El Banco Central anunciaría medidas que destrabarían obstáculos operativos para pagar deudas de empresas en dólares a acreedores del exterior (Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)
El Banco Central anunciaría medidas que destrabarían obstáculos operativos para pagar deudas de empresas en dólares a acreedores del exterior (Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)

Si en lo próximos días, el Banco Central no deja girar dólares para que las empresas puedan honrar vencimientos de deudas con acreedores por financiamiento, como por importaciones, todos los títulos privados bajarán de calificación y, lo que es peor, en el futuro tal vez deban pasar por el mercado de contado con liquidación para triangular con pesos, dólares y bonos en dólares, para cumplir con sus obligaciones. Sin embargos, fuentes de la entidad aseguraron a Infobae que anunciará aclaraciones para destrabar esa operatoria. 

Por supuesto, que el precio de ese dólar es 10 puntos más altos que el dólar mayorista que es el que se toma para estas operaciones. El viernes cerró a 72 pesos.

El temor que genera la operación de IRSA que fue trabada el último jueves es que el Banco Central le vendió los dólares, pero solo la autorizó a pagar a los tenedores de bonos locales y no a los extranjeros. Lo mismo hizo con las Letes en dólares del Tesoro, lo que comenzó a desatar demandas contra la Argentina que pueden transformar el reperfilamiento en un default selectivo porque una de las condiciones del reperfilamiento es el acuerdo total de los acreedores.

El Banco Central le vendió los dólares a una empresa, pero solo la autorizó a pagar a los tenedores de bonos locales y no a los extranjeros. Lo mismo hizo con las Letes en dólares del Tesoro, lo que comenzó a desatar demandas contra la Argentina

Las consecuencias son infinitas. MSCI está estudiando devolver a la Argentina a la calificación de país fronterizo. La que tenía cuando asumió Mauricio Macri. Dos años después consiguió que lo asciendan a emergente y ahora puede volver a la categoría donde los 21 integrantes son las naciones más pobres del mundo. Hay ocho países africanos entre sus miembros con Kenia, Nigeria, Mauricio o Zimbabwe. No faltan en la lista Croacia, Kazajistán o Pakistán. En américa están Jamaica y Trinidad y Tobago.

Lo más grave es que el Contado con Liquidación, que ya cotiza a $72, esta semana puede llegar a $80 y el dólar MEP que está apenas $2 por debajo de ese precio, lo va a acompañar. El dólar MEP es el que surge de comprar bonos en dólares con dólares y venderlos en pesos. El resultado es un dólar de $68,50 en la plaza local.

Impacto negativo sobre los precios de importación

El tipo de cambio oficial mayorista quedó el viernes en $56,15. Pero si el Gobierno no cumple la promesa de dejarlo utilizar a los inversores institucionales en ocasiones que lo necesiten cuando pidan autorización, quedará como un valor simbólico.

El tipo de cambio oficial mayorista quedó el viernes en $56,15. Pero si el Gobierno no cumple la promesa de dejarlo utilizar a los inversores institucionales en ocasiones que lo necesiten cuando pidan autorización, quedará como un valor simbólico

La pregunta es ¿si impiden pagar las Obligaciones Negociables y los títulos de la deuda pondrán trabas para cancelar las importaciones? Si se diera esta situación, los costos de los productos importados subirían notablemente y afectarían al valor de los productos locales que se fabrican con insumos traídos del exterior.

Y como las restricciones están presionando sobre el tipo de cambio, las empresas cuando hacen sus costos reflejan en los precios el dólar de $70 y no el de $56. De hecho, las góndolas de los supermercados no muestran que se viva en un país con un dólar estable en un mercado con control de capitales. Y eso se verá en la inflación de setiembre que por ahora muestra un abanico de 5 a casi 7% en los pronósticos de las consultoras.

La autoridad monetaria está regulando el mercado de cambio con operaciones de ventas a futuro (Nicolás Stulberg)
La autoridad monetaria está regulando el mercado de cambio con operaciones de ventas a futuro (Nicolás Stulberg)

El dólar mayorista está siendo contenido por la venta de divisas de bancos oficiales y por las fuertes intervenciones del Banco Central en el mercado de futuros en la posición fin de octubre, aunque el viernes por segunda rueda consecutiva debió vender USD 100 millones para que el mayorista no se escape.

El viernes, por segunda rueda consecutiva, el Banco Central debió vender USD 100 millones para que el tipo de cambio mayorista no se escape de 56 pesos

Otro tema que puede transformarse en una crisis que parecía superada, es la salida de los depósitos de los bancos. El martes pasado, se fueron solo USD 85 millones de las entidades, cuando una semana antes la salida había alcanzado a los USD 1.000 millones por día. La tendencia a dejar los dólares en los bancos estaba en aumento, pero después de lo de IRSA surgieron los temores porque estas restricciones a pagar la deuda pública y de las empresas, están haciendo replantear las decisiones a los inversores que creen que el Central no tiene las reservas que dice y que la falta de los USD 5.400 millones que le iba a girar el FMI lo dejan en una situación de extrema debilidad. En otras palabras, los tiburones de la plaza financiera están oliendo sangre.

Esta semana va a estar signada por esta puja y por el daño que van a hacer los distintos dólares que hay en el mercado, sobre las reservas del Banco Central. Muchas de las prácticas que está utilizando el Gobierno no difieren de las que aplicaba Axel Kicillof cuando era ministro de Economía en el final del mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Por supuesto, que lo que hacía Kicillof era, porque no podía mostrar reservas, era contabilizar los swaps chinos y hacer algunos juegos contables. Pero este percance le ocurrió a Cristina más cerca de la entrega del mandato.

Esta semana va a estar signada por esta puja y por el daño que van a hacer los distintos dólares que hay en el mercado, sobre las reservas del Banco Central

A diciembre falta una eternidad ¿Aguantará el esquema de control? ¿Alcanzarán las reservas de libre disponibilidad? El problema es que el reperfilamiento marque el inicio de un default selectivo. Por eso nadie iniciará la tercera semana de setiembre tranquilo. Las empresas comenzarán a aumentar sus movimientos para hacerse de cualquier manera de dólares.

La única noticia buena fue que, al caer menos los depósitos, la baja de las reservas del viernes fue mínima (USD 57 millones). Y este detalle es importante, pero corre el riesgo de ser historia. También puede afectar a los depósitos en pesos, que, a principios de la semana pasada, comenzaron a crecer, después de haber estado estables.

No hay duda, que el Banco Central se volverá a sentar con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para aflojar el torniquete, porque el actual aprieta mucho pero no evita, sino que agrava, la salida de dólares del sistema.

Seguí leyendo: