Las bolsas europeas se hunden en dirección a completar una tercera semana de caídas en medio de los temores nucleares

Los principales indicadores operan en números rojos luego de que los mercados asiáticos cerraran en mínimos de 16 meses. El incendio de una central nuclear en la zona de conflicto sumó incertidumbre en el continente

El gráfico del índice de precios alemán DAX en una pantalla en el interior de la Bolsa de Fráncfort, Alemania, el 22 de febrero de 2022. Foto: REUTERS
El gráfico del índice de precios alemán DAX en una pantalla en el interior de la Bolsa de Fráncfort, Alemania, el 22 de febrero de 2022. Foto: REUTERS

Las bolsas europeas se hundían el viernes, camino de su tercera semana consecutiva de descensos, tras conocerse el incendio de una central nuclear en Ucrania en medio de intensos combates de las tropas del país y las rusas. El índice paneuropeo STOXX 600 que abarca a los principales papeles del continente caía un 1,4% en las primeras operaciones, después de que las bolsas asiáticas se hundieran hasta un mínimo de 16 meses.

El DAX alemán caía un 2,2% y alcanzaba nuevos mínimos de un año, con los fabricantes de automóviles cayendo más de un 3,6%. El CAC 40 francés caía un 2,2% y el FTSE 100 británico se desplomaba un 1,4%.

Los mercados europeos han sufrido una oleada de ventas alimentada por la proximidad geográfica de la región con Rusia y su fuerte dependencia del suministro de gas ruso. Y la noche de tensión que se vivió por las noticias del incendio en la central nuclear de Zaporizhzhia sumaron motivos para la cautela dado que el continente entero puede quedar potencialmente afectado por daños a esas instalaciones.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusó este viernes a Moscú de recurrir al “terror nuclear” tras el incendio causado por un ataque ruso en la mayor central nuclear de Europa que, sin embargo, no experimentó un aumento en los niveles de radiación. Las tropas rusas tienen ocupado el lugar.

El incendio se apagó más tarde y las autoridades ucranianas dijeron que los reactores eran seguros. El Organismo Internacional de la Energía Atómica dijo que no había afectado a equipos “esenciales”. La planta es la mayor central nuclear de Europa y la novena del mundo.

La noticia impactó entre los medios financieros e inversores.

La Bolsa de Moscú permanecerá cerrada por quinto día el viernes, lo que supone el cierre de mercado más largo de la historia del país. Foto: REUTERS.
La Bolsa de Moscú permanecerá cerrada por quinto día el viernes, lo que supone el cierre de mercado más largo de la historia del país. Foto: REUTERS.

“Dejando de lado que se necesita un tipo especial de estupidez para empezar a disparar en una central nuclear, es doblemente incomprensible e imprudente dada la experiencia de Rusia con Chernobyl en sus cercanías, y los impactos potenciales en la propia Rusia, así como en Europa, de cualquier posible lluvia radiactiva”, dijo Michael Hewson de CMC Markets en declaraciones a Yahoo Finance.

“El daño medioambiental en esa región ha hecho que la tierra agrícola sea inutilizable durante años, y el daño adicional de otra fusión nuclear sería catastrófico”, agregó. “Los primeros informes sugieren que el incendio está bajo control, pero como indicación de lo lejos que llegará Rusia para lograr sus objetivos, es un acontecimiento aún más preocupante, haciendo que los precios del trigo y el maíz se disparen”, concluyó Hewson.

Entre los valores individuales, Michelin caía un 4,7% después de que el fabricante de neumáticos francés dijera que detendrá temporalmente la producción en algunas de sus plantas en Europa debido a problemas logísticos

En Asia, tras haber perdido algo más de 3% tras el anuncio de los bombardeos, las plazas financieras apenas se recuperaron: Tokio terminó en baja de 2,23%, Hong Kong de 2,54% y Shanghái de 0,96%.

Mientras tanto, la Bolsa de Moscú permanecerá cerrada por quinto día el viernes, lo que supone el cierre de mercado más largo de la historia del país. Las autoridades dijeron que no habrá operaciones hasta al menos el próximo miércoles, en un intento de evitar el colapso financiero.

No hay “nada de ganas” de asumir riesgos en los mercados financieros, destacó Ipek Ozkardeskaya, analista del banco Swissquote en declaraciones a la agencia AP. Los inversores tratan sobre todo de protegerse de las pérdidas, aseguró la analista.

“Dejando de lado que se necesita un tipo especial de estupidez para empezar a disparar en una central nuclear, es doblemente incomprensible e imprudente dada la experiencia de Rusia con Chernobyl en sus cercanías, y los impactos potenciales en la propia Rusia, así como en Europa, de cualquier posible lluvia radiactiva” (Hewson)

Las inversiones más seguras, utilizadas como valores refugio por los operadores en tiempos de incertidumbre, se mantenían a altos niveles como prueba del poco apetito por el riesgo que reina en los mercados: la onza de oro valía USD 1.936,10, tras haber llegado a un máximo de 1.950 dólares horas antes.

La actualidad económica del día estará marcada por el informe mensual del empleo en Estados Unidos por el Departamento de Trabajo.

Pausa en materias primas

Los precios del petróleo se mantenían en ligera alza respecto al cierre del jueves, pero lejos de sus máximos de la víspera.

El barril WTI para entrega en abril progresaba 0,64% a USD 108,36 en los inicios del día, tras haber alcanzado el jueves un máximo desde 2008, a más de 116 dólares. El barril de Brent del mar del Norte para entrega en mayo, la referencia en Europa, subía 0,46% a USD 110,97, tras haber rozado los USD 120 en la rueda previa.

El precio del gas natural en el mercado europeo de referencia retrocedía 3% a 156 euros el megavatio/hora, lejos del máximo de 200 euros alcanzado el jueves.

Por otro lado, el euro seguía debilitándose ante el dólar, a USD 1,1011 la unidad -una caída del 0,50%- también en las primera operaciones del día.

Por último, Bitcoin también cedía una pequeña parte de sus ganancias de la semana con una baja del 1,68% que lo llevaba a 41.390 dólares.

SEGUIR LEYENDO: