Alquileres: cuánto van a aumentar en agosto los contratos firmados con la nueva ley

De acuerdo a la nueva Ley de Alquileres los valores que pagan los inquilinos tienen una sola actualización anual

El próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado
El próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado

Luego de la sanción de la nueva Ley de Alquileres —que cumplió un año— en julio, los montos mensuales de los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización, un índice (ICL) compuesto por inflación y salarios. Ahora, el próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado, 12 meses atrás.

En base al Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, desde el sector inmobiliario estiman que alcanzará el 46% en la segunda quincena del mes. Los propietarios e inquilinos deben realizar el cálculo cuando se cumple un año desde el día que se inició el contrato y luego cada 12 meses. En tanto, desde la Federación de Inquilinos señalaron que para los contratos que se están actualizando este viernes 23 de julio, la variación que debe aplicarse es de 43,56%.

De acuerdo a la nueva Ley de Alquileres, los valores que pagan los inquilinos tienen una sola actualización anual, de acuerdo al índice oficial. Durante julio, el primer mes de incrementos en base a la nueva fórmula de actualización, tuvieron un salto muy importante para un solo mes.

¿Cómo es el mapa de los alquileres en la Argentina? En total, unos 2,4 millones de hogares alquilan. Esto representa 18% del total nacional. Si se hace un desglose más profundo, los alquileres se concentran principalmente en los centros urbanos: la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires aportan el 50%, mientras que otro 20% está en Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

En lo que va del año, los precios de los alquileres —para los contratos nuevos— acumularon una suba del 27,8% por encima de la inflación. A un año de la sanción de la nueva ley de alquileres, un estudio realizado por el portal de propiedades Zonaprop indicó que el valor promedio de un departamento de dos ambientes y 50 metros cuadrados en alquiler en la Ciudad de Buenos Aires se ubica en $39.211 por mes.

Por otro lado, el informe muestra que, luego de una caída, las unidades en alquiler continúan en aumento, con una suba del 4,4% en julio en comparación con el mes anterior. Desde el sector inmobiliario, remarcaron que están impulsando las distintas iniciativas que desde la oposición proponen cambios a la ley de alquileres. Sobre todo, la modificación del plazo de actualización anual y la extensión mínima de tres años para los contratos.

“El mercado sigue parado. Por eso tomamos este rol activo de llevar proyectos y propuestas a las áreas de Gobierno. Solicitamos la modificación del proyecto ley de alquileres en Diputados, la excepción del impuesto inmobiliario y de ingresos brutos para los nuevos contratos comerciales y la modificación en la Legislatura de los reglamentos de copropiedad en edificios de oficinas para transformarlos en vivienda en el macrocentro”, resumió Marta Liotto, vicepresidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios (Cucicba) de la ciudad de Buenos Aires.

Un informe elaborado por el Observatorio Inmobiliario de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) mostró que las críticas del sector son mayoritarias: el 91% de los consultados sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente. Ocho de cada 10 operadores consideraron que, con la nueva legislación, hubo una importante retracción de la oferta en el mercado. Y el 87% consideró que provocó un incremento en los valores.

La mayoría de los operadores inmobiliarios sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente (Cristian Gastón Taylor)
La mayoría de los operadores inmobiliarios sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente (Cristian Gastón Taylor)

“El índice de actualización fue creado para que los inquilinos no tengan que pagar tanto de actualización y la realidad es que con el alto grado de inflación que hubo en los últimos meses, los terminó perjudicando” —explicó el director ejecutivo de Camesi, Mariano García Malbrán—. Mucha gente necesita alquilar y la nueva ley impide aumentos en los primeros 12 meses, lo que hace que la barrera a la entrada sea más grande”.

“Lo que empieza a suceder es que los propietarios prefieren vender y no alquilar, y esto termina agravando el déficit habitacional que tenemos en nuestro país, por eso es necesario rever la ley”, analizó Malbrán.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online