Semana financiera: el “contado con liqui” se disparó un 5% y el riesgo país alcanzó el valor más alto en un año

La negociación de divisas a través del mercado bursátil subió la temperatura en los últimos días. El riesgo país llegó a 1.712 puntos, su valor más alto desde el canje de deuda de 2020

La brecha del CCL libre supero este viernes el 100% con el dólar oficial. EFE/ Sebastiao Moreira
La brecha del CCL libre supero este viernes el 100% con el dólar oficial. EFE/ Sebastiao Moreira

En la última semana de octubre y de cara a las elecciones legislativas que se celebran en el país el 12 de noviembre, el dólar continuó en alza en todas sus cotizaciones, principalmente en el Contado con Liquidación (CCL) implícito en la cotización del bono Global 2030 que se disparó un 5% o $10 hasta alcanzar el viernes los $207. El Banco Central no interviene en el precio de ese bono ni hay límites a la cantidad de divisas que se pueden operar a través de él, con lo cual se trata de una cotización libre.

Mientras que a pocas horas de la reunión del presidente Alberto Fernández con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, el riesgo país de la Argentina alcanzó un nuevo récord anual, al llegar a los 1.712 puntos.

La negociación de divisas a través del mercado bursátil subió la temperatura del mercado en los últimos días, a medida que las empresas buscan alternativas para dolarizarse.

Analistas de mercado señalan que el avance de la cotización libre es impulsado por la mayor presión en el resto de los tipos de cambio paralelos.

En ese contexto, los precios convalidan la preocupación de los agentes económicos por mantener sus carteras dolarizadas, ante el temor de una devaluación tras las elecciones legislativas del 14 de noviembre, lo cual fue negado en varias oportunidades por el Gobierno y el Banco Central.

“El contado con liquidación libre muestra una brecha de más del 100% sobre el dólar oficial. Claramente el tema es monetario. Si sumás entre base monetaria, pases y leliqs, tenés una cantidad de pesos arriba de 7 billones de pesos y reservas del Banco Central que están con un drenaje permanente. En ese marco, no hay medidas por parte del Gobierno para frenar esta situación”, dijo a Infobae Alejandro Bianchi, fundador de Asesor de Inversiones.

Por su parte, en el segmento informal el denominado dólar “blue” registró ayer una caída de 50 centavos, a $197,50 luego de alcanzar un récord histórico en la víspera cuando marcó $198 por unidad. En la semana, esta cotización subió 1,3% o $2,50, mientras que en los últimos 30 días aumentó $10,50.

Para el economista Gustavo Ber, del estudio homónimo, existe “un clima de desconfianza que no otorga respiro al proceso de dolarización, alimentado además por una montaña de pesos que actúa como combustible”.

Los precios convalidan la preocupación de los agentes económicos por mantener sus carteras dolarizadas, ante el temor de una devaluación tras las elecciones legislativas del 14 de noviembre, lo cual fue negado en varias oportunidades por el Gobierno

Asimismo, la cotización del dólar minorista cerró a $105,22 y en las últimas cinco ruedas acumuló un alza de 0,3% o 33 centavos. En este caso hay que considerar que se trata de una cotización sobre la que pesa el cepo cambiario y que es controlada por el BCRA.

En el mercado bursátil, el dólar contado con liquidación (CCL) implícito en el el Bonar 2030, que los inversores también utilizan para comprar y vender dólares avanzó un 0,4% a $179,81 y en las últimas cinco ruedas acumuló una baja de $1,65. Mientras que el MEP cayó 29 centavos hoy a $179,71 y en la semana acumula una caída de siete centavos.

La suba de los financieros libres vuelve aún más atractivo al dólar financiero subsidiado y hasta algunas semanas atrás el Banco Central perdía divisas a un fuerte ritmo para contener al mercado que se intentó segmentar”, dijo a Infobae Juan Pablo Albornoz, economista de Ecolatina.

