La recesión de la economía se refleja en las cotizaciones financieras
La recesión de la economía se refleja en las cotizaciones financieras

La debilidad de precios de acciones y bonos de la Argentina va a más allá del influjo de los indicadores financieros internacionales y se relaciona con factores locales.

Este martes, un escenario de moderadas ganancias en Wall Street y una baja del dólar respecto de las monedas emergentes no fue suficiente para impulsar una reacción alcista en los valores financieros vinculados con la Argentina.

A la caída de la actividad económica doméstica, sin visos de recuperación en 2019, y el "ruido político" de un año en el que habrá elecciones presidenciales, se añade la incertidumbre sobre la evolución de la inflación y del tipo de cambio, tras un 2018 en que se dispararon los precios domésticos a una tasa anual de 50% y el dólar duplicó su valor.

El Banco Central comandado por Guido Sandleris es la institución que tomó las riendas para lograr la estabilización de las variables que signifique ponerle un piso a la caída de la actividad. Pero las altas tasas, por encima de 60% anual, también son recesivas y por eso disuaden a los inversores de tomar "riesgo argentino" en lugar de recrear la confianza.

Las tasas del BCRA subieron 10 puntos en tres ruedas y volvieron a máximos en cuatro meses

En las últimas tres ruedas cambiarias la entidad monetaria incrementó en 10 puntos porcentuales las tasas de las Letras de Liquidez (LELIQ), ahora en 62,1% anual. Es el rendimiento más elevado en cuatro meses.

El dólar recortó apenas 2,4% desde el récord del pasado jueves y este martes cerró a $42,52 para el promedio minorista y $41,50 mayorista. No solo no cedió luego de las licitaciones de LELIQ, sino que tampoco capturó la tendencia por arrastre de Brasil, donde el dólar restó 0,8%, a 3,80 reales.

El BCRA logró, con el esfuerzo de tasas, sobrecumplir la meta de Base Monetaria comprometida con el FMI, con el lógico objetivo de reducir la inflación. Pero a la vez volvió a acelerar el aumento de su deuda, ahora por encima del billón de pesos, una marca que empieza a inquietar no solo por su volumen, sino también por los onerosos intereses que devenga.

Luego de la segunda licitación de LELIQ, el S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) pasó a pérdida de 0,3%, a 33.680 puntos.

Fuente: Rava Online
Fuente: Rava Online

Los índices de Wall Street operaron con números mixtos: alza de 0,3% en el S&P 500 y de 0,4% en el Nasdaq, y una pérdida de 0,4% para el Dow Jones. Pero para los ADR argentinos predominaron las bajas en torno a 1%, si bien los títulos de YPF mostraron una mejora de 1,1%, a 13,78 dólares.

Banco Macro resignó 3,6% y Banco Francés, un 3,4 por ciento.

Los bonos soberanos también negociaron con ligeras pérdidas, como en el caso del Bonar 2025 (-0,2%), cuya rentabilidad subió a 13,9% en dólares.

El Riesgo País argentino subió 0,9%, a 744 puntos básicos. Este indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los bono del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes. El Treasurie a 10 años rendía 2,605% anual.

Seguí leyendo: