Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA.
Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA.

En su compromiso de alinear los rendimientos de todo el sistema financiero en un terreno positivo, el Banco Central adjudicó este martes Letras de Liquidez (LELIQ) con un nuevo aumento de la tasa.

El BCRA desdobló en la jornada las licitaciones de LELIQ, "con el objetivo de mejorar la señal de política monetaria y calibrar con más precisión la liquidez del sistema".

Por la mañana adjudicó $65.343 millones, con una tasa promedio de corte de 61,234% anual. Poco antes del cierre del mercado de cambios realizó la segunda licitación, por $134.657 millones, con una tasa promedio de corte de 62,548 por ciento.

La tasa de política monetaria quedó en 62,119%, con un alza de más de dos puntos porcentuales respecto del lunes. En tres ruedas los rendimientos se incrementaron en 10 puntos porcentuales, al máximo desde el pasado 16 de noviembre.

La entidad cubrió la totalidad los vencimientos de LELIQ en el día, que ascendieron a $200.000 millones, lo que resultó en una mínima expansión monetaria por el pago de intereses. La entidad que preside Guido Sandleris está cumpliendo holgadamente con su meta de Base Monetaria para marzo.

Por otra parte, el stock de LELIQ superó el lunes el billón de pesos y, dadas las altas tasas de política monetaria que sostiene la entidad, aumenta la velocidad de incremento de este pasivo remunerado, que creció un 135% en poco menos de seis meses, desde los $432.851 millones del 1° de octubre a los actuales 1.015.619 millones de pesos.

Seguí leyendo: