Los trabajadores de la industria electrónica son unos de los más afectados por la recesión del consumo
Los trabajadores de la industria electrónica son unos de los más afectados por la recesión del consumo

El índice de salarios del total registrado del Indec mostró un crecimiento de 4,3% en marzo de 2019 respecto al mes anterior, como consecuencia del incremento de 3,6% del sector privado registrado y un aumento de 5,5% del sector público, en un mes en que la tasa de inflación se había acelerado a 4,7 por ciento.

Mientras que en el caso de los trabajadores en la informalidad, el organismo oficial de estadística estimó una suba notablemente menor, 2,7%, y determinó que el índice general repuntara nominalmente 4 por ciento.

Una suba notablemente mayor acusó el relevamiento del Ministerio de Producción y Trabajo, sobre la base de los aportes y contribuciones al sistema de jubilaciones: 5% en el caso de la mediana (medición que divide en casi dos partes iguales las variaciones de los ingresos brutos de los trabajadores privados registrados), a $31.093; y avanza a 7,9% en el promedio simple, a 41.359 pesos.

El Ministerio de Trabajo y Producción estimó que en marzo el índice de salario real acumuló 10% de caída, pero se atenuó a 8,3 por ciento

"El salto de marzo se explica por el efecto de las compensaciones salariales en Comercio y la Construcción por el desvío entre lo acordado en paritarias en 2018 y la inflación real, más el efecto retroactivo a enero aprobado en el convenio de los bancarios para el corriente año", dijo Bernardo Díaz de Astarloa, subsecretario de Desarrollo y Planeamiento Productivo del Ministerio de Producción y Trabajo.

Sobre esa base, en la cartera laboral estimaron que con la caída real de 8,3% observada en marzo, el conjunto de los asalariados formales acumularon 10 meses consecutivos con disminución de la capacidad de compra de sus ingresos.

Expectativas de recuperación a partir de mayo

"En el acumulado del primer trimestre 2019 el salario real cayó 1,6%, ya que mientras la inflación a nivel nacional alcanzó el 11,8%, los salarios aumentaron 10%", estimaron los economistas Nadín Argañaraz y Bruno Panighel, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

En el acumulado del primer trimestre 2019 el salario real cayó 1,6%, ya que mientras la inflación a nivel nacional alcanzó el 11,8%, los salarios aumentaron 10% (Nadín Argañaraz y Bruno Panighel)

Y observan los especialistas del Iaraf que la firma de 5 grandes paritarias, como las de Docentes Universitarios; 16% más inflación resultante a partir de septiembre 2019; Unión Obrera Metalúrgica; gastronómicos y UPCN cerraron en 28%, y Comercio (la más grande del país) en 30%; mientras que se abrirán en junio para los trabajadores de Sanidad, Construcción y Camioneros, posibilitarán una mejora respecto de los niveles de la primera mitad del año.

Para que esos ajustes deriven en una recuperación del poder adquisitivo en comparación con un año antes, será clave que la tasa de inflación reafirme el sendero de la desaceleración que inició en abril y que habría continuado en mayo.

Pero del otro lado, los técnicos de Iaraf ven un punto inquietante: "Una suba real del salario, vista desde el lado de los costos, puede tornarse en una situación realmente peligrosa para cierto tamaño de empresas y poner en riesgo muchos puestos de trabajo".

Seguí leyendo: