El ministro de Economía Martín Guzmán señaló que
El ministro de Economía Martín Guzmán señaló que "diferir pagos de deuda en pesos aliviaría la presión sobre las necesidades de financiamiento del Tesoro y, en las condiciones actuales, sobre el Banco Central también". REUTERS/Agustin Marcarian

El Gobierno alcanzó un acuerdo con tenedores de bonos para canjear cerca de $200.000 millones, según confirmó a Reuters el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El funcionario sostuvo que si en la próxima licitación se consigue un resultado favorable “facilitaría un gradual pero persistente proceso de acumulación de reservas extranjeras, que en opinión del Gobierno es una condición necesaria para aliviar los controles a capitales".

El Ministerio de Economía realizará el jueves una operatoria de canje de deuda que incluye letras y bonos bajo legislación local, cuyos pagos fueron reprogramados o vencen este año, por otros bonos que finalizan entre el 2021 y el 2024, por un monto total de $500.000 millones.

Diferir pagos de deuda en pesos aliviaría la presión sobre las necesidades de financiamiento del Tesoro y, en las condiciones actuales, sobre el Banco Central también (Martín Guzmán)

Con este acuerdo estaría alcanzando un 40% de la colocación, mientras continúa negociando para lograr una mayor adhesión de los inversores.

Guzmán señaló que “diferir pagos de deuda en pesos aliviaría la presión sobre las necesidades de financiamiento del Tesoro y, en las condiciones actuales, sobre el Banco Central también”.

"Un resultado favorable facilitaría un gradual pero persistente proceso de acumulación de reservas extranjeras, que en opinión del Gobierno es una condición necesaria para aliviar los controles a capitales", aseguró el titular de la cartera económica.

Con este acuerdo estaría alcanzando un 40% de la colocación mientras continua negociando para lograr más adhesión de los inversores

El ministro, que también mantiene duras negociaciones con acreedores internacionales para reestructurar cerca de USD 70.000 millones en deuda bajo ley extranjera, explicó que “el objetivo es diferir una significativa porción de la deuda en pesos a tasas de interés sustentables”. Y agregó que el Gobierno espera “canjear alrededor de $ 200.000 millones en deuda de corto plazo en esta primera ronda”.

Cabe destacar que los títulos que se ofrecen al canje en la licitación de mañana son Letras de Capitalización (Lecaps) con vencimiento en este año, letras ajustadas por la tasa Badlar que vencen entre mayo y agosto próximos, letras a descuento con vencimiento en mayo y un bono a la tasa de política monetaria que vence en junio de este año.

El Ministerio de Economía realizará el jueves una operatoria de canje de deuda que incluye títulos bajo legislación local, cuyos pagos fueron reprogramados o vencen este año, por otros bonos que finalizan entre el 2021 y el 2024.
El Ministerio de Economía realizará el jueves una operatoria de canje de deuda que incluye títulos bajo legislación local, cuyos pagos fueron reprogramados o vencen este año, por otros bonos que finalizan entre el 2021 y el 2024.

Los tenedores que acepten participar podrán optar por la reapertura de un bono ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que ajusta por inflación, más un 1%, con vencimiento en agosto del año próximo, y otro título similar con un rendimiento del 1,2% y vencimiento en marzo del 2022.

Las otras dos opciones son un bono ajustado por CER, más un adicional del 1,4% con vencimiento en marzo del 2023, y otro instrumento similar con un rendimiento adicional del 1,5% y vencimiento en marzo del 2024.

“El monto a canjear es enorme. Son casi $512.000 millones. Es el equivalente al 28% de la base monetaria. Es un tremendo desafío que va a marcar el rumbo de la curva pesos de acá en adelante”, indicó Nery Persichini, economista de GMA Capital, a Infobae.

En ese sentido, agregó que lo que buscan desde la cartera económica es “generar espacio fiscal y afrontar políticas expansivas que paleen los efectos del coronavirus”.

En tanto, consideró que la estrategia oficial, con quitas cercanas al 30%, es una salida para no defaultear pesos y estirar plazos.

Seguí leyendo: