Guzmán defendió el discurso del Presidente, pero eludió la polémica sobre el FMI mientras prepara su viaje a Washington

Tras un día en silencio, el ministro de Economía no se pronunció sobre la el uso del préstamo del organismo durante el gobierno de Mauricio Macri. En el Palacio de Hacienda reconocen que el proceso de negociación con el organismo será más largo que lo esperado

Martín Guzmán defendió el discurso económico de Alberto Fernández en el Congreso pero evitó la polémica por el préstamo del FMI.
Martín Guzmán defendió el discurso económico de Alberto Fernández en el Congreso pero evitó la polémica por el préstamo del FMI.

A días de viajar a Washington para continuar con la negociación con el Fondo Monetario Internacional, el ministro de Economía Martín Guzmán salió a defender el discurso económico que pronunció este lunes el presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, aunque evitó entrar en la discusión sobre el uso del préstamo hecho por el organismo al Gobierno de Mauricio Macri.

El jefe del Palacio de Hacienda prepara su escala en la capital norteamericana, que tendría lugar en la semana que comienza el 15 de marzo, para sostener reuniones con la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva. El equipo económico entiende que las necesidades política que comenzó a regir el funcionamiento del Gobierno desde este lunes con el discurso del mandatario implicará moverse de la hoja de ruta prevista en las conversaciones con el Fondo, según pudo saber Infobae. “La lógica política indica que se prefiere un proceso más largo a uno corto que sea inconveniente”, afirmaron. Así, el calendario original propuesto por Guzmán, de cerrar un programa financiero nuevo en mayo para ligar esa resolución a una salida a la deuda con el Club de París, quedó desdibujado.

Guzmán salió a defender el discurso económico que pronunció este lunes el presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, aunque evitó entrar en la discusión sobre el uso del préstamo del FMI.

Alberto Fernández habló este lunes de una negociación “sin apuro” y apuntó sin mencionar con precisión, a “los pícaros” que esperan un acuerdo rápido con el organismo internacional. “El inicio de marzo marca el comienzo de un clima más político que técnico, los funcionarios tenemos que amoldarnos a eso”, reflexionaba una fuente con despacho en el Palacio de Hacienda, sobre la intención de la Casa Rosada de buscar responsabilidades judiciales por el acuerdo fallido con el FMI durante el mandato macrista.

Guzmán opinó este martes mediante un hilo en Twitter, en el que defendió los lineamientos de política económica que marcó el jefe de Estado en el Congreso. “Para tener una economía tranquila empezamos por la reestructuración de la deuda. Llegamos a un acuerdo con los acreedores externos que implicó un alivio de aproximadamente 37 mil millones de dólares en 10 años y establecimos que la sostenibilidad debía ser política de Estado”, dijo.

El ministro de Economía se pronunció por Twitter.
El ministro de Economía se pronunció por Twitter.

“Definimos reglas de juego para fortalecer la restaurada sosteniblidad de la deuda pública buscando que nunca más el país viva crisis de deuda externa que socavan las oportunidades de millones de argentinas y argentinos. Y nos acompañó el Congreso”, continuó. El ministro de Economía no hizo mención a la acusación hecha por el Presidente de “fraude” en la administración del préstamo del Fondo Monetario.

A diferencia de Guzmán, el que sí recogió el guante fue su par de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, quien habitualmente no se refiere a estos temas en sus entrevistas. El funcionario salió a contestarle -también por Twitter- al ex presidente del Banco Central durante el mandato macrista, Guido Sandleris, quien fue el firmante por parte del BCRA del segundo acuerdo financiero entre el Estado argentino y el Fondo Monetario.

El calendario original propuesto por Guzmán, de cerrar un programa financiero nuevo en mayo para ligar esa resolución a una salida a la deuda con el Club de París, quedó desdibujado.

Sandleris había defendido el lunes el proceso de toma de deuda durante el Gobierno anterior y la negociación con el FMI. Incluso mencionó que dos de cada tres dólares recibidos desde Washington fueron utilizados para pagar otras deudas.

No es lo mismo endeudarse con otros organismos del sector público que con el sector privado o el FMI. El endeudamiento ‘intrasector público’ tiene mayor probabilidad de roll over y de lograr mejores condiciones de refinanciación. El crédito del FMI otorgado a la Argentina durante 2018 y 2019, cancela, en gran medida, deuda ‘intrasector publico’. A posteriori, los dólares que recibieron los organismos públicos fueron vendidos en el mercado único de cambios financiando los niveles récord de dolarización de portafolio de la gestión anterior. El endeudamiento irresponsable entró por una puerta y salió por la otra”, le respondió Kulfas.

Martín Guzmán viajará a Washington a mediados de marzo para reunirse con Kristalina Georgieva.
Martín Guzmán viajará a Washington a mediados de marzo para reunirse con Kristalina Georgieva.

Tarifas e inflación: la letra de Guzmán en el discurso presidencial

Más allá de la negociación y el nuevo clima de confrontación política con la oposición que adoptó la relación con el Fondo Monetario, cerca de Guzmán reconocen que parte de la “línea de pensamiento” del ministro de Economía se dejó entrever en dos cuestiones abordadas por Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa.

Por un lado, al hablar sobre la inflación, el Presidente utilizó la expresión que suele usar Guzmán cuando menciona las cuatro patas de su plan antiinflacionario para este año, y es que la suba de precios “es un problema multicausal”. En ese programa habla de la calma cambiaria, de la reducción del déficit, las tarifas y la coordinación de expectativas entre empresas y gremios.

Al hablar de tarifas y de inflación, Alberto Fernández fue más “fiel” a la línea de pensamiento de Martín Guzmán.

“Los objetivos inmediatos son los de profundizar la recuperación de la economía con generación de trabajo y reafirmar un sendero de reducción gradual y persistente de la inflación. Son dos prioridades abordadas en el Presupuesto 2021, que es el corazón del programa económico”, escribió este martes Guzmán por Twitter.

“La inflación es un problema multicausal que se ataca, primero, desde la política macroeconómica (fiscal, monetaria y cambiaria); y segundo, con políticas de precios e ingresos que ayuden a alinear comportamientos y expectativas con los objetivos definidos en el Presupuesto”, repitió el ministro, a tono con lo que dijo un día antes el Presidente.

Sobre las tarifas, el mandatario dejó saber que la Revisión Tarifaria Integral podría tener lugar recién el año que viene y habló de segmentación de los precios de los servicios públicos. En ese sentido, Alberto Fernández dijo que los precios que paga el consumidor deberán ser “justas, razonables y asequibles”, que son los mismos términos en los que se expresa el jefe del Palacio de Hacienda al hablar del descongelamiento de tarifas.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online