Gremios aeronáuticos realizaron medidas de fuerza contra empresas que generarán nuevos empleos

Se cancelaron varios vuelos en Aeroparque como consecuencia de paros sorpresivos contra las low cost que crearán miles de nuevos puestos de trabajo

La medida de fuerza de este viernes afectó a 8.000 pasajeros
La medida de fuerza de este viernes afectó a 8.000 pasajeros

Desde el 2017 el Gobierno tiene un objetivo claro: duplicar el número de pasajeros que viajan en avión, tanto a nivel local como internacional. Para ello, desarrolló una estrategia que incluye el ingreso de nuevas compañías low cost, junto al fortalecimiento de la línea de bandera y un plan de inversión en infraestructura en aeropuertos, sobre todo en el interior del país. El objetivo no es solo que más gente vuele, sino también la generación de empleo tanto directo como indirecto en el sector aerocomercial.

La accesibilidad al avión como medio de transporte se convirtió en una política de Estado. Sin embargo, aún hay sectores sindicales que buscan hackear ese desarrollo a toda costa para mantener su poder, el que se fue debilitando en los últimos años.

Según datos oficiales, la cantidad de pasajeros creció 40% desde 2015. Además, para fin de 2018 se van a haber sumado en total 7,5 millones de pasajeros nuevos. Esto no significa solo más gente volando, también muchos empleos. Sin embargo, estos sectores intransigentes pretenden vulnerar la estrategia oficial con medidas de fuerza incoherentes.

Este viernes se cancelaron más de 30 vuelos en Aeroparque
Este viernes se cancelaron más de 30 vuelos en Aeroparque

El crecimiento aéreo es empleo de calidad directo e indirecto. Pero desde el principio los sindicalistas aeronáuticos se oponen a este avance y a la llegada de las compañías low cost. Con paros sorpesivos, principalmente, que perjudican a miles de pasajeros, buscan evitar la expansión del servicio que según estimaciones privadas en el corto plazo generará cerca de 5.000 nuevos empleos directos y más de 70.000 indirectos.

"Hoy tenemos a cientos de miles de personas que vuelan y antes no lo podían hacer porque era caro o no había conectividad. Lo de hoy es la muestra de las dos Argentinas: por un lado, la que mira para adelante con más conectividad; y por el otro, la que representan los intolerantes que hacen paro sin aviso previo dejando gente varada en un aeropuerto, sin entender muy bien las razones y perjudicando a cientos de pasajeros", se quejó el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Este viernes, una asamblea intempestiva con cese de actividades del gremio de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) que comanda Juan Pablo Brey, provocó la cancelación de más de 30 vuelos en Aeroparque y perjudicó a alrededor de 8.000 personas que no pudieron volar.

Cada avión que se suma a una flota significa entre 50 y 120 empleos nuevos
Cada avión que se suma a una flota significa entre 50 y 120 empleos nuevos

El titular de la ANAC, Tomás Insausti, denunció que la asamblea fue una excusa y que en realidad se trató de un paro encubierto. "Hay algunos líderes sindicales que perdieron su cuota de poder y hoy ya no tienen la decisión de quién trabaja o quién no. Esta queja o excusa quedó demostrada hoy. No fue un paro contra las empresas, fue un paro contra la gente que no pudo volar", sentenció.

En diálogo con Infobae, el responsable de la aviación civil en el país aseguró: "El Gobierno históricamente promovió el diálogo. Siempre hay cosas para mejorar y corregir, pero está claro que la política aerocomercial de democratización del cielo argentino no se negocia. Este es un cambio cultural, eso hizo el mundo y está probado que funciona".

El ingreso de nuevas empresas aéreas y el agregado de rutas a las ya existentes generarán un crecimiento en las flotas aéreas en la Argentina. Con respecto a 2015, habrá crecido un 25% a fines de este año y se prevé aumentar un 50% a fines de 2019.

En la última audiencia pública, las compañías solicitaron 792 nuevas rutas entre cabotaje (254) e internacionales (538)
En la última audiencia pública, las compañías solicitaron 792 nuevas rutas entre cabotaje (254) e internacionales (538)

Cada avión que se suma a una flota significa entre 50 y 120 empleos nuevos, dependiendo de la magnitud de la compañía. Y se calcula que por cada trabajo directo se crean 17 indirectos.

Todos estos avances representarán unos 2.200 nuevos puestos de trabajo directos (pilotos, tripulantes, logística y servicios aéreos, mecánicos) y casi 40.000 indirectos entre comercio, remises y taxis, como también más personas trabajando en los aeropuertos.

"FlyBondi, por ejemplo, cuenta ya con 430 empleados. A esto hay que sumarle los de Norwegian, que comenzó a volar la semana pasada, y los de JetSmart. En marzo de 2019 habrá entre 15 y 20 aviones más, es decir, unos 1.000 puestos nuevos de trabajo directo", explicó Insausti. En el caso de Norwegian, para fin de año van a estar incorporando entre 190 y 200 empleados y para 2019 unos 500 más.

"En 2015 había 97 aviones, hoy hay 122 aviones. En ese año solo operaban Latam Aerolíneas Argentinas/Austral y Andes. Hoy crecieron las tres y se sumaron Norwegian, FlyBondi, Lasa y Avianca. Estas dos últimas sumaron recientemente aviones nuevos", añadió el funcionario. Así, para 2019 se estima que habrá entre 144 y 150 aviones aproximadamente.

Datos del sector: se calcula que por cada empleo directo se crean otros 17 indirectos
Datos del sector: se calcula que por cada empleo directo se crean otros 17 indirectos

Además de la autorización de nuevas compañías y el otorgamiento de nuevas rutas, el Gobierno trazó un plan de infraestructura para construir aeropuertos y ampliar otros.

"En 2015 había solo cuatro provincias con conexión internacional. Hoy hay ocho. Próximamente se sumarán otras 10 provincias. En muy poco tiempo habrá 18 provincias con vuelos internacionales. Todo esto significa más comercios, más taxis, más remises, más trabajo. Sobre todo en el interior del país", destacó Insausti.

Nelson, el primer avión de la empresa FlyBondi
Nelson, el primer avión de la empresa FlyBondi

La oferta aerocomercial argentina continúa expandiéndose: entre octubre y diciembre de 2018 se incorporarán 27 nuevas rutas con 163 nuevas frecuencias semanales entre vuelos de cabotaje e internacionales.

"A pesar de que no es un buen año para la industria aerocomercial a nivel mundial por el aumento del precio del barril de crudo y la cotización del dólar, es un muy buen año para el sector en la Argentina. En octubre hubo un 15% más de pasajeros en comparación con el mismo período del año pasado", destacó el funcionario.

En el sector coinciden en que el turismo de verano viene muy bien de ventas y las líneas aéreas lo saben. "El crecimiento sigue y las perspectivas son muy favorables", añadió Insausti.

Vuelo de bautismo: Astor, el primer avión de Norwegian Argentina
Vuelo de bautismo: Astor, el primer avión de Norwegian Argentina

En la última audiencia pública, las compañías solicitaron 792 nuevas rutas entre cabotaje (254) e internacionales (538) y gestionaron el permiso para que las mismas sean operadas desde Buenos Aires (Aeroparque, Ezeiza y El Palomar), Córdoba, Neuquén y Comodoro Rivadavia.

Las empresas que presentaron sus pedidos para explotar vuelos regulares son:

Lan Argentina (3 rutas)
Baires Fly (5 rutas)
Avian (6 rutas)
Grupo Lasa (19 rutas)
Andes (199 rutas)
JetSmart (276 rutas)
Flybondi (284 rutas)

Además, Dangus y Cielos Mediterráneos, dos nuevas empresas que se suman al mercado aéreo nacional, que efectuaron pedidos para volar servicios no regulares.

Los 5 aeropuertos que más crecieron

– Rosario: en 2015 volaron entre enero y septiembre 178.000 personas, este año ya son 528.000. Implica un crecimiento del 197%.

– Mar del Plata: en 2015 volaron entre enero y septiembre 65.000 personas, este año ya son 174.000. Implica un crecimiento del 168%.

– Chapelco (San Martín de los Andes): en 2015 volaron entre enero y septiembre 23.000 personas, este año ya son 57.000. Implica un crecimiento del 147%.

– Puerto Madryn: en 2015 volaron entre enero y septiembre 17.000 personas, este año ya son 36.500. Implica un crecimiento del 115%.

– Santa Rosa: en 2015 volaron entre enero y septiembre 8.500 personas, este año ya son 17.500. Implica un crecimiento del 112%.

Las nuevas rutas que se inauguran en lo que queda del 2018

Noviembre:

Córdoba-Corrientes (Flybondi)
Buenos Aires-Zúrich (Edelweiss)
Aeroparque-Neuquén (Norwegian)
Aeroparque-Iguazú (Norwegian)
Aeroparque-Salta (Norwegian)

Diciembre:

El Palomar-Punta del este (Flybondi)
Córdoba-Punta del Este (Flybondi)
El Palomar-Asunción (Flybondi)
Salta-Panamá (Copa Airlines)
Aeroparque-Bariloche (Norwegian)
El Palomar-Santiago de Chile (JetSmart)
Mendoza-Concepción (JetSmart)
Mendoza-La Serena (JetSmart)
Córdoba-La Serena (JetSmart)
Córdoba-Santiago de Chile (JetSmart)
Mendoza-Santiago de Chile (JetSmart)
Ezeiza-Los Ángeles (American Airlines)

También se sumarán nuevos destinos internacionales. Habrá 25 ciudades del mundo a las que se podrá volar que antes no: Cochabamba y La Paz (Bolivia); Fort Lauderdale y Orlando (EEUU); Cozumel (México); Aruba (Reino de los Países Bajos); Porlamar (Venezuela); Antofagasta, Arica, Balmaceda, Concepción, Calama, La Serena, Puerto Montt y Temuco (Chile); Cartagena de las Indias (Colombia); Varadero (Cuba); Arequipa y Cuzco (Perú); Ciudad del Este (Paraguay); Samaná y La Romana (República Dominicana); Cabo Frío, Foz de Iguazú y Jericoacoara (Brasil).

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online