Mientras Martín Guzmán sostiene que la inflación de este año será de 29%, el ritmo de devaluación se aceleró al 55%

En el mercado mayorista, la suba del tipo de cambio viene llevando un ritmo más cercano a los pronósticos inflacionarios de los analistas que a la proyección oficial

(Foto: Franco Fafasuli)
(Foto: Franco Fafasuli)

Mientras el Banco Central sigue luchando con todo tipo de herramientas para mantener a los dólares alternativos bajo control, el dólar mayorista aceleró su ritmo de devaluación y contradice al ministro de Economía, Martín Guzmán, que pronosticó una inflación de 29% para el Presupuesto 2021. El dólar mayorista que rige el comercio internacional, subió ayer 10 centavos a $ 85,48. El ritmo de devaluación en lo que va del año marca 55% anual, un porcentaje que está más cerca de la inflación que esperan los analistas.

Si bien los números oficiales marcaron un triunfo al lograr que los dólares alternativos bajen 0,6% en la versión oficial, la realidad es que este mercado ha tomado otros rumbos y para no violar las nuevas normas que impiden a los privados tener un saldo en bonos soberanos mayor a USD 100 mil nominales, se volcaron a la compra del GD30 para hacer las operaciones de contado con liquidación, en lugar del AL30 que es el título que utiliza el Banco Central para intervenir en la plaza. La compra del título que vende el Central está limitada. Por eso el contado con liquidación, que operó USD 61,8 millones -un importe que es más USD 20 millones inferior a lo que se operaba antes del endurecimiento del cepo de ayer- marcó un precio oficial de $ 145,13, aunque su valor fuera de las operaciones en pantalla, fue de $ 146,40 y este es el valor real.

Con el dólar Bolsa o MEP, que ahora tiene facilitadas las operaciones porque los compradores de dólares tienen que tener en su poder los bonos para adquirirlos nada más que 24 horas, operaron USD 29,2 millones con una fuerte intervención oficial. Este dólar terminó la rueda con una caída de 82 centavos a $ 144,98. Pero en el circuito real, se pagaba a $ 146.

El bono más utilizado por los privados, el GD30, en estas circunstancias, subió 0,24% lo que contrastó con el AL30 que utiliza el Central que perdió 0,56% de su valor y ya rinde más de 18%. El riesgo país, ante esta situación, subió 16 unidades (1,40%) a 1.415 puntos básicos a pesar de que los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que son la referencia para confeccionar este índice, siguieron en baja. Solo cuatro ruedas disfrutaron en el Gobierno de tener al indicador por debajo de los 1.400 puntos.

En la plaza marginal, alimentado en una parte del dólar Bolsa o MEP y en otra por lo que se compra en los bancos (dólar ahorro), se mantuvo en $ 159. Cabe aclarar que la diferencia de $ 10 es tentadora para revender los dólares alternativos en el “blue”. Esta operación, llamada “puré”, deja una ganancia de $ 10.000 cada USD 1.000 con la ventaja de que el que vende puede repetir la operación, si tiene aceitado el mecanismo para eludir los controles, varias veces al mes reciclando el mismo dinero.

El Banco Central compró USD 50 millones en la plaza mayorista, donde se sintió la ausencia de los exportadores al negociarse USD 142 millones, la tercera parte de lo que se operó la rueda anterior. Esta compra más la suba del oro de 0,65% y de 0,50% del euro frente al dólar, impulsaron la suba de reservas que cerraron en USD 39.709 millones, un monto USD 105 millones superior al del día previo.

La Bolsa, en tanto, avanzó por un solo papel que tiene una relación íntima con la soja que subió USD 20 en Chicago a USD 521. Con un monto de negocios escaso de $ 720 millones, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 0,47%. Cresud (+16,97%) fue el gran responsable de este cierre positivo. Lo siguió BBVA (+6,11%) que recuperó una buena parte de lo que había perdido el día anterior. La contracara fue la caída de YPF (-4,07%) y Transener (-1,98%).

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York en dólares- tuvieron una rueda positiva con predominio de alzas. Lo mejor pasó por Cresud (+12,53%), seguido de BBVA (+6,03%) y de Central Puerto (+4,51%). Las bajas fueron encabezadas por YPF (-5,43%), Corporación América (-3,53%) y Globant (-2,04%).

Para hoy se espera otra rueda tensa en el mercado de dólares alternativos y con un Banco Central defendiendo reservas ante la reticencia a liquidar de los exportadores ya que una parte del sector agropecuario está en huelga y no exporta. A la autoridad monetaria le cuesta cada vez más contener a los dólares alternativos y apela a medidas policíacas, porque el cepo cerró todos los caminos ortodoxos de la economía.

Seguí leyendo:

Los depósitos en dólares cayeron 18,1% en 2020 y los nominados en pesos crecieron muy por encima de la inflación

Jornada financiera: la acción de Cresud saltó 12% en Wall Street por la suba del precio de la soja

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS