Mala señal para el empleo: volvió a caer en enero la cantidad de empresas que depositaron los aportes y contribuciones en la Anses

Se puede deber a que hay menos puestos de trabajo en blanco, a que las empresas tienen menos resto para hacer los pagos o a una combinación de las dos cosas. En enero los depósitos de empresas suelen caer, pero este año el efecto fue más fuerte

dsticco@infobae.com
En enero se registró la disminución de 47.462 trabajadores en relación de dependencia aportante a la Anses (Reuters)
En enero se registró la disminución de 47.462 trabajadores en relación de dependencia aportante a la Anses (Reuters)

Por quiceavo mes consecutivo el total de declaraciones juradas de las empresas cotizantes en el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIPA) disminuyó respecto del mes anterior, al descender en enero 2020 a 542.206; mientras que la cantidad de personal involucrado sumó 4 meses seguidos en baja, a 7,88 millones de trabajadores.

Y si bien en enero suele producirse un fenómeno estacional de caída en las declaraciones juradas de personal en relación de dependencia, porque algunas firmas tienden a anticiparse al cierre por vacaciones y mantenimiento de plantas y oficinas, más el caso particular de la construcción que se caracteriza por la finalización de contratos temporarios los cuales tienden a renovarse en febrero, la retracción que registró la Anses en esta oportunidad superó con creces ese fenómeno, según los datos a los que tuvo acceso Infobae de la AFIP.

Dado que se trata de datos que corresponden a las presentaciones mensuales de Declaraciones Juradas de empresas y personal que cumplieron con la obligación de declarar la nómina de aportantes de una porción del salario para el sistema de jubilaciones y pensiones, no constituyen una referencia directa sobre las altas y bajas de compañías ni de puestos de trabajo, sino al cabo de uno o dos años, porque puede responder a la situación financiera de las firmas.

<b>Si bien estos datos no constituyen una referencia directa sobre las altas y bajas de compañías ni de puestos de trabajo, sino al cabo de uno o dos años, la aceleración del ritmo de bajas reflejaría el cierre de establecimientos y caída firme de empleos formales</b>

De todas formas, la notable aceleración de la caída intermensual en el primer mes del año respecto de los tres precedentes permite concluir que poco más de la mitad de la disminución de 2.026 cotizantes se explicaría por el cierre de establecimientos, en particular en el comercio y talleres de autos 384; la construcción 336; la industria 289; servicios personales 286; transporte y logística 284; servicios profesionales 264 y el agro 130, entre otros.

Esos sectores explicaron en enero la casi totalidad de la disminución de los puestos declarados en el mes, aunque con una ponderación en términos absolutos diferente: construcción 25.634; industria manufacturera 10.901; agro y pesca 9.168; y enseñanza 6.781, principalmente.

Más aún porque la cantidad de baja de puestos declarados prácticamente se multiplicó por 5 respecto de la observada un año antes: pasó de 9.160 a 47.462 personas, luego de dos años previos en que la disminución de empresas que presentaron las DDJJ a la Anses no arrastró al total de personal, la que para el conjunto de la economía en relación de dependencia había acusado sendos aumentos.

<b>Desde que se inició la recesión y el consecuente retraso en el pago de los aportes y contribuciones, prácticamente en noviembre de 2017 cuando se anotó el último pico histórico, se acumuló la baja de unos 25.000 empleadores y de 250.000 trabajadores asalariados registrados</b>

Desde que se inició la recesión y el consecuente retraso en el pago de los aportes y contribuciones, prácticamente en noviembre de 2017 cuando se anotó el último pico histórico, se acumuló la baja de unos 25.000 empleadores, en su gran parte unidades familiares y micro asociaciones; y la disminución de 250.000 trabajadores asalariados registrados.

La excepción a la caída de empresas cotizantes en la Anses fue el segmento de Hoteles y Restaurantes, al incrementarse en enero en 329 establecimientos, y en 4.228 la cantidad de puestos de trabajo declarados, con un promedio de 13 personas incorporadas en términos netos. Al parecer por efecto directo del auge del turismo de cabotaje que incentivó la agudización del control de cambios y el Impuesto País para la compra de billetes para ahorro y pago de gastos fuera de las fronteras.

La excepción a la disminución de empresas cotizantes en la Anses fue el segmento de Hoteles y Restaurantes, al incrementarse en enero en 329 establecimientos, y en 4.228 la cantidad de puestos de trabajo declarados

En el caso de la administración pública la Anses registró la baja de 10 unidades aportantes, pero al mismo tiempo detectó el aumento neto de la nómina en 11.143 personas. Un fenómeno similar se registró en el caso de las "actividades administrativas y de apoyo, aunque con valores notablemente más acotados: bajó en 52 el total de empleadores y subió en 778 los cotizantes.

Principales destructores de empleos

Usualmente, se menciona a las pymes, en general establecimientos con menos de 100 personas en relación de dependencia, como las principales generadoras de puestos de trabajo, apoyado en que de la nómina de firmas aportantes a la Anses por tamaño de los cotizantes, en términos de cantidad de personal declarado, una vez más se observó que ese segmento representó el 98,3% del total, del cual la franja de hasta 2 empleados significó poco más de la mitad.

Sin embargo, respecto del empleo total asalariado, en el conjunto de la administración pública y empresas privadas registradas, esa franja del mercado ocupa a 3,25 millones de personas, el 41,2% del total.

Y si bien fue en el segmento pyme donde se concentró la disminución de las empresas cotizantes en enero, significó el 90,2% del total; su responsabilidad en la reducción del personal con aportes y contribuciones sobre la nómina salarial fue de 43,4 por ciento.

Al parecer, semejante brecha se explica por el hecho de que ahora la crisis productiva y comercial afectó más a los grandes establecimientos, como de la industria de la alimentación, la explotación de Vaca Muerta, y la construcción de grandes obras, entre otros.

Seguí leyendo:

La recaudación volvería a caer en marzo por la extensión de la recesión y los cambios impositivos

Por la crisis global, inversores ya descuentan que la negociación de la deuda se demoraría varios meses

Para marzo, las consultoras privadas ya estiman que la inflación se ubicará entre 2 y 3 por ciento

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS