El ministro Guzmán cree que el canje de deuda bajo ley local, que se tratará la semana próxima en el Congreso, tendrá una aceptación masiva

La iniciativa ingresó al Senado y prevé un tratamiento igualitario de los tenedores de títulos en dólares ley argentina respecto de los de ley extranjera; en el mercado ya calculan cuáles son los bonos más atractivos; el 45% está en manos del sector público

ndonato@infobae.com
El ministro de economía, Martin Guzmán, espera un alto nivel de adhesión de la propuesta para reestructurar la deuda en dólares ley local
El ministro de economía, Martin Guzmán, espera un alto nivel de adhesión de la propuesta para reestructurar la deuda en dólares ley local

El Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley para reestructurar la deuda en dólares emitida bajo legislación local, espera que la Cámara de Senadores comience a debatirlo la semana próxima y prevé que tendrá una “aceptación masiva”.

De esta manera, busca dar una nueva señal de que la oferta presentada ante la Securities & Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos la primera semana de julio para resolver la deuda ley extranjera es la última, pese a la resistencia que tiene entre los principales fondos de inversión.

La deuda elegible en dólares legislación local asciende, según datos del Ministerio de Economía, a USD 45.820 millones, de los cuales el 45% está en manos del sector público. Por ende, están en manos del sector privado USD 25.200 millones, y de este número hay una gran proporción que tienen los inversores institucionales, que, se descarta, entrarán a la operación. Del monto total, habrá que descontar el monto de deuda en dólares que logre ser canjeada hoy; el objetivo es de casi USD 7.000 millones.

“Esperamos que el ingreso a este canje sea masivo, y es la ratificación de que es la última oferta presentada a los bonistas ley extranjera”, dijeron a Infobae fuentes del Palacio de Hacienda.

De hecho, los inversores que tienen títulos en dólares son prácticamente los mismos que han acompañado al Gobierno en la refinanciación de la deuda en pesos, por lo que en el Gobierno descartan que ingresarán al canje rápidamente. Incluso, desde el sector asegurador afirmaron que hay un fuerte compromiso con la reconversión de la curva en pesos porque ven que “es la solución para reactivar cuanto antes la economía”, dijo una alta fuente de la industria. Por otro lado, tampoco hay muchas opciones hoy para canalizar el excedente de liquidez, agregó.

Wado de Pedro, Martín Guzmán y Santiago Cafiero
Wado de Pedro, Martín Guzmán y Santiago Cafiero

“En consonancia con la oferta efectuada para los tenedores de títulos públicos emitidos bajo legislación extranjera, se diseñó la presente propuesta de reestructuración que contempla un tratamiento equitativo, preservando los objetivos de sostenibilidad de la deuda pública que permitirá aliviar las restricciones de mediano y largo plazo devenidas de la actual carga de la deuda”, informó el Palacio de Hacienda mediante un comunicado.

Los tenedores de títulos elegibles cuyas órdenes de canje sean aceptadas podrán optar, según las opcionalidades previstas en la ley, por recibir en la fecha de liquidación instrumentos de deuda pública denominados en dólares y denominados en pesos.

Aquellos tenedores que cuenten con instrumentos denominados y pagaderos en dólares (LETE, BONAR, PAR y Discounts) podrán canjear sus títulos por nuevos bonos en dólares step up ley argentina con vencimientos en los años 2030, 2035, 2038 y 2041, según los términos de la oferta. Asimismo, los tenedores de LETE y BONAR, en conjunto con los tenedores de LELINKS, BONO DUAL 2020 y BONTE 2021 (Dólar linked), podrán optar por bonos del Tesoro nacional en pesos con ajuste por CER con vencimiento en los años 2026 y 2028.

Los nuevos títulos ajustables por CER, que podrán ser suscriptos a la par, tendrán un cupón anual del 2% (2026) y 2,25% (2028), pagadero en forma semestral, con amortizaciones de capital con frecuencia semestral que comenzarán a pagarse en 2025.

Por los intereses acumulados y no pagados, los tenedores de títulos elegibles recibirán bonos en dólares 2030 con un cupón de 1%, para la opción en dólares; o títulos adicionales de Boncer 2026 y 2028, para la opción denominada en pesos.

La oferta establece que si los títulos son presentados durante el “Período de Aceptación Temprana de la Oferta”, se reconocerá el interés corrido de cada título elegible desde la fecha de último pago al 4 de septiembre de 2020 (exclusive). Si los títulos son presentados con posterioridad a dicho período, se computará desde la fecha de último pago al 6 de abril de 2020.

En caso de realizarse una mejor oferta, los tenedores que participen de la invitación tendrán derecho a un nuevo canje por nuevos instrumentos (de similares características en el caso de los que optaron por bonos en pesos) que incorporen las mejores condiciones financieras (claúsula Rufo).

En tanto, los acreedores que no adhieran al canje podrán hacerlo en los términos de la ley propuesta, mediante notificación dirigida a la Autoridad de Aplicación. En estos casos, precisó Economía, sólo se considerarán los intereses devengados hasta la fecha de entrada en vigencia del Decreto Nº 346/2020 mediante la entrega de los nuevos títulos previstos en esta ley.

En cuanto a los plazos que se dispondrán para que los bonistas ley local ingresen a la operación, se conocerán una vez que el proyecto esté aprobado por el Congreso y se publique el procedimiento del canje, precisaron en Economía.

La pregunta que varios analistas se hacen es qué pasa si el Gobierno no logra alcanzar los umbrales mínimos con la deuda ley extranjera como para cerrar, aunque parcialmente, la operación. ¿Se avanzará igualmente con el canje ley local?

Según un análisis realizado por la consultora Consultatio, si se considera una tasa de descuento del 11%, la oferta ley local vale aproximadamente USD 49 en promedio, “dejando un potencial de suba versus los precios al cierre de ayer del orden del 20% promedio (+17% para AO20; +14% para AY24; y +27% para el DICA).

A su vez, el informe plantea que “la opción de pesificación no luce atractiva” y no esperan que sea elegida por los privados, lo cual es una buena noticia para la curva en pesos. Sin embargo, la consultora también recordó que el sector público tiene gran parte de estos bonos y Letes y podría elegir pesificar.

Seguí leyendo:

Mercados: suben los bonos en dólares ante un proyecto de ley para reestructurar la deuda con legislación local

La AFIP impide que quienes mudaron su domicilio fiscal a países como Uruguay paguen menos de Bienes Personales




MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS