En términos reales, el comercio electrónico tuvo un leve retroceso el año pasado.
En términos reales, el comercio electrónico tuvo un leve retroceso el año pasado.

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (FECOBA), a través del Centro de Investigación PyME Ciudad Productiva (CIPBA) estimó que el comercio electrónico en la Ciudad retrocedió casi 4% durante el 2018, pese a haber crecido un 25% en volumen de ventas.

La entidad reveló que el año pasado el e-commerce porteño facturó 65.000 millones de pesos, lo que equivale a un aumento del 41,6%, pero que representa un retroceso del 3,9%, teniendo en cuenta que la inflación en la Ciudad fue del 45,5% en 2018.

A nivel nacional también hubo una fuerte desaceleración del crecimiento del comercio electrónico respecto a los últimos años. Según FECOBA, las ventas del sector en Argentina apenas crecieron 1,6% en 2018, contra un promedio del 25% en los cinco años previos.

Según indica el informe presentado por la entidad, si bien la facturación cae, la Cámara de Comercio Electrónico (CACE) indica que el volumen de ventas creció un 25%, lo cual se explica en base a que el ticket promedio crece por debajo de la inflación.

"A pesar de la desaceleración del crecimiento, el e-commerce constituye hoy una herramienta útil para ampliar las fronteras de mercado de las PyME", aseguró el presidente de FECOBA, Fabian Castillo.

"Las ventas a través de internet crecieron a tasas superiores a las ventas minoristas tradicionales en la Ciudad de Buenos Aires, por lo cual es importante que los comerciantes puedan adaptarse a las nuevas tecnologías y a los comportamientos de los clientes", explicó.

Seguí leyendo: