Debilitado, Martín Guzmán deberá salir a buscar apoyo internacional sin poder mostrar el respaldo de su propio Gobierno

Aunque la aprobación del Congreso no es un requisito formal ni vinculante para el acuerdo definitivo con el FMI, la falta de apoyo dentro del propio oficialismo debilita al extremo la negociación y condiciona el voto del directorio

El ministro argentino de Economía, Martín Guzmán. EFE/Álvaro Padilla
El ministro argentino de Economía, Martín Guzmán. EFE/Álvaro Padilla

A horas de subirse al avión para acompañar en su viaje a Rusia al Presidente, el ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió la noticia del rechazo contundente de Máximo Kirchner a los lineamientos iniciales consensuados con el FMI para avanzar en el acuerdo definitivo, novedad que probablemente lo obligue a revisar sus planes para avanzar en esa negociación. Las previsiones del equipo económico suponían profundizar en la letra chica de la eventual carta de intención -sobre la que hay dudas no menores- y en 20 días presentar esos avances concretos ante los países más importantes en el directorio del Fondo Monetario.

Es que en la agenda del ministro está marcada como una fecha determinante el viaje que, al menos hasta ahora, tiene confirmado emprender el próximo 18 de febrero para participar de la primera reunión de ministros y presidentes del Banco Central del G-20 que se desarrollará en Yakarta, Indonesia.

Cualquier expectativa de obtención de respaldos empieza a perder sentido cuando es la principal fuerza dentro de la coalición del Gobierno la que no brinda su apoyo

En el equipo económico consideraban hasta anoche que esa gira sería decisiva para reforzar la red de apoyos internacionales e, incluso, para destrabar cualquier nueva diferencia que pudiera surgir en las discusiones más finas para hacer cerrar en el nuevo programa los números anunciados el viernes. Se sabe, muchos países dentro del directorio del Fondo, como Alemania o Japón, también principales acreedores de la deuda de la Argentina con el Club de París, tienen posturas más férreas respecto del plan económico que debe implementar el país. Es que los funcionarios argentinos están convencidos de que la negociación política es tan o más importante como la cuestión técnica y que “las relaciones públicas” son la llave para acceder a un entendimiento concreto. Ahora, en cambio, cualquier expectativa de obtención de respaldos empieza a perder sentido cuando es la principal fuerza dentro de la coalición del Gobierno la que no brinda su apoyo.

El inconveniente, sin embargo, no sorprendió a Guzmán. En cada definición pública que se le requirió respecto del apoyo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, el funcionario repitió que se enviaría al Congreso el entendimiento, sin pronunciarse sobre la existencia o no del aval del kirchnerismo más duro. El propio Alberto Fernández fue anoche más claro al confirmar que el jefe de la bancada del Frente de Todos ya le había anticipado, horas antes de realizar el pago por USD 717 millones, que no compartía los términos preliminares alcanzados con los técnicos del Fondo Monetario.

El Banco Central enfrentará un febrero sin default pero tampoco sin acuerdo, ni apoyo ni reservas para contener el valor del dólar

Lo cierto es que, tal como explicaban horas después del anuncio fuentes del equipo negociador, en el Gobierno no esperan que la aprobación del acuerdo en el Congreso sea un requisito formal ni vinculante para que el directorio del organismo apruebe el eventual acuerdo. Sin embargo, fue claro y reiterado el pedido público de las máximas autoridades del FMI respecto del “amplio consenso social” que requerirá la implementación del nuevo programa. De ahí que es difícil imaginar que cualquier entendimiento con el staff técnico logre siquiera ser elevado para la consideración del board si no media una solución política a la nueva crisis que se abrió a partir de la decisión de Máximo Kirchner.

La falta de apoyo político propio, más allá de la estrategia que pueda adoptar la oposición, esmerila la fortaleza de Guzmán para negociar. El economista Carlos Melconian afirmó apenas conocida la noticia que la postura de Kirchner “debilita a los negociadores en el plano internacional y ante el propio FMI”.

Tras el pago de los USD 1.100 millones que se termina de concretar hoy con el vencimiento de los USD 365 millones restantes, la posición del Gobierno para enfrentar las condiciones del FMI ya estaba, en rigor, bastante comprometida. Con una caída de reservas de USD 1.900 millones durante enero, el Presidente Fernández, el ministro Guzmán y el titular del Banco Central, Miguel Pesce, enfrentarán un febrero sin default pero tampoco sin acuerdo, ni apoyo ni reservas para contener el valor del dólar.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

Miguel Pesce habló sobre el precio del dólar y admitió: “Es mejor el esfuerzo de sostener el tipo de cambio que un salto devaluatorio como el de 2019”

El presidente del Banco Central justificó las nuevas restricciones a los importadores luego de que la divisa norteamericana alcanzara un nuevo récord: “Argentina siempre ha mostrado debilidad en el sector externo y el energético”

Fuerte pesimismo entre los CEOs de grandes empresas que esperan más medidas económicas

Freno a la producción, mayor tensión cambiaria e impacto en la inflación, son las consecuencias que tendrán las nuevas restricciones a las importaciones según líderes de grandes compañías. Temores de nuevas medidas y una advertencia para Pesce

El Banco Central siguió comprando bonos ajustados por inflación para sostener su precio y auxiliar a Martín Guzmán

A la par de la licitación de deuda, el BCRA jugó fuerte para intervenir y ayudar a la estrategia del ministerio de Economía

En medio del temblor financiero, el Gobierno saldrá a buscar otros $490.000 millones en julio y el mercado espera licitaciones más ajustadas

Durante la primera mitad del año el Ministerio de Economía consiguió 20% más de los vencimientos que acumuló pero las condiciones financieras más difíciles hacen creer a los analistas que tendrá en adelante más dificultades para recolectar pesos del mercado local

En Wall Street afirman que la deuda argentina puede caer más y que hay otras oportunidades rentables con menor riesgo en el mundo

Ejecutivos de fondos y bancos de inversión opinan que la crisis se profundizará y que, cuando afloje el temor a los mercados emergentes, otros bonos soberanos y monedas rebotarán antes que la Argentina
MAS NOTICIAS