El precio del dólar asciende 20,9% en 2019. (Foto: Pixabay)
El precio del dólar asciende 20,9% en 2019. (Foto: Pixabay)

Otra vez la inestabilidad de los mercados del exterior contagió la dinámica de la rueda financiera local, donde el dólar volvió a cotizarse en alza, en sintonía con la devaluación de las monedas emergentes.

En el promedio de bancos del microcentro porteño se negoció al dólar a 46,80 pesos. En sucursales del Banco Nación el billete al público ascendió 30 centavos o 0,6%, hasta los 46,60 pesos.

En la plaza mayorista subió 29 centavos, a 45,59 pesos, próximo al récord histórico nominal del pasado 26 de abril, cuando cerró a 45,97 pesos. En el transcurso de 2019 el dólar interbancario gana un 20,9%, frente a una inflación estimada en el orden del 25% desde el inicio del año.

Aunque la reciente devaluación del peso argentino tiene un condimento político, a pocos días de las cruciales elecciones primarias del 11 de agosto -para las que se augura un resultado parejo entre los postulantes del oficialismo y la oposición-, en las últimas ruedas cambiarias fue la creciente incertidumbre financiera que arrastró a los índices en el exterior lo que revitalizó el proceso alcista del dólar.

Por la mañana el dólar en Brasil subió 0,3%, hasta los 3,98 reales, el precio más alto desde el pasado 29 de mayo, mientras que en China llegó a subir 0,4% a 7,06 yuanes, su valor máximo en más de una década. Por la tarde la baja del real se redujo a 0,1% y el yuan se apreció a 7,02 unidades por dólar.

Esta reversión no llegó a advertirse en el mercado de cambios argentino, pero podría anticipar una rueda calma para el jueves, a solo 48 horas de las elecciones primarias.

En el mismo sentido, los índices de Wall Street iniciaron con bajas de hasta 2%, mientras que se incrementaban los precios de la deuda norteamericana, debido a la mayor demanda de activos por cobertura. La tasa del bono del Tesoro de los EEUU a 10 años llegó a caer a 1,62%,  la más baja desde el 3 de octubre de 2016.

Pero al cierre, Wall Street recortó todas las pérdidas y la tasa del Treasurie a 10 años se reacomodó en 1,67 por ciento.

Los analistas de Porfolio Personal Inversiones observan que la devaluación del yuan "produjo un flight to quality (vuelo a la calidad) ante el temor de que el valor de la divisa china se haya convertido en un nuevo frente de la guerra arancelaria".

Frente a la depreciación de la divisa china, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que la Reserva Federal debe reducir las tasas de manera "más amplia y más rápida" para que la economía norteamericana recupere la competitividad frente a otros países.

"Nuestro problema es una Reserva Federal demasiado orgullosa para admitir su error de apretar demasiado (¡y estaba en lo cierto!). Deben reducir más las tasas y más rápido, y detener su ridículo ajuste cuantitativo AHORA", instó Trump a través de su cuenta de Twitter.

En este contexto, bastante delicado debido a la vulnerabilidad macroeconómica de la Argentina, el Banco Central argentino apeló a un mayor endurecimiento monetario para evitar una escalada del dólar y de la inflación en la previa electoral.

El presidente Trump volvió a insistir con que la Fed baje las tasas de interés para apuntalar la economía de EEUU

Por eso elevó las tasas de referencia, de las Letras de Liquidez (Leliq) a cerca de 63%, máxima desde fines de junio, con un stock de dichas Letras que se aproxima a 1.300.000 millones ($1,3 billón), equiparable a toda la Base Monetaria -el dinero con el que funciona la economía- y superior al total de depósitos en pesos del sector privado colocado en plazos fijos.

Un reporte del Grupo SBS apuntó que "el círculo virtuoso de 'estabilidad cambiaria-desinflación-aprobación' siguió dando réditos al Gobierno, con encuestas que mostraron al oficialismo todavía perdiendo por un leve margen pero ya navegando claramente en aguas de empate técnico".

SEGUÍ LEYENDO: