Personal doméstico: cuándo podrán volver a la actividad en la Ciudad de Buenos Aires y con qué restricciones

El Gobierno porteño anunció que será autorizado el servicio doméstico en la ciudad, con el transporte del personal a cargo de los empleadores. Protocolos que deberán cumplir los empleadores

"Hay que controlar que el empleador cumpla el protocolo y le de todos los elementos a las trabajadoras. Y que se haga cargo de ir a buscarla, pagarle un remis o un taxi”, dijo a Infobae Carmen Ruiz, secretaria de organización de Upacp (Shutterstock)
"Hay que controlar que el empleador cumpla el protocolo y le de todos los elementos a las trabajadoras. Y que se haga cargo de ir a buscarla, pagarle un remis o un taxi”, dijo a Infobae Carmen Ruiz, secretaria de organización de Upacp (Shutterstock)

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que avanza hacia una nueva fase de reapertura de actividades en el marco de la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), la cual incluirá el regreso del servicio doméstico. La propuesta que le hizo saber el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, a su par nacional, Santiago Cafiero fue aprobada y está estipulada desde este lunes en el marco del plan gradual de reactivación de actividades.

Entre los principales requisitos se establece que la movilidad de los trabajadores y trabajadoras del sector se haga de forma privada. De esta manera, no podrán trasladarse en transporte público para evitar saturar los mismos y cuidar la situación epidemiológica teniendo en cuenta que, según la Unión de Personal Auxiliar de Casas (Upacp), son 65.000 personas que se emplean en el AMBA, de las cuales 22.000 viven en la Ciudad de Buenos Aires.

“Hay que controlar que el empleador cumpla el protocolo y le de todos los elementos a las trabajadoras. Y que se haga cargo de ir a buscarla, pagarle un remis o un taxi”, dijo a Infobae Carmen Ruiz, secretaria de organización de Upacp.

Otra de las características de esta reapertura tiene que ver con que las trabajadoras solo puedan concurrir a un domicilio o lugar de trabajo para evitar contagios. En este punto existe controversia ya que desde Upacp afirmaron que el personal de servicio doméstico no puede elegir a un solo empleador y descartar al resto que también le está pagando un salario.

El personal de servicio doméstico no puede elegir a un solo empleador y descartar al resto que también le está pagando un salario (Carmen Ruiz, Upacp)

“Propusimos que los empleadores se pongan de acuerdo y las trabajadoras vayan a una casa por día porque no se puede discriminar a un empleador que le está pagando un salario y deberá seguir haciéndolo. Tienen que haber un acuerdo entre los empleadores para ver cómo pueden ir a trabajar a todas las casas”, planteó Ruiz.

Se prevé que el personal doméstico retome su actividad en dos etapas: la fase 3 A para trabajadores residentes en CABA y la Fase 4 B para el resto, es decir para aquellas personas que lleguen desde la provincia de Buenos Aires, principalmente (Shutterstock)
Se prevé que el personal doméstico retome su actividad en dos etapas: la fase 3 A para trabajadores residentes en CABA y la Fase 4 B para el resto, es decir para aquellas personas que lleguen desde la provincia de Buenos Aires, principalmente (Shutterstock)

Cabe recordar que desde que se decretó hace más de 200 días el aislamiento social por la pandemia de COVID-19, las tareas en casas particulares quedaron habilitadas únicamente para aquellos trabajadores y trabajadoras que están al cuidado de personas.

En ese contexto, el personal doméstico retomará su actividad en dos etapas: la fase 3 A para trabajadores residentes en CABA y que inicia el lunes. Queda pendiente de esta manera la Fase 4 B para el resto, es decir para aquellas personas que lleguen desde la provincia de Buenos Aires, principalmente.

Desde que se inició el aislamiento las trabajadoras en negro sufrieron abusos en las condiciones de trabajo ya que muchos empleadores dejaron de pagarles. Y de las que están en blanco, hubo dos tercios que siguieron cobrando normalmente (Carlos Brassesco)

En tanto, Carlos Brassesco, abogado y apoderado del gremio, remarcó: "Desde que se inició el aislamiento las trabajadoras en negro sufrieron abusos en las condiciones de trabajo ya que muchos empleadores dejaron de pagarles. Y de las que están en blanco, hubo dos tercios que siguieron cobrando el sueldo normalmente.

Esto sucede pese a al Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 que estableció que durante la cuarentena “todas las trabajadoras de casas particulares, estén registradas o trabajen de manera informal tienen derecho a no concurrir al trabajo y a cobrar su salario habitual completo”.

Además, rige otro decreto del Poder Ejecutivo que prohíbe los despidos hasta el 30 de noviembre próximo. La medida se oficializó mediante la publicación del Decreto 761/2020 en el Boletín Oficial.

El personal doméstico, en blanco, informal o desocupado, también tiene derecho a cobrar el bono de la Anses de $10.000. Sin embargo, Brassesco aclaró: "El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) lo cobraron las empleadas, pero las que tenían sueldos superiores al mínimo, vital y móvil no lo recibieron. Puntualmente las que cobran por encima de 20.000 pesos”.

Por otra parte, los empleadores de personal doméstico quedaron excluidos del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que cubre una porción del sueldo que abona. Ene se sentido, el apoderado legal de Upacp dijo que los empleadores no accedieron al programa para pagar sueldos pese al pedido que hizo el gremio en el Ministerio de Trabajo.

La Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA) entregó la semana pasada a las autoridades del Ministerio de trabajo un informe que da cuenta de la situación de abusos en las condiciones laborales que padecen las trabajadoras del sector en medio de la pandemia de coronavirus.

Según el documento al que accedió Infobae, el 27,7% de las trabajadoras de casas particulares trabajó durante la cuarentena a pesar de no encontrarse legalmente habilitadas al efecto por desarrollar tareas generales.

Se puede estimar que durante la cuarentena habrían perdido su empleo de manera directa o indirecta, expresa o tácita, unas 277.500 trabajadoras a nivel nacional

Según el documento elaborado por UTDA, 18,5% de las trabajadoras de casas particulares habría sido despedida de modo directo o indirecto, principalmente a través de renuncias concertadas a cambio de una contraprestación económica, muchas veces equivalente a la deuda salarial acumulada durante la cuarentena.

“Se puede estimar que durante la cuarentena habrían perdido su empleo de manera directa o indirecta, expresa o tácita, unas 277.500 trabajadoras a nivel nacional. No obstante, cabe aclarar que dicha cifra debe ser considerada de manera relativa y no en términos de pérdida de puestos de trabajo. Muchos de los despidos se produjeron respecto de trabajadoras que se negaron a violar la prohibición de trabajar”, destacó.

El protocolo que elaboró Upacp

La Unión de Personal Auxiliar de Casas Particulares presentó los requisitos a tener en cuenta, denominado “Retorno Seguro”.

Entre las recomendaciones generales para trabajadores de casas particulares se destaca que antes de salir de su domicilio se tomen la temperatura con cualquier termómetro y en caso de tener más de 37°C esperar unos minutos para volver a repetir la toma. Si la temperatura continúa por encima de esa marca no debe concurrir a trabajar y deberá avisar a las autoridades sanitarias de su zona.

Fuente: Unión de Personal Auxiliar de Casas (Upacp)
Fuente: Unión de Personal Auxiliar de Casas (Upacp)

También se recomienda instalar la App Cuidar COVID-AR en el celular y reportarse como se indica. La aplicación del gobierno nacional permite saber por dónde circulan las personas que salen a trabajar en caso de que haya que hacer algún rastreo o contacto posterior. La descarga es gratuita y está disponible para Android y IOS.

Además las trabajadoras deberán colocarse el tapabocas, gafas y guantes descartables.

Deberán chequear que tengan el kit de higiene personal que debe constar de una bolsa plástica con alcohol en gel (o un rociador con alcohol etílico rebajado con agua; o 1 pedazo de una barra de jabón, 1 botellita de agua y 1 toalla pequeña), pañuelos descartables o servilletas de papel, 1 o 2 tapabocas adicionales, otra bolsa plástica para colocar los pañuelos que usen en viaje o el tapabocas usado para lavarlo luego.

Se recomienda también llevar una muda de ropa para utilizar durante los traslados. La ropa con la que el personal preste servicios -preferentemente provista por los empleadores; por ser “de o para el trabajo” (art. 14, inc. c de la Ley 26.844)-, no debe ser la misma que haya usado para trasladarse hasta el lugar de trabajo.

Seguí leyendo:

El foco de la nueva cuarentena estará puesto en el interior: cuáles son las seis provincias más complicadas

El nuevo Ahora 12 y el impacto de la inflación: cuándo conviene pagar en efectivo y cuándo en cuotas

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS