El Gobierno redobló los controles y hubo “telefonazos”, pero no consiguió frenar la suba de los dólares alternativos

Se espera que la ronda de miércoles sea tensa y con más inspecciones reforzadas porque la medicina de la intervención parece haber dejado de hacer efecto en las divisas financieras

Ayer, el contado con liquidación tuvo movimientos más intensos porque hubo compra y ventas entre mesas de dinero que eludieron los bonos preferidos del Central (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)
Ayer, el contado con liquidación tuvo movimientos más intensos porque hubo compra y ventas entre mesas de dinero que eludieron los bonos preferidos del Central (REUTERS/Mohamed Abd El Ghany)

Fue un día de controles. Por el lado de la Comisión Nacional de Valores cayeron sobre determinadas empresas que declararon importaciones. Querían verificar que se habían efectivizado las compras al exterior y que no hubo una fuga ilegal de dólares. Además, siguieron los estrictos controles online sobre los agentes de Bolsa para evitar que se violen las fuertes regulaciones que se impusieron. A este control, le agregaron llamadas telefónicas para convencerlos de que deben desalentar las operaciones de compra de los bonos AL30 que utiliza el Banco Central para intervenir en las operaciones de contado con liquidación.

De esta manera, con una presión casi asfixiante, el Central tuvo un comportamiento que pocos entendieron porque por momentos malvendió el AL30 para que bajaran los dólares alternativos y por otros encareció las operaciones de pase desde el dólar MEP al contado con liquidación.

El resultado fue que el dólar MEP que estuvo hasta 1% arriba a la apertura con un fuerte monto de negocios por USD 31,8 millones debido a que el lunes casi no operaron por el feriado de Estados Unidos, cerró con un alza de 12 centavos (0,10%) a 145,48 pesos.

En el contado con liquidación el movimiento fue más intenso porque si bien por las pantallas pasaron operaciones por USD 73,2 millones, un monto igual a los de antes de las regulaciones, hubo compra y ventas entre mesas de dinero que eludieron los bonos preferidos del Central. El elegido fue el GD30 y este dólar alternativo terminó con un alza de 58 centavos (+0,4%) a $147,88 para los que están acotados por las limitaciones de no poder tener un saldo comprador de más de USD 100 mil nominales en bonos AL30. Este monto equivale a USD 38 mil en efectivo y es claramente ínfimo para el volumen de dinero que se mueve en esta plaza. Por eso, por afuera y con otros bonos, el contado con liquidación subió 70 centavos, respecto al valor del viernes, a 150,7 pesos. Poco a poco la brecha con el dólar del Central se va estirando.

El “libre”, con la gente de vacaciones y un mercado de dólares alternativos más controlado, no tuvo operaciones y tuvo un precio no representativo de $157, aunque se concretaron unas pocas operaciones a 158 pesos. Pero la verdad está en la falta de movimiento en esta plaza libre de regulaciones.

En el mercado mayorista, el Banco Central dejó que el dólar subiera 13 centavos a 86,22 pesos. Los negocios alcanzaron a USD 200 millones, pero faltaron los exportadores. El mercado era pura demanda y el Central no tuvo otra salida que vender USD 40 millones para satisfacerlos. De esta manera, las reservas se redujeron USD 32 millones a 39.779 millones. Este movimiento es un llamado de atención para el Gobierno en momentos que enfrenta cortes de ruta por camioneros que están paralizando a las plantas automotrices y a las siderúrgicas que dejan sin insumos a los fabricantes de electrodomésticos, maquinaria agrícola, autopartes y construcción.

A la preocupante situación económica se le sumó el recrudecimiento del covid-19, un problema que es común a todos los gobiernos del planeta y que, en algunos países marcó el futuro de los gobernantes

La suba de los bonos en el exterior, hizo que el riesgo país cediera 19 unidades (-1,3%) a 1.433 puntos básicos. Entre los títulos públicos, siguen sobresaliendo los indexados por el costo de vida. Lo más destacado fue el aumento de 2,24% del TX26.

La Bolsa, a todo esto, operó casi $800 millones, algo más del triple de lo que se negoció el día anterior que estuvo afectado por el feriado norteamericano. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, comenzó con una suba de casi 1% que no pudo sostener. A las 15.30 estaba 0,20% abajo y cerró con un aumento de 0,59% que no dejó satisfecho a nadie, aunque los inversores saben que no hay demasiados argumentos para que las acciones suban.

Lo más destacado fue Loma Negra (+5,05%); Cresud (+4,57%), a quien le juega a favor la suba de los precios de la soja, y Transportadora Gas del Sur (+3,77%).

Los ADR’s siguen siendo atractivos para los inversores. Se negociaron $1.597 millones. Los compradores se hacen de certificados de tenencias de acciones de empresas que cotizan en las Bolsas de Nueva York pagándolos en pesos a la cotización del dólar contado con liquidación.

Los ADR’s siguen siendo atractivos para los inversores. Se negociaron $1.597 millones

Los ADR’s argentinos, tuvieron una rueda mixta. Lo mejor pasó por IRSA (+11,91%), Cresud (+9,42%) y Mercado Libre (+3,32%). La contracara fue la caída de Grupo Financiero Galicia (-2,75%), IRSA Propiedades Comerciales (-2,31%) y Banco Supervielle (-2,06%).

Para hoy se espera otra rueda tensa y de controles reforzados porque la medicina de la intervención dejó de hacer efecto en los dólares alternativos. A la preocupante situación económica se le sumó el recrudecimiento del covid-19, un problema que es común a todos los gobiernos del planeta y que, en algunos países marcó el futuro de los gobernantes.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS