La lupa sobre el equipo de Guzmán: quiénes lo acompañarían en su gestión

Ante la falta de fogueo del futuro ministro de Economía en la gestión pública y el mercado, la designación de secretario y subsecretarios adquiere vital importancia. Prometen “sorpresas”. Los nombres en danza

Maríin Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)
Maríin Guzmán (REUTERS/Agustin Marcarian)

Recién llegado a Buenos Aires –aterrizó el viernes por la mañana proveniente de Estados Unidos–, una de las cuestiones más inmediatas que debe resolver el futuro ministro de Finanzas, Martín Guzmán, es armar el equipo. Quiénes lo acompañarían en la gestión y, sobre todo, quiénes serían sus alfiles en la negociación de la deuda es uno de los principales interrogantes para el mercado desde que cobró fuerza su nombre como candidato al ministerio. Ahora, la lupa estará puesta en los nombres que él designe. Y también el buscador de Internet.

Muchos de los hombres que seguramente ocuparán un despacho en el Palacio de Hacienda (no trascendió aún el de ninguna mujer) son desconocidos fuera del ambiente profesional y académico. Incluso aquellos que desde la estratégica secretaría de Financiamiento tengan que renegociar la deuda.

<b>El equipo de Martín va a sorprender. Va a tener un corte muy técnico, incluso ideológico y no van a ser conocidos</b>

Está claro que la conformación de su equipo es una tarea que Guzmán –quien no tiene filas propias y a quien el mercado respeta pero ve como “un llanero solitario”– no abordará en soledad. Contará con el aporte de los economistas de mayor confianza de Alberto Fernández. Tanto Cecilia Todesca como Martín Abeles referirán candidatos para las distintas áreas del ministerio, en algunos casos, técnicos provenientes de la Universidad de San Martín. Pero, previsiblemente el economista egresado de la Universidad de La Plata y profesor en la Universidad de Columbia quiere rodearse de algunos colegas de su propio entorno. Economistas que, trascendió, provienen de la UBA y también de la UNLP. “El equipo de Martín va a sorprender. Va a tener un corte muy técnico, incluso ideológico y no van a ser conocidos”, asegura una fuente involucrada.

Seguí leyendo:

Quién es Martín Guzmán, el discípulo de un Premio Nobel que eligió Alberto Fernández como ministro de Economía

Sin embargo, al menos para algunos puestos críticos, será valorada la experiencia en la gestión. Por caso, en la ultra delicada Secretaría de Hacienda. Es uno de los cargos más sensibles de cara al próximo gobierno, desde donde se manejan todos los gastos del Estado y se diseña el Presupuesto. Por el momento, para el proyecto que será enviado el jueves al Congreso, a cargo de Todesca y Abeles, se consultó a Raúl Rigo, el hombre que más sabe de la materia en la Argentina. Rigo fue subsecretario de Presupuesto desde 2002 hasta 2017, cuando se fue del entonces Ministerio de Hacienda y Finanzas con la gestión de Alfonso Prat Gay. Hoy tiene un cargo de asesor en el Senado, lo mismo que el silencioso ex ministro de Economía, Carlos Fernández, a quien hoy algunos en el entorno del presidente electo señalan como un buen candidato a manejar Hacienda.

Sergio Chodos, un economista que conoce a Guzmán (Nicolás Stulberg)
Sergio Chodos, un economista que conoce a Guzmán (Nicolás Stulberg)

Entre los nombres cercanos a Guzmán, el más conocido es el de Sergio Chodos, abogado, quien sí tuvo un paso por la gestión pública. Integró el equipo de Guillermo Nielsen que renegoció la deuda en 2005, luego pasó a la Secretaría de Medio Ambiente y finalmente recaló en el equipo económico de Amado Boudou. Fue durante en esa época que trabó relación con Guzmán, cuando su padrino el premio Nobel Josehp Stiglitz se presentó como amicus cuiriae ante la Corte de Estados Unidos durante el conflicto con los fondos buitre. Otro nombre que se conoció es el de Nicolás Depetris, economista de la UBA y que está vinculado al otro padrino del futuro ministro, Daniel Heyman.

La lista de nombres que acompañe a Guzmán en su función adquiere, de cara a la reestructuración de la deuda, una importancia vital. La falta de agenda y fogueo en este tipo de negociaciones hace suponer a muchos en el mercado que el área será reforzada por funcionarios de experiencia. Por eso no descartan que siga en carrera Adrián Cosentino si, tal como propuso hace pocos días Guzmán, la discusión con los acreedores tiene que ser rápida y quedar saldada en marzo. Un equipo de nombres que sea una total novedad para el mercado podría conspirar contra ese objetivo.

El ex secretario de Finanzas, Adrián Cosentino
El ex secretario de Finanzas, Adrián Cosentino

“Los tiempos de la renegociación de la deuda lo dan los vencimientos. No necesariamente tiene que estar cerrada en marzo”, dicen ahora en el entorno económico del próximo presidente.

La definición confirma lo que Kulfas y Todesca ya le anticiparon a un grupo de bancos: habrá un tratamiento diferenciado para la deuda emitida bajo ley argentina y aquella bajo legislación extranjera. En el primer caso, la deuda en pesos, los altos vencimientos se concentran en la primera parte del año.

En el peor de los casos reestructurarla rápidamente mediante decreto o resolución, tal como fue emitida, permite descomprimir las cuentas y obtener oxígeno para una negociación algo más dilatada tanto con el FMI como con los tenedores de ley extranjera. En ambos casos, se vislumbra una discusión bastante más dura pero que, ante todo, tiene como objetivo evitar el default y el regreso de los fondos buitres contra la Argentina en los tribunales de Nueva York.

Seguí leyendo:

Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo que tendrá la difícil tarea de que la economía vuelva a crecer

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS