Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA (Manuel Cortina)
Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA (Manuel Cortina)

El Banco Central realizó este jueves su habitual colocación de Letras de Liquidez (LELIQ), instrumento exclusivo para ser suscripto por bancos, en dos licitaciones.

La entidad monetaria volvió a bajar la tasa de política monetaria, ahora en 67,691% anual, con un recorte de 29 puntos básicos. Fue la cuarta baja consecutiva de los rendimientos de este pasivo remunerado.

El dólar en la City porteña, que había subido desde inicio de la rueda a $43,25 mayorista, estiró el alza sobre el cierre, luego de la segunda licitación de LELIQ, a 43,41 pesos.

Cabe recordar que las tasas de LELIQ habían alcanzado un máximo para 2019 de 68,458% anual el pasado 28 de marzo, un día después de que el dólar en la City marcara un récord histórico de $44,92 en el promedio al público, y $43,87 mayorista.

La entidad monetaria colocó deuda por $210.023 millones, frente a vencimientos en el día por 201.445 millones de pesos. Descontado el pago diario de intereses, la contracción monetaria por esta vía fue de unos 5.600 millones de pesos.

A la vez, el stock de LELIQ creció a 966.952 millones de pesos.

En el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA, realizado a fines de marzo, los analistas encuestados indicaron que la tasa de interés de las LELIQ se ubicará en 63,58% anual.

Confiaron además en que la tasa de referencia terminaría el año en 46,85%, comparado con el 37,85% previsto en el sondeo del mes previo.

Seguí leyendo: