitos a plazo fijo tradicionales sino ajustados por UVA. El funcionario también aseguró que espera que la inflación vaya desacelerando mes a mes, a pesar de aumentos previstos en las tarifas de servicios públicos, aunque se negó a hacer pronósticos numéricos. “Vamos a ver con qué velocidad se da esa desaceleración”, dijo.

En declaraciones a Radio Con Vos, el titular de la autoridad monetaria fue consultado respecto al nivel de la tasa de interés que fija y a si el rendimiento de un plazo fijo tradicional le va a ganar a la inflación. En ese contexto, el banquero central dijo que no podía garantizar eso.

“No le puedo garantizar eso, lo que yo si le garantizo es que desde el comienzo de nuestra gestión en el Banco Central se obligó a los bancos a ofrecer a los ahorristas minoristas el plazo fijo UVA+1 y quien ha invertido en ese plazo fijo durante toda nuestra gestión le ha ganado a la inflación y ha podido proteger sus ahorros”, respondió.

“Si usted quiere proteger sus ahorros de la inflación, invierta en el plazo fijo UVA+1 que los bancos están obligados ofrecer y está en todos los home banking de los bancos del sistema”

“Si usted quiere proteger sus ahorros de la inflación, invierta en el plazo fijo UVA+1 que los bancos están obligados ofrecer y está en todos los home banking de los bancos del sistema”, reafirmó.

En esa línea, evitó referirse al rendimiento de las tasas en pesos: “lo que ha trabajado el Banco Central desde los lineamientos del 2020 es que lo que va a buscar el Banco Central es que las tasas de interés sean positivas en términos reales y protejan el ahorro”.

Inflación

Por otro lado, Pesce afirmó que espera una desaceleración de la inflación después de los picos de 6,7% y 6% mensual que anotó en marzo y abril, respectivamente, fenómenos que atribuyó a un shock externo.

“Lo que ha ocurrido a principios de este año y el año pasado es que hemos tenido shocks de precios de commodities, especialmente de alimentos y energía, y esto ha sacudido los precios relativos y esto ha acelerado la inflación. Nosotros estamos esperando que la inflación desacelere. Lo estamos viendo en abril, lo estamos viendo también en mayo y esperamos una desaceleración persistente de la inflación y que vaya bajando”, comentó.

“Lo que nosotros estamos viendo es que en mayo deberíamos tener una desaceleración de la inflación y nadie está esperando que eso se revierta en los próximos meses”

“Ese efecto se va perdiendo en el tiempo. Lo que nosotros estamos viendo es que en mayo deberíamos tener una desaceleración de la inflación y nadie está esperando que eso se revierta en los próximos meses. Incluso en el mes en el que se de el ajuste tarifario que se origina en las audiencias públicas”, agregó Pesce y concluyó: “es un descenso persistente y esperamos que esto paulatinamente vaya a niveles normales. Vamos a ver con qué velocidad se da esa desaceleración”.

Sin embargo, Pesce se negó a dar números del nivel de inflación que espera para el futuro cercano porque, argumentó, las previsiones de funcionarios fallaron en el pasado.

“Es difícil que la sociedad crea cuando se ha dado una degradación de la palabra oficial. El Banco Central no hace pronósticos, ha definido políticas en el año 2020 y seguimos una estrategia buscando nuestros objetivos. No le puedo dar precisiones sobre cifras porque ese tipo de posiciones del Estado no han tenido resultado”, dijo.

Billetes

El presidente del Banco Central defendió además la decisión de mantener las denominaciones de los billetes que existen hoy, con el billete de $1.000 como el de máxima denominación.

“A la par que estamos viviendo este proceso inflacionario lo que se está dando es un aumento de las transferencias electrónicas, de los pagos electrónicos. El sistema de transferencias electrónicas es mucho más eficiente y las transacciones deberían hacerse por ese mecanismo”, comentó.

“Esto está llevando a que esas transacciones de mayor volumen se realicen en forma electrónica”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: