Cuánto cuesta la carne en Alemania y por qué su valor contradice los dichos de Alberto Fernández

Luego de que el Presidente dijera que los argentinos pagan el mismo precio por el kilo de asado que un ciudadano chino o alemán, fuentes del sector agroexportador y analistas desmintieron al mandatario y dieron cuenta de los valores de la carne en el país europeo, con cifras que triplican los precios que se pagan en el país

El precio de la carne en Argentina está entre los más bajos del mundo. REUTERS/Agustin Marcarian
El precio de la carne en Argentina está entre los más bajos del mundo. REUTERS/Agustin Marcarian

En medio de la discusión con el campo tras la suspensión de las exportaciones de maíz que decretó el Gobierno en el último día de 2020, el presidente Alberto Fernández cuestionó el precio en el mercado interno de alimentos como la carne y dijo no entender por qué los ciudadanos argentinos tienen que pagar el mismo precio por el kilo de asado que un ciudadano chino o alemán.

“El mundo demanda carne, producen en pesos, pero ¿por qué los argentinos pagan el kilo de asado como lo paga un chino, un francés o un alemán? Si producen todo en pesos, ¿por qué?”, declaró el mandatario a Radio Con Vos.

En ese marco, el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, Juan Eiras, dijo a Infobae que si bien el asado no es un corte que los alemanes se caracterizan por comer, su precio en Alemania oscila entre 18 a 20 Euros. Al cambio oficial de la moneda de la Unión Europea -de $104 promedio- da entre $1.872 y $ 2.080 el kilo contra un promedio de $700 en el mercado interno en Argentina.

El kilo de asado en Argentina está en carnicerías en promedio a $700 mientras que el bife ancho ronda los $500 y el vacío 750 pesos, según el presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams.
El kilo de asado en Argentina está en carnicerías en promedio a $700 mientras que el bife ancho ronda los $500 y el vacío 750 pesos, según el presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams.

“En Alemania, la carne sin hueso tiene precios que oscilan de 28 a 40 euros. Después, hay cortes premium que salen 60 euros el kilo en supermercados”, detalló Eiras. Y agregó que “hubo una mala interpretación de los números por parte del Presidente o un mal asesoramiento de sus colaboradores”.

Asimismo, Víctor Tonelli, productor y analista ganadero, afirmó a Infobae que un bife argentino en un supermercado de Alemania cuesta alrededor de 40 euros el kilo, lo que a la cotización oficial equivale a 4.160 pesos.

Sin embargo, si se tienen en cuenta las restricciones cambiarias que rigen en el mercado local hay que tomar el valor del euro libre o blue, que cotiza en torno a los 200 pesos, por lo que un kilo de bife, a ese valor, ronda los $8.000.

En Alemania, la carne sin hueso tiene precios que oscilan de 28 a 40 euros. Después, hay cortes premium que salen 60 euros el kilo en supermercados (Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot)

“Cuando comparás valores con Alemania de bifes como los nuestros con hueso están entre 20 y 40 euros según marca y lugar de venta. Esto te da un valor de entre $2.000 y $4.000 el kilo a valor de euro oficial que es una falacia en Argentina porque solo podés comprar el solidario”, destacó Tonelli.

“Pero solo para sacar cuentas, comparado con la cotización oficial vale entre 4,5 y 5,5 veces más que lo que pagamos los argentinos”, sostuvo.

Según Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, “Europa tiene los precios muchos más caros para la carne”. En ese sentido, detalló que el kilo de asado en Argentina está en carnicerías en promedio a $700 mientras que el bife ancho ronda los $500 y el vacío 750 pesos.

Cuando comparás valores con Alemania de bifes como los nuestros con hueso están entre 20 y 40 euros según marca y lugar de venta. Esto te da un valor de entre $2.000 y $4.000 el kilo a valor de euro oficial (Víctor Tonelli, productor y analista ganadero)

Cabe destacar que un estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada) de diciembre de 2020 arrojó que el 29% del precio del kilo de carne al mostrador está formado por impuestos.

Para el economista Federico Moll, director de Ecolatina, no es cierto que en Argentina se pague la carne al mismo precio que en Alemania. “En pocos países la carne vacuna es tan barata como acá. De 103 países relevados por Numbeo, una base de datos mundial de precios de consumo, Argentina figura en el puesto 99”, apuntó.

Es falso lo que dijo Alberto Fernández. Tenemos uno de los precios más bajos del mundo de la carne vacuna. No solo por precios sino por calidad. En comparación con el salario probablemente no tengamos una situación tan feliz porque nuestro ingreso es bajo. Sería un error compensar los bajos ingresos tocando precios relativos. El problema no es el precio al que compramos la carne si no lo bajo de los salarios”, analizó.

Para Moll, no hay crecimiento de largo plazo sin exportación. “Sabemos que si no cuidamos la exportación cuidar la mesa de los argentinos se vuelve algo de muy corto plazo. Cuando se prohibieron las exportaciones de carne en 2006/2007 el precio relativo en el mercado interno bajó mucho. El exceso de oferta llevó abajo el precio hasta que la baja producción y la poca inversión hicieron que el precio interno subiera mucho en 2010. Tiene patas cortas centrarse en cuidar la mesa de los argentinos”, concluyó.

En pocos países la carne vacuna es tan barata como acá. De 103 países relevados por Numbeo, una base de datos mundial de precios de consumo, Argentina figura en el puesto 99 (Federico Moll, director de Ecolatina)

En tanto, luego de la decisión del campo de realizar un paro de 72 horas la semana que viene, Alberto Fernández remarcó que está “en una lucha” con la producción de alimentos en la Argentina porque los productores le quieren hacer pagar a los consumidores argentinos los precios internacionales que perciben cuando exportan.

Fernández agregó que por el principio de solidaridad es que plantea que se garantice a los consumidores argentinos los alimentos a un precio accesible a nivel local, y que el resto se exporte “al precio que se les dé la gana”.

“Esto me pasa con el trigo, con el maíz, con el girasol, con el aceite, con la carne. Es una discusión que estamos dando. Y también me pasó con la medicina prepaga”, afirmó.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online