El fogonazo inflacionario en octubre que asustó al Gobierno y precipitó el congelamiento de precios

Varios índices de precios detectaron una aceleración fuera de lo habitual en los primeros días de octubre

Un hombre con barbijo compra en un supermercado de Buenos Aires. REUTERS
Un hombre con barbijo compra en un supermercado de Buenos Aires. REUTERS

En los primeros días de octubre los precios al consumidor tuvieron su aceleración más importante desde marzo de este año, mes en el que se registró el dato más alto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec en lo que va del año. La aceleración de las remarcaciones en góndolas que detectan las consultoras privadas que miden los precios semana a semana en todo el país se dio justo después de que en septiembre el índice oficial acelerara a 3,5%. Los datos asustaron al Gobierno y explican la decisión del flamante secretario de Comercio, Roberto Feletti, de intentar retrotraer los precios al 1° de octubre en un intento por borrar el fogonazo inflacionario.

“La inflación de septiembre parece que viene arriba de 3% y lo que vi en octubre tampoco es bueno, por eso retrotraemos los precios al 1° de octubre”, dijo Feletti la semana pasada. ¿Cuál fue el sobresalto que llevó al Gobierno a apurar un acuerdo que, hasta el día de hoy, la industria de consumo masivo sigue tratando de moderar? Un cambio serio en la manera en que se movieron los precios en la primera semana del mes.

Más allá de los índices oficiales de inflación, que miden los datos en forma mensual, consultoras privadas relevan precios en períodos más cortos para ir contando con información más actualizada respecto de la dinámica inflacionaria. Los llaman “índices de alta frecuencia” porque miden los precios en períodos más cortos que el tradicional corte mensual.

Una de ellas es la consultora Seido, que tiene su propio índice semanal. El IPC de alta frecuencia de la consultora encendió todas las luces de alarma. En la primera semana de octubre saltó 4,9% si se mira el nivel general de precios y 4,6% si se mira la inflación núcleo (una canasta que excluye precios regulados y estacionales).

“Cortó con la tendencia a la desaceleración y resulta extraño por el contexto en el que tenés un montón de precios pisados. Uno hubiera esperado que siguiera la desaceleración y no. Tal vez lo que está pasando es que con importaciones y brechas varias de los dólares hay precios que se empiezan a mover más rápido”, dijo Matías Carugati de Seido a Infobae.

Los precios sacaron chispas en el cambio de mes. Y es algo que llama la atención porque los economistas están acostumbrados a ver algo así sólo después de movimientos del dólar oficial o, a lo sumo, mucho ruido en los mercados paralelos.

“Históricamente si vos ponés la serie de inflación y devaluación están muy asociadas, porque hay un montón de precios que lo siguen. Pero ahora lo que está faltando es eso” (Carugati)

“Históricamente si vos ponés la serie de inflación y devaluación están muy asociadas, porque hay un montón de precios que lo siguen. Pero ahora lo que está faltando es eso: está la aceleración sin que el dólar oficial lo justifique. Puede ser que en un contexto de incertidumbre respecto del futuro hay remarcaciones. Ese tipo de expectativas que empiezan a mover un poco más los precios”, agregó Carugati.

La última vez que Seido detectó un salto semanal similar fue en marzo de este año, mes en que la inflación sorprendió con un 4,8% de suba mensual según el IPC Indec. La expectativa de los analistas para este mes es que la inflación ronde el 3%, muy por encima de apuestas previas que apuntaban a números mensuales planchados al menos hasta fin de año pero todavía lejos de saltos como el de marzo.

El fogonazo también fue detectado por la consultora EcoGo. En la primera semana de octubre, el Relevamiento de Precios Minoristas (RPM) que elabora la consultora conducida por Marina Dal Poggetto mostró un salto del 1,3% en alimentos, el dato más alto desde agosto. En la segunda semana de octubre el ritmo de avance se modera, pero ya pone un piso para el resto del mes.

“Los movimientos de la primera semana de octubre, a nivel del capítulo alimentos y bebidas, son los más altos de los últimos 4 meses” (Semilla)

También por el IPC-Creebba (Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca) que elabora sus propios datos en base a relevamientos en la ciudad bonaerenses.

“Los movimientos de la primera semana de octubre, a nivel del capítulo alimentos y bebidas, son los más altos de los últimos 4 meses. Respecto a la segunda semana es el segundo valor más alto desde julio, con un 3,3% acumulado. El anterior fue en la segunda semana de agosto con 3,5%.”, dijo Gonzalo Semilla.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Carlos Melconian, sobre el Gobierno y la economía: “Se comieron medio mandato y van cero a cero”

Según el economista, como en el juego de la Oca, el gobierno volvió al punto de partida y necesitará “instinto de supervivencia” para llegar a 2023. Acordar con el FMI serviría solo para no caer en default, señaló. Pero sin acuerdo la situación empeorará

El Gobierno evalúa un bono de fin de año para beneficiarios de programas sociales

Apuntarán a un millón de inscriptos en el plan Potenciar Trabajo. Los movimientos sociales buscan que los montos extra alcancen a la Asignación Universal por Hijo

Pagos al FMI, a bonistas y al Club de París: cómo será el “verano” del dólar y cuánta presión le sumará a las reservas

Sin una reestructuración de deuda, los pagos a acreedores sumarían USD 7.600 millones en los próximos meses. Además, habría demanda de otros USD 2.900 millones por parte del mercado

Siete claves para negociar bien en una operación inmobiliaria y evitar que se frustre el negocio

Expertos brindaron consejos a vendedores y compradores. Recomiendan hacer tres tasaciones, no sobre valuar la unidad y contra ofertar de manera razonable

Matías Kulfas: “Cuanto menos dólares tengamos, más riesgos hay de devaluación”

El ministro de Desarrollo Productivo buscó explicar su agresiva afirmación del sábado respecto de la prohibición de financiar el pago en cuotas de pasajes y turismo al exterior, pero desnudó la fragilidad cambiaria del Gobierno. Necesidad de aumentar las exportaciones y llegar “a buen puerto” con el FMI
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online