“Dada la escasez de reservas, durante las primeras dos semanas de este mes optó por dejar correr al CCL y MEP regulados para ahorrar divisas. Ante la aceleración, en la última semana el BCAR nuevamente intervino en estos dólares para mantenerlos por debajo de los $180″, remarcó.

Y agregó que “el dólar y la brecha son la caja de resonancia de la economía argentina, y hoy en el mercado prima la incertidumbre respecto a los fundamentos macroeconómicos, lo cual se refleja en presiones cambiaria”.

En el segmento informal el denominado dólar “blue” registró en la semana una suba de 1,3% o $2,50, mientras que en los últimos 30 días aumentó $10,50

En tanto, en el segmento mayorista, la moneda estadounidense ganó tres centavos y finalizó a $99,72, y en el transcurso del mes subió 98 centavos, lo que representó un aumento de 0,99%. Mientras que en la semana la suba es de 28 centavos.

Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto PAIS- y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de un 35% sobre la compra de divisas, el valor promedio fue de $173,25, por lo que en la semana acumuló un alza de 41 centavos.

En otro orden, el Banco Central finalizó el día con un saldo negativo de alrededor de 290 millones de dólares, el mayor en la presidencia de Alberto Fernández.

“El acumulado de octubre superó los USD 220 millones y se mantuvo como el mejor octubre de los últimos años”, dijo Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio.

El volumen operado en el segmento de contado fue de USD 584 millones, en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se registraron operaciones por 351 millones de dólares y en el mercado de futuros Rofex se negociaron USD 1.856 millones.

Riesgo País

A pocas horas de que el presidente Alberto Fernández se reúna con la titular del FMI, el riego país de la Argentina alcanzó hoy un nuevo récord anual, al llegar a los 1.712 puntos.

De esta manera, en la semana acumula un incremento de 43 puntos básicos y se ubica en el valor más alto desde la restructuración de la deuda.

El índice elaborado por la banca JP Morgan sube casi 25% en el año y 6,2% en el mes, lo cual refleja la desconfianza en el repago de los títulos soberanos de deuda y la caída en la cotización de determinados bonos claves.

En el marco de la incertidumbre económica y versiones sobre desacuerdos cada vez mayores en la alianza gobernante sobre qué hacer con la deuda, los temores de los inversores aumentan. Preocupa en especial la fuerte emisión monetaria y la posibilidad de que el peso se siga depreciando.

“Se extiende la debilidad de los bonos, en esta oportunidad a través de descensos promedio del 0,7% en sus cotizaciones en dólares entre las principales referencias, ante lo cual el riesgo país ya supera los 1.700 puntos básicos, el nivel máximo post reestructuración, y ello refleja la marcada apatía y cautela por parte de los inversores a raíz de las preocupaciones crediticias a futuro”, analizó Ber.

El índice elaborado por la banca JP Morgan sube casi 25% en el año y 6,2% en el mes, lo cual refleja la desconfianza en el repago de los títulos soberanos de deuda y la caída en la cotización de determinados bonos claves

Los analistas adjudicaban el alza a las idas y vueltas en las negociaciones con el FMI. Generó además confusión la advertencia lanzada por el Presidente en un acto del kirchnerismo, en la cual aclaró que la Argentina “no pagará la deuda de rodillas”.

Si no hay acuerdo con el FMI, la Argentina no podrá hacer frente a los enormes vencimientos de deuda previstos para el 2022. En ese marco, el organismo crediticio dijo esperar un plan económico que permita dar sustentabilidad al país para salir en forma sostenida de la crisis económica.

Más alarmas sonaron entre los bonistas luego de que el ex director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI Alejandro Werner estimó que la Argentina no le pagará a ese organismo. Werner sostuvo que un acuerdo entre ambas partes será sólo una “curita temporal para retrasar la corrida bancaria por cuatro meses”.

“Creo que la situación de Argentina es un poco invariable a un programa del FMI. Argentina no va a pagar al FMI”, alertó.

SEGUIR LEYENDO